Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

OPINIóN

Postales desde el faro : Identidades

patricio_cuadra
Actualizado 25/12/2015 00:27:19
Redacción

Por Patricio Cuadra

Permítanme saludarles en este día en el que sus ojos se posan, por primera vez y esperemos que no última, en las páginas de nuestro recién nacido Periódico de Castilla y León. De Castilla y León... Yo, cuando recorro las vastas tierras del imperio, léase aquí España, y me preguntan que de dónde soy, siempre digo que de Zamora. No recuerdo haber dicho nunca "de Castilla y León", o "castellanoleonés", que hasta el gentilicio se me hace arduo. Soy zamorano, como supongo que los de Ávila dirán que son abulenses y los de Soria, sorianos. Somos de una comunidad en la que cada uno anda por su lado y a la cual han intentado unir con una conjunción copulativa, la y griega esa que ven ustedes ahí en medio, y poco más. Y así estamos, nueve provincias unidas bajo la marca ´Castilla y León` como pudimos haber sido seis, o cuatro, o vayan ustedes a saber.

Pero centrémonos en lo que nos une. Centrémonos en la desertización de gran parte del territorio, el empobrecimiento progresivo de la agricultura y la ganadería, la despoblación... Ya dijo el poeta vallisoletano Luís López Álvarez en su poema ´Castilla, Canto de esperanza` acerca de los acontecimientos de Villalar en abril de 1521: "Desdeentonces, yaCastillano se ha vueltoa levantar. ¡Ay, ay! no se ha vueltoa levantar. En manosde rey bastardo, o deregente falaz. ¡Ay, ay! o deregente falaz. Siempre añorandouna junta... oesperandouncapitán". Tomen ese invocado ´Castilla` como nuestra ´Castilla y León` y así seguimos, pasando por manos de unos y de otros, pero sin levantar cabeza.

Vamos entonces a quedarnos con que estamos unidos, además de por esa y griega de la que les he hablado, por nuestra lengua común, que salvo laísmos localizados es más que bien tratada y usada en esta tierra. Y por lo magnífico que se come y se bebe, que si el yantar no une a los hombres, no sé yo ya qué entonces. Y miren, por este sentido del humor tan retorcido y puñetero que tenemos. Y por lo secos en el trato que somos, que también. ¿Ven? Les he creado una identidad nacional en unas pocas líneas. Aprovéchenla y háganla suya.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información