Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

LEóN

La hermana de Gago asegura que la acusada no sabía que el arma del crimen estaba en su coche

ICAL318109_2
Fermín Guerreo junto a su defendida, Raquel Gago
Actualizado 04/02/2016 18:23:49
Redacción

En la mañana de hoy comparecieron los testigos que estaban llamados a declarar el día que 'desapareció' Fermín Guerrero

La Audiencia Provincial de León volvió a acoger en la mañana de hoy una nueva sesión del juicio por el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco. En el día de hoy declararon aquellos testigos que lo iban a hacer el día que 'desapareció' el abogado de Raquel Gago, Fermín Guerrero. La hermana, dos amigas, la hija de la dueña de la tienda de restauración, su pareja y los policías que revisaron el coche de la acusada comparecieron en el día de hoy.

La primera en comparecer fue Beatriz Gago, hermana de la acusada. Esta aseguró que Raque no tiene nada que ver con la muerte de Isabel Carrasco. Relató que cuando vio el bolso ? el día después del crimen cuando ellas dos y una amiga estaban metiendo un bici en el coche- "se puso muy nerviosa y dijo esto no tenía que estar aquí. Me debió dejar esto en el coche".

La hermana de Gago señaló que habló con Raquel sobre las 18:05 horas y le preguntó que si sabía lo que había sucedido con Montserrat y Triana. "Luego te cuento que yo sé algo más pero ahora estoy en clase de restauración", me respondió. Después, cuando volvió a conversar con ella esta le contó que había tomado café con la hija de la asesina confesa pero no que la hubiera visto instantes después del crimen.

Beatriz Gago también conocía a Triana y sabía de la mala relación que esta tenía con la víctima puesto que en alguna ocasión le comentó que "Isabel le tenía mucha manía, era mala y que habían amañado el examen para que no sacará la oposición", declaró.

Amigas de Raquel Gago

Lorena Pulgar, amiga de Raquel Gago, aseguró que ella no tenía conocimiento de que la acusada hubiera tomado café con Triana ni que la hubiera viso instantes después del crimen. "A mí solo me dijo que la habían invitado a comer", aclaró.

La testigo relató que cuando se enteró de lo sucedido llamó a Gago y fue con ella hasta su casa en el coche de la acusada. "Me monté en la parte de atrás pero no noté nada, podría ser que estuviera allí pero no vi nada.

La otra amiga de Gago, la que presenció como la acusada encontraba el arma homicida en la parte trasera de su coche aseguró que se puso "nerviosísima y fue en ese momento cuando reconoció que la tarde anterior había tomado café con Triana y su madre. También no habló del controlador de la ORA y de que Triana le abrió el coche".

Hija de la dueña de la tienda de manualidades

Después de asegurar que debido a la enfermedad de su madre la tienda funcionaba con bastante "desbarajuste", explicó que en aquellas fechas el establecimiento abría a las cuatro de la tarde, refrendando así la versión de Gago de por qué se encontraba allí esperando desde hacía tiempo cuando se encontró con un controlador de la ORA y posteriormente apareció Triana, quien introdujo el revólver en su coche sin que ella se diera cuenta, siempre según el testimonio de Gago. "Me parece muy injusto todo esto. Me siento fatal porque mi madre estaba muy enferma y estaba la tienda cerrada", manifestó entre lágrimas.

Pareja de Raquel Gago

"Pobre la abuelina, se va a morir cuando se entere", le dijo tras comentar la detención de su amiga Triana y de su madre Montserrat. Raquel como "una persona excelente" no le contó a su novio que había tomado café con las dos detenidas poco antes de los hechos ni que Triana se había acercado a su coche minutos después del crimen.

Policías

Los testimonios de los policías que revisaron el coche de Gago discreparon sobre si su tamaño impediría o no ocultarlo debajo del asiento del copiloto, donde estaría según la defensa de la agente local. Dos de los que prestaron testimonio hoy ven imposible ocultarlo en ese punto y un tercero cree que sí entraría. El bolso ocupaba todo el espacio disponible para los pies, aunque al contrario que los anteriores sí cree que cupiese debajo del asiento.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información