Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

LEóN

“Fue un crimen premeditado”

Montserrat_Raquel_y_Triana_1
Actualizado 25/01/2016 12:55:39
Redacción

Los Policías Nacionales que participaron en la investigación del asesinato de Isabel Carrasco aseguran que tanto en el ordenador de Triana como en el de su madre se encontró información sobre la dirigente popular y la compra de armas

Varios Policías Nacionales que participaron en la investigación por el asesinato de Isabel Carrasco prestaron declaración esta mañana ante el tribunal que juzga los hechos y aseguraron que se han encontrado numerosos indicios que prueban que la muerte de la presidenta de la Diputación de León fue un crimen premeditado. "Tanto en el ordenador de Triana como en el de Montserrat se ha encontrado numeroso material periodístico sobre la política y sobre la compra de armas", confirmaron los agentes.

La primera en declarar en la tercera sesión del juicio por el asesinato de Isabel Carrasco que se celebra en la Audiencia Provincial de León fue una de las inspectoras de la Brigada Científica de la Comisaría de Policía Nacional de León que fotografió la ropa de la autora confesa y quien le hizo la prueba para encontrar residuos de los disparos en las manos de Montserrat.

"Se frotaba mucho las manos con la chaqueta y creí que se estaba intentando quitar los residuos" señaló la agente antes de declarar que a ella no le pareció ver que Montserrat sufriera ningún tipo de trastorno psicológico.

El segundo testimonio, otro agente de la misma brigada, fue el encargado de fotografiar el cadáver, el entorno y el interior del coche de Raquel Gago donde se encontró el bolso con el arma homicida. Otra agente que prestó declaración fue la encargada de realizar el reportaje fotográfico en el Mercedes de Triana, en su presencia y la de su letrado. En el salpicadero había un tique de la ORA que comenzaba a las 16.52 y acababa a las 18.21.

El cuarto testigo en declarar fue una agente de la Policía Judicial que participó en el registro del domicilio de Triana en la noche del 12 al 13, y donde se encontró un arma dentro de una bandolera, munición, fotografías, recortes de prensa con anotaciones, papeles con precios de pistolas, marihuana distribuida en bolsas, ordenadores y memorias extraíbles.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información