Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

VALLADOLID

Zakih Zayed: “En el Corán no aparece la palabra guerra. El Yihad es una revolución interna para hacer el bien”

EDA-03-12-15-Diego-Villacorta-Zakih-Zayed-y-Daniel-Duque-1024x683_1
Diego Villacorta, Zakih Zayed y Daniel Duque /Foto: Aquí en Valladolid
Actualizado 11/01/2016 10:46:35
Aquí en Valladolid

Imán de la Mezquita de Valladolid, reconoce que hay algunos musulmanes que están sufriendo el rechazo pero aboga por dar a conocer el "verdadero Islám"

Islamófobo: dícese de aquella persona que considera el Islám como un bloque monolítico, estático y poco reactivo al cambio. Así se define este concepto recogido hace ya varios años por el Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia (EUMC). Pero no solo esto. Además, añade otros ocho aspectos que catalogan los ´síntomas` de este rechazo a lo musulmán.

Estos criterios son, entre otros, la consideración del Islam como diferente y sin valores comunes a otras culturas. También es percibido como violento, agresivo o amenazador y, con frecuencia, se vincula a ideas políticas para adquirir ventajas militares. Además si se considera normal la hostilidad a los musulmanes o se tilda su cultura como irracional, primitiva o sexista se está ante una persona islamófoba. ¿Dónde se nota? Sobre todo, en la calle: "Algunos musulmanes me han dicho que se han alejado de ellos, cuando se montan en un autobús o si coinciden en algún espacio cerrado", destaca Zakih Zayed, imán de la Mezquita de Valladolid.

Sin embargo, a su juicio, el miedo es compartido y no es un sentimiento exclusivo de los occidentales: "No compartimos las ideologías de esas personas, por llamarles algo. No todos los musulmanes practican el Islam como debería ser y eso nos asusta también" incide. Y es precisamente ese punto, el del desconocimiento del Islam como religión y del Corán como referencia, del que se aprovechan los grupos terroristas para captar y llevar a sus filas a occidentales.

"Todas las religiones practican la paz"

Como ejemplo, ciertos pasajes del Corán, denominados suras, en los que a través de enseñanzas se desgrana una forma de vida. Si bien se habla de combates, de luchas y muerte ?al igual que la Biblia- en ningún momento se justifica el uso de las armas ni la violencia. Es más, son numerosos los historiadores que coinciden en que los extremistas islámicos sacan de contexto dichos pasajes y los muestran como inmutables y obligados a seguir a rajatabla cuando no lo son.

En este sentido, Zayed reflexiona y añade que lo que realmente preocupa es la falta de conocimiento especialmente dentro de los recientemente ´convertidos` al Islam: "Para valorar un dicho hay que conocerlo en profundidad. La gente que entra en el Daesh es por otro fundamento, pero esta religión practica, como todas, la paz". Además, coincide en que los terroristas yihadistas no conocen en profundidad el Islam y se aprovechan de él para "vendérselo" y agasajar a cambio de una "mejor vida" y de regalos a los recién llegados, confundiéndolos.

Otro de los puntos que más controversia genera es el Yihad, esa defensa que grupos como el Daesh apropian para justificar sus acciones, la denominada ´guerra santa` palabra que, según el imán de la mezquita de Valladolid, no existe ni aparece por ningún lado: "El Yihad quiere decir hacer un esfuerzo para ganar la vida, es una revolución interna para hacer el bien. Está prohibido matar, el Islam detesta a los agresores". Ante esta desvirtualización de lo musulmán Zayed es claro, hace falta información: "Muchos musulmanes no saben leer ni escribir y es fácil engañarlos y llevarlos a un terreno que no conviene. Necesitan ser guiados y conocer el Corán en su plenitud. Con esfuerzo se conseguirá". Cuestión de fe.

Siria: Fronteras cada vez más férreas

Los sucesos acaecidos en París han empañado la visión sobre la oleada de migración de ciudadanos sirios -4 millones en el recién finalizado 2015-, huyendo del conflicto bélico en su país. Ya se han tomado medidas contundentes como el cierre de fronteras entre Siria y Turquía, principal punto de entrada, o la negación de algunos estados norteamericanos a acogerlos: "Ellos huyen de su país, quieren venir a mejorar su vida y cuando puedan, regresar a su tierra", destaca Daniel Duque de la Asociación de la Comisión Católica de Migración (ACCEM), quien asegura que muchas veces la sociedad no distingue entre refugiados e inmigrantes.

Y ese ejercicio de autocrítica es el que pide para la ciudadanía: "El cierre de fronteras provocará que algunos soliciten asilo, los que se lo puedan permitir". ACCEM lleva trabajando con refugiados desde hace 20 años, pero en los últimos tres cuenta también con los procedentes de Siria, donde ahora cuentan con tres personas del último convenio suscrito por el Gobierno Central: "En casi todo el país la gente ha mostrado su solidaridad con estas personas que no invaden sino que huyen de su país. No se pueden perder libertades por miedo", concluye Duque.

Valladolid contará con la mezquita más grande de Castilla y León

El ´Centro Cultural Islámico` contará con 9.000 metros cuadrados en una nave que, aunque mantendrá la apariencia exterior normal, contará con aulas, zonas donde lavarse las manos antes de rezar, biblioteca y, en un futuro, instalaciones como piscina, frutería, carnicería, etc. En la segunda de las fotos la situación actual y el boceto de cómo quedará la sala de oración. Estará ubicada en la calle Santa Eulalia, junto a la carretera de Villabañez.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información