Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

CASTILLA Y LEóN

La criminalidad se reduce un 3,6% en Castilla y León en 2015

Criminalidad
Infracciones penales registradas en Castilla y León en 2015
Actualizado 09/02/2016 21:37:04
Redacción

Seis de los siete indicadores de tipología penal presentan cifras que indican un descenso de la criminalidad en Castilla y León, sobre todo los delitos que tienen que ver con la delicuencia violenta contra las personas

Durante 2015 se han registrado en Castilla y León un total de 74.265 infracciones penales, lo que constituye un -3,6% menos con respecto al año 2014, cuya cifra ascendió 77.013. Esta bajada sigue la tendencia general descendente de los últimos años. Sobre todo descienden los delitos que tienen que ver con la delicuencia violenta contra las personas.

Con estos datos, la tasa de criminalidad (infracciones penales por cada 1.000 habitantes) en Castilla y León se sitúa en 30, por debajo de la media de España que es de 43,7.

El Ministerio del Interior presenta este mediodía el Balance de Criminalidad acumulado correspondiente al año 2015. En este informe se recoge y se presenta la evolución de la criminalidad en España registrada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad dependientes de las Comunidades Autónomas (Ertzaintza, Mossos d'Esquadra y Policía Foral de Navarra), y también por aquellos Cuerpos de Policía Local que facilitan datos al Sistema Estadístico de Criminalidad.

Bajan los delitos con violencia contra las personas

En Castila y León bajan en el acumulado enero-diciembre de 2015 todos los tipos de delitos y faltas con respecto al mismo periodo de 2014, excepto la sustracción de vehículos a motor.

Descienden, sobre todo, los delitos que tienen que ver con la delincuencia violenta contra las personas: homicidios y asesinatos consumados (-35,7%); los robos con violencia o intimidación (-2,3%), o los robos con fuerza en domicilios (-7,9%). También descienden los delitos de tráfico de drogas (-17,9%); los daños (-2,7%), y los hurtos (-3,6%). Sube el índice de sustracciones de vehículos a motor (5,2%).

Comparabilidad internacional de las estadísticas

Este balance constituye una recopilación de las infracciones penales registradas no solo a nivel nacional, sino también desagregadas por Comunidades Autónomas y provincias. Asimismo, se incluyen los datos de criminalidad de aquellas capitales de provincia y de las localidades con población superior a 50.000 habitantes (según padrón oficial del Instituto Nacional de Estadística a fecha 1 de enero de 2015), y los datos correspondientes a los territorios insulares de Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote, La Gomera, El Hierro, La Palma, Tenerife, Ibiza, Formentera, Mallorca, y Menorca.

En cuanto a las tipologías penales que recoge el Balance, cabe recordar la modificación implementada por la Oficina Estadística de la Unión Europea (EUROSTAT) el pasado mes de septiembre con el objetivo de hacerlas coincidir con la nueva Clasificación Internacional del Delito con fines estadísticos (ICCS) de Naciones Unidas.

Así, y por segunda vez consecutiva, en este balance se relacionan los indicadores de criminalidad correspondientes a las siguientes categorías: Delitos y Faltas (UE), Homicidios Dolosos y Asesinatos consumados (EU), Robo con Violencia e Intimidación (EU), Robos con Fuerza en Domicilios (EU), Sustracción Vehículos a Motor (EU), Tráfico de Drogas (EU), Daños y Hurtos. Todo ello con la finalidad de que los datos estadísticos resulten coincidentes con los de Naciones Unidas, lo que permitirá mejorar la coherencia y la comparabilidad internacional de las estadísticas sobre la delincuencia y mejorar la capacidad de análisis, tanto a nivel nacional como internacional.

Por otra parte, las últimas reformas legislativas operadas en nuestro país, y en concreto, las Leyes Orgánicas 1 y 2 del 2015 que han modificado la también Ley Orgánica 10/1995 del Código Penal, han repercutido sobre las estadísticas de criminalidad. La más importante de todas ellas ha sido la supresión de las faltas penales, transformándose algunas de ellas en delitos leves, y otras han sido reconducidas a la vía administrativa. En el Balance del año 2015 no solo se computan las cifras relativas a las infracciones penales tipificadas en el Código Penal anteriores a la reforma del año 2015, sino aquellas otras, nuevas o modificadas, resultantes de la misma.
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información