Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

ÁVILA

Moshé Haelian: "Auschwitz era un infierno"

img_50077
El superviviente de Auschwitz Moshé Haelian en el Día del Holocausto en Ávila /Foto: Ávilared
Actualizado 26/01/2016 12:06:37
Ávila Red

El superviviente ha recordado los 21 meses que permaneció en el campo de concentración y donde perdió a toda su familia y de donde no pensó que saldría vivo

Nacido en Salónica -una ciudad con 60.000 judíos- hace 91 años, en Auschwitz perdió a su madre, hermana, abuelos y tíos, que vivieron horas después de llegar allí: "uno nunca sabía si al minuto siguiente estaría vivo, era un lugar en el que los niños estaban condenados a morir con sus madres", porque "sólo quienes podían trabajar podían sobrevivir un tiempo" y "al resto les esperaba la muerte".

El testimonio de Haelian, que es en ladino, recuerda cómo vio como llegaron en 1941 las tropas de Hitler a Grecia cuando él tenía 16 años, y aunque tuvieron que colocarse la estrella amarilla que distinguía a los judíos, no hicieron nada contra ellos. Luego vio "como se cerraban escuelas y periódicos", y a su padre no le pudieron enterrar con un funeral en la calle, y luego "todo comenzó a empeorar más".

Rememora que pensó, al llegar Auschwitz, que era un campo de trabajo, para luego conocer la realidad, un lugar en el que vivían "muy espantados", a unos kilómetros de los hornos crematorios de Birkenau.

Superviviente de un negro episodio de la humanidad, Haelian ha participado en el acto que el Ayuntamiento de Ávila ha celebrado para conmemorar el Día del Holocausto, y también ha ofrecido una conferencia.

Ángel de Budapest

En el tercer año en que se conmemora en Ávila esta fecha -el 27 de enero fue cuando se liberó el campo de concentración- también ha acudido Juan Carlos Sanz Briz, hijo de 'El Ángel de Budapest', Ángel Sanz Briz, el diplomático español que ayudó salvar la vida a miles de judíos húngaros cuando el ejército alemán invadió Hungría.

"Yo no había nacido, mi padre era el encargado de negocios de la Embajada de España en Hungría, cuando salvó a unos 5.500 judíos perseguidos por el régimen nazi proporcionándoles cartas de protección y pasaportes y luego alquilando casas para refugiarlos".

"Se salvaron -ha rememorado- gracias a esa acción humanitaria en momentos muy peligrosos, en los que él se jugó la vida y la carrera diplomática, porque no tenía autorización del Gobierno de España pero hizo lo que le mandaba su conciencia".

Seis velas

En el acto se han encendido seis velas por los muertos a raíz del holocausto, y ha intervenido el director general del Centro Sefarad-Israel, Miguel de Lucas, quien ha reivindicado "justicia para recordar a aquellos que fueron brutalmente asesinados, y que algo así no vuelva a suceder en ningún sitio".

"Ninguna sociedad por avanzada libre y democrática que sea está inoculada contra la barbarie, contra el peor ejemplo de la barbarie humana", ha manifestado.

El acto celebrado en el Palacio de Superunda ha contado con la música de guitarra del profesor de la Escuela Municipal de Música Jesús Gutiérrez.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información