Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

ÁVILA

Audiard abre los ojos de Europa al drama de los refugiados con ‘Dheepan’

Jesuthasan Antonythasan
El actor Jesuthasan Antonythasan de la película 'Dheepan' asiste a la 60ª Semana Internacional de Cine de Valladolid, Seminci // Ical
Actualizado 03/11/2015 13:16:38
Redacción

Con cálidos aplausos recibió el público vallisoletano el estreno en España de 'Dheepan', el séptimo largometraje del realizador francés Jacques Audiard, que hoy levantó el telón de la 60ª edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid.

Con cálidos aplausos recibió el público vallisoletano el estreno en España de 'Dheepan', el séptimo largometraje del realizador francés Jacques Audiard, que hoy levantó el telón de la 60ª edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid. La Seminci echó a andar con una mirada crítica a la actitud de Europa hacia los refugiados, que huyen de conflictos bélicos en sus países de origen con la única intención de rehacer sus vidas y encontrar un futuro alejado de la guerra.

En su secuencia inicial, el film presenta la muerte, de una forma cruda y sin aspavientos. La guerra civil de Sri Lanka ha terminado tras tres décadas de crueldad, y unos soldados incineran sin ningún fasto los cadáveres de sus compañeros. Uno de ellos, el protagonista del film, lanza a los rescoldos sus propias ropas, su pasado, en una suerte de ritual de purificación que le ayude a emprender un viaje iniciático en busca de una nueva vida, alejado del horror, en la vieja Europa.

'Dheepan' habla de la supervivencia, de la resistencia y de la necesidad de encontrar gentes en las que apoyarte para afrontar los envites de la vida. Consciente de que la petición de asilo político será más fácilmente atendida si llega acompañado por una esposa y una niña pequeña, Dheepan unirá su futuro al de dos desconocidas, una mujer joven llamada Yalini y una niña de nueve años de nombre Illayaal, a las que hará pasar por su familia para encontrar un futuro mejor en Francia.

Audiard, uno de los directores contemporáneos que mejor han retratado la violencia en el cine, permite a esa familia ficticia dejar atrás la guerra civil que asoló su país de origen pero les ubica en Le Pré, uno de los suburbios del nordeste de París, donde las pandillas y el tráfico de drogas están a la orden del día.

Dheepan busca huir de la violencia, pero no le resultará sencillo dar la espalda a su pasado. En su primer sueño en su nuevo hogar, irrumpe una metafórica imagen de un gran elefante en plena selva, contenido, pero amenazante. Esa poderosa imagen condicionará la mirada que el espectador lanza al protagonista durante todo el film, hasta el abrupto desenlace final, que se precipita a partir de la aparición de nuevo de aquella imagen.

En la tensión cotidiana, en el vibrante día a día en los suburbios, en los choques interculturales entre los personajes, Audiard despliega su talento narrativo, que avanza a medio gas sin embargo en la descripción de los lazos interpersonales que se van creando entre los tres protagonistas a medida que la película avanza. Con numerosos guiños en su estructura a 'Taxi Driver', de Martin Scorsese, la ganadora de la última Palma de Oro en Cannes pone el énfasis en denunciar las guerras silenciadas, "sin testigos", que se suceden en infinidad de rincones del mundo sin que ningún gobierno con capacidad de acción se digne a prestarles atención.

Vidas paralelas

Hasta Valladolid se desplazó para respaldar el estreno de la película su protagonista, Anthonythasan Jesuthasan, cuya experiencia personal guarda no pocas similitudes con la vida de Dheepan, el hombre que encarna en la ficción. Cuando tan solo tenía 16 años, Jesuthasan se enroló en los Tigres Tamiles, el principal grupo opositor del gobierno en la guerra que asoló Sri Lanka durante 26 años, hasta 2009. Allí se entrenó y combatió como niño soldado hasta que cumplió los 19, cuando escapó hacia Tailandia, donde residió cuatro años antes de instalarse en Francia en 1993. Con 25 años le concedieron asilo político allí, y desde entonces ha trabajado en infinidad de lugares mientras escribía cuentos, artículos y libros de denuncia con el pseudónimo Shobasakthi, además de actuar en grupos de teatro ocasionalmente. 'Dheepan' es su primer largometraje como protagonista.

En Valladolid, explicó que hace años es seguidor del cine de Jacques Audiard, y cuando se enteró de que estaba buscando actores para su nueva película decidió presentarse al casting. "Él me eligió y haber participado en esta película ha sido una experiencia fantástica. Él me dio mucha libertad para trabajar, pero el Dheepan de la película es el que Audiard buscaba, no el que yo hubiera hecho por mi cuenta a partir de mi experiencia personal. Yo me limitaba a seguir sus indicaciones, por fortuna, porque si no la película no hubiera alcanzado el éxito que está teniendo", explicó.

"Satisfecho" por haber participado en un film que "muestra a todo el mundo cómo es la vida de los refugiados", Anthonythasan Jesuthasan manifestó que tras 22 años viviendo en Francia, sueña con el día en que pueda regresar a su país, algo que aún no es posible debido a que es una persona non grata por manifestar su opinión crítica en sus escritos contra el gobierno actual.

"En mi opinión, los refugiados llegan a Europa buscando una oportunidad para vivir. No venimos aquí para intentar robar la tierra, el trabajo o las casas a los europeos, sino intentando proteger nuestra vida. En Francia mucha gente participa en las manifestaciones de apoyo a los refugiados, hay que abrirles la puerta y protegerlos, porque son personas como el resto", argumentó.

Tras lamentar que, en la mayoría de los casos, se trate a los refugiados "como criminales", y recordar alguna mala experiencia en el aeropuerto de Toronto a su llegada para presentar la película en el festival canadiense, el actor señaló que "lo único que pedimos es un poco de igualdad". "Sólo queremos vivir una vida normal", expuso, tras recordar que la influencia colonialista de países como Inglaterra, Francia o Dinamarca, hace que los habitantes de Sri Lanka convivan desde bien pequeños con muchas culturas y no se consideren tan diferentes de los ciudadanos occidentales.

Cuestionado sobre el silencio informativo que existe en Europa sobre los conflictos bélicos que destrozaron países como el suyo, Jesuthasan denunció que "la gente en Europa no sabe qué sucede allí, pero sus gobiernos sí. Los gobernantes de Francia, Alemania, Inglaterra? nos usan como mercancía, saben perfectamente lo que está pasando y comercian con armas con los países en conflicto", denunció.

Galería

Jesuthasan Antonythasan
El actor Jesuthasan Antonythasan de la película 'Dheepan' asiste a la 60ª Semana Internacional de Cine de Valladolid, Seminci // Ical
Jesuthasan Antonythasan
El actor Jesuthasan Antonythasan de la película 'Dheepan' asiste a la 60ª Semana Internacional de Cine de Valladolid, Seminci // Ical
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información