Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
La nueva PAC no satisface a los profesionales del campo palentino

La nueva PAC no satisface a los profesionales del campo palentino

PALENCIA
Actualizado 01/03/2016 13:25

Los responsables de las organizaciones profesionales agrarias (OPAs) de Palencia, Honorato Meneses (Asaja), Domiciano Pastor (UPA), David Tejerina (COAG) y Francisco J. Salvador (UCCL) hacen un balance de las ayudas de la PAC (Política Agrícola Común) de 2015 y de las previstas para el presente año. Y, según su veredicto, la nueva normativa europea no satisface las expectativas de los profesionales del campo palentino

HONORATO MENESES (ASAJA)

"La nueva PAC es más confusa y compleja"

Los agricultores y ganaderos estamos viviendo el primer año con la reforma de la Política Agraria Común en marcha, que debe durar hasta 2020. O eso esperamos, porque siempre puede llegar una reforma de la reforma, si los presupuestos no se cumplen y hay que recortar todavía más las ayudas.

Los profesionales del sector teníamos depositadas muchas esperanzas en que las injusticias del periodo anterior se corrigieran, y los especuladores que se aprovecharon del sistema fueran expulsados de él para dejar de campar a sus anchas.

Mientras la ministra de Agricultura anuncia que se van a acabar los agricultores de sofá, por esa definición de agricultor activo que obliga a que un 20% de los ingresos provengan del sector agrario, nos enteramos a renglón seguido de que diferentes figuras societarias, que incluyen hasta a las empresas que gestionan campos de golf, podrán cobrar la PAC (siempre pueden cambiar el sofá por el palo de golf).

La tendencia de la PAC va por dos direcciones muy claras. Por un lado, la agricultura cada vez va a tener menos peso en el presupuesto comunitario, es decir que los recortes continuarán y habrá todavía menos dinero para la PAC. Por este motivo cada vez cobra más importancia que las ayudas vayan dirigidas a los verdaderos profesionales del sector.

Por otro lado, esas ayudas irán cada vez más ligadas a nuevas condiciones de protección del medio ambiente y bienestar animal, los pagos verdes o "greening" cada vez tendrán más importancia.

Pero esto no debe chocar con nuestro derecho a producir. Esta nueva PAC que se anuncia más profesional y más verde, al final se queda en más confusa y compleja. La legislación y las normativas cada vez están más alejadas de la realidad del sector, y por eso su aplicación cada vez es más difícil.

Incertidumbre en los cobros

Debido a esta complejidad en su tramitación por la cantidad de requisitos, controles administrativos y normativas que hay que aplicar, muchos perceptores de la provincia de Palencia no han cobrado a fecha de hoy las ayudas o parte de ellas. La asignación de derechos que la administración se comprometió a hacer a finales de año todavía no se ha producido, y los titulares de esos derechos no conocen su valor real.

En la provincia de Palencia se va a producir una disminución sobre lo que se cobraba en el sector respecto a años anteriores, pero no se va a saber con exactitud hasta que no sepamos el valor de nuestros derechos, la disciplina financiera que se va a aplicar y lo que se va a cobrar en la provincia de Palencia en pagos asociados.

DOMICIANO PASTOR (UPA)

"Los agricultores recibirán menos importe de ayuda en estos 5 años"

Las ayudas de la PAC son una compensación a la pérdida de renta de los agricultores y ganaderos. Éste es el fin que persigue y que intenta cumplir sin mucho éxito en sus años de funcionamiento.

La PAC que hoy tenemos, tiene muy poco que ver con la de sus inicios, allá por el año 1992. Las directrices han ido evolucionando, hacia una mayor complejidad, más burocracia y más papeleo.

Al mismo tiempo, esta evolución ha traído más compromisos medioambientales a cumplir por el agricultor y ganadero, que repercuten de forma favorable en toda la sociedad. Estas exigencias medioambientales no se han compensado económicamente, ya que los presupuestos de la PAC han ido reduciéndose en su cuantía en cada una de las reformas que hemos tenido.

Los importes que reciben los agricultores y ganaderos, que son importantes, no cubren para nada la perdida de rentas como consecuencia de la bajada de precios en los productos que venden.

En Palencia se reciben anualmente unos noventa millones de euros para todos los agricultores y ganaderos que hacen solicitud de ayudas PAC. El número de solicitudes a nivel provincial es de siete mil aproximadamente.

El número de solicitudes PAC se viene reduciendo en los últimos años, con una caída aproximada al 10% del año 2014 al 2015, como consecuencia de la entrada en funcionamiento de la nueva PAC 2014-2020.

Las cuentas a nivel de la comunidad de Castilla y León tienen unos ochenta y cuatro mil perceptores de ayudas PAC que reciben un importe aproximado de mil millones de euros anuales. Estos importes se irán reduciendo hasta el año 2020, por la aplicación de la convergencia del importe de los derechos PAC.

Dentro del número de perceptores de ayudas PAC, nos encontramos con datos que nos tendrían que hacer pensar, no en la cantidad, sino en cómo se distribuyen estas remesas económicas.

A nivel de Castilla y León y también de Palencia, algo más del 50% de las solicitudes PAC son de personas que no están dadas de alta en la seguridad social agraria.

Si comparamos nuestros datos con algunos de nuestros vecinos, nos encontramos con que en España hacemos unas 800.000 solicitudes PAC, mientras que en Francia por ejemplo, se hacen unas 400.000, el 50% para una agricultura más desarrollada y potente que la nuestra.

Cambios

En esta nueva PAC, nos hemos encontrado con cambios importantes. El primero de ellos ha sido una reducción de entre el 10% y el 15% en el presupuesto, que, trasladado a nivel individual, implica que los agricultores recibirán menos importe de ayuda durante estos próximos cinco años.

El segundo ha sido la imposición de una PAC "más verde" o el "greening", que, gracias a la capacidad de adaptación de los agricultores, no ha supuesto ningún problema y ha propiciado una diversificación de cultivos y un beneficio para la biodiversidad y la mejora de la tierra.

Otra consecuencia de la nueva PAC ha sido la puesta en marcha de cultivos fijadores de nitrógeno, más de 700.000 hectáreas a nivel del Estado español, que suponen un beneficio medioambiental muy importante y una reducción del uso de determinados medios de producción.

Por otro lado, sería necesario no complicar más la gestión a los agricultores y ganaderos, con una nueva revisión de la PAC, referida al pago verde y a la convergencia de los derechos PAC, por lo que animamos a todo a participar y opinar sobre esta nueva revisión.

En estos últimos días, se conocían los importes finales de las ayudas asociadas al ganado vacuno, que son de 95 euros para vacuno de carne, y 120 euros para vacuno de leche para las primeras 75 vacas. En el ovino y caprino aún se desconoce el importe de la ayuda.

DAVID TEJERINA (COAG)

"La nueva normativa supone una zancadilla para la fijación de población en el medio rural"

El sector profesional agrario de Castilla y León ha sufrido el pasado año, en primera persona, las consecuencias de dos asuntos relevantes como han sido, por un lado, la nueva reforma de la PAC y, de otro, la pérdida de renta real de los agricultores y ganaderos motivada por los bajos precios generalizados percibidos por sus productos.

En 2015 el número de solicitudes PAC en Castilla y León fue de 84.234, de las cuales en Palencia se realizaron 6.990 (480 solicitudes menos que en el año 2014), de estas solicitudes, 266 corresponden a la nueva ayuda directa a jóvenes.

Importante reseñar que en el periodo de PAC 2007-2014 el número de bajas en la seguridad social agraria fue de 1.078, mientras que el número de incorporaciones de jóvenes con ayuda fue de 482 en la provincia de Palencia. Lo que indica una disminución del número de profesionales del sector agrario, motivada, en parte, por la complejidad de la tramitación de las ayudas de incorporación de jóvenes al sector y la insuficiencia de fondos para las mismas.

La nueva PAC por entregas ha demostrado ser muy insuficiente en aspectos que se derivan del concepto de agricultor activo (ATP), dado que, sin tener un alto porcentaje de ingresos de venta de productos agrarios, muchos perceptores han sido tratados como agricultores activos, desaprovechando un momento histórico para haber acabado con gran parte de especuladores de ayudas PAC.

La aplicación por primer año de la nueva PAC 2015-2020 ha puesto en evidencia no sólo lo farragosa, compleja y confusa que ha sido para los agricultores y ganaderos, sino también lo poco que tuvo en cuenta el gobierno español la propuesta en forma de documento que COAG había presentado en defensa del "agricultor activo".

En 2015 se produjo además un retraso a la hora de saber realmente lo que había derecho a cobrar, ya que el Ministerio de Agricultura no fijó la cuantía provisional de los derechos de pago base hasta casi finalizado el año.

Así pues, nos vamos a encontrar en 2016 con una PAC muy compleja desde el punto de vista técnico, con muchos cambios de normativas, nuevos sistemas para calcular los fondos y con bastante menos presupuesto.

Numerosos problemas

COAG denuncia que esta nueva PAC sigue generando numerosos problemas para los productores, como por ejemplo, el coeficiente de admisibilidad de pastos (CAP), que supone un recorte de ayudas a un buen número de ganaderos, dejándoles en muchos casos sin futuro por la reducción de hectáreas admisibles.

La normativa europea, con el consentimiento del Gobierno español, castiga prácticas de la ganadería extensiva habituales en nuestro país, en lo que respecta al aprovechamiento de pastos en zonas con pendiente y arbolado. En definitiva, esta normativa supone una zancadilla para el mantenimiento de biodiversidad, la cultura, la historia, la tradición, el aprovechamiento de los recursos naturales y la fijación de la población del medio rural.

Además se ha aprobado el PDR 2014-2020 con graves deficiencias, puesto que, por un lado, desaparece la figura de ATP (agricultor a titulo principal) y, de otro, las medidas a favor de los mismos como en su día fueron las ayudas a zonas desfavorecidas (IC), y a su vez se han visto reducidas a la mínima expresión las ayudas agroambientales.

En definitiva, la nueva PAC debe centrarse en conseguir una actividad agraria rentable, con unos precios remunerativos por encima de los costes de producción y que permita el relevo generacional en un marco de sostenibilidad social, económica y ambiental.

FRANCISCO J. SALVADOR (UCCL)

"Los cambios en la aplicación de la PAC no corrigen las deficiencias ni los desequilibrios históricos"

El 30 de diciembre de 2015 se publicó el Real Decreto 1172/2015, por el que se modifica a partir del 1 de enero de 2016 los reales decretos que regulan la aplicación de la PAC en España. Modificaciones que, aunque algunas sí son importantes, gracias a la denuncia formulada por UCCL a través de nuestra organización estatal (La Unión de Uniones), no subsanan ni corrigen las deficiencias y desequilibrios históricos en la distribución de estas ayudas.

Se mantiene intacta la figura del agricultor activo, una definición "descafeinada" que permite el cobro de las ayudas directas prácticamente a todo el mundo, incluso a agricultores que no cuenten con casi ningún ingreso agrario, siempre que asuma el riesgo empresarial de la actividad que declara en su solicitud de ayudas PAC.

UCCL reivindica que el agricultor activo sea quien disponga al menos de un tercio de ingresos agrarios con respecto a los ingresos totales, modificación que la normativa comunitaria permite y que se aproxima más a lo que conocemos como agricultor profesional.

En cuanto a la situación de los pagos, de acuerdo con los datos conocidos, el primer pago de las ayudas PAC se realizó a finales de octubre y correspondió, en la mayoría de los casos, con el 70% del pago básico y pago verde, excepto los agricultores acogidos a la agricultura o ganadería ecológica, que tan sólo percibieron el 70% del pago básico.

El segundo pago, realizado a finales de diciembre, corresponde hasta el 95% del pago básico y verde a los agricultores y ganaderos que tienen asignación provisional de derechos y no tienen incidencias. Asimismo, en este segundo pago, también se han abonado las cantidades correspondientes a las ayudas asociadas a cultivos proteicos, vacas nodrizas, remolacha, legumbres de calidad y arroz.

Castilla y León ha sido la primera comunidad autónoma que ha permitido a los profesionales agrarios poder consultar el importe provisional de los derechos de pago básico y su convergencia hasta el 2019; también ha sido la primera en abonar el primer anticipo.

No obstante, aún quedan muchos agricultores y, sobre todo, ganaderos que no han recibido los correspondientes pagos de las ayudas de la PAC de 2015 por diferentes motivos: controles administrativos o de campo, cambios de titularidad, incidencias de control sobre el terreno u otros problemas burocráticos que aún sabiendo que la Junta está en plazo y tiene hasta junio del 2016 para abonarles, no deja de suponer un problema importante que está ocasionando graves problemas de liquidez a los agricultores y ganaderos.

Por eso esta organización agraria solicita a la Junta celeridad en el pago de la PAC a los agricultores y ganaderos de Castilla y León y que no espere hasta el plazo máximo para proceder al pago de estas ayudas.

Según fuentes cercanas a la consejería de Agricultura y Ganadería, se procederá a un nuevo pago de las ayudas directas en el mes de marzo de 2016. Simplemente recibirán estos importes los perceptores cuyas incidencias hayan sido resueltas.

Ayudas para 2016

En cuanto a la PAC 2016, señalar que el plazo de presentación comenzó el pasado 1 de febrero y finalizará el 30 de abril y, de forma excepcional para esta campaña, el inicio de la comunicación de cesiones de derechos de pago básico coincide con la declaración única, si bien resuelta incongruente que iniciado el plazo de cesiones no se conozcan los derechos definitivos asignados a cada agricultor, lo que se espera se comunique antes del 1 de abril de 2016.

Para las cesiones de derechos de pago básico será necesario que tanto cedente como cesionario cumplan la condición de ser agricultores activos salvo herencias y/o si un cesionario es un agricultor que inicia la actividad agraria. Por otra parte, los derechos activados en el régimen simplificado de pequeños agricultores no serán trasmisibles, salvo en caso de sucesiones inter vivos o mortis causa, a condición de que el sucesor cumpla los requisitos para beneficiarse del régimen de pago básico y reciba en la cesión todos los derechos de pago que posea el cedente.

Especial atención merecen las retenciones y los impuestos aplicables a estas cesiones. Conviene recordar que las ventas de derechos sin tierra estarán sujetas a IVA y al impuesto de Incremento de Patrimonio del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas.

Importante igualmente que el agricultor conozca los periodos en los que se llevarán a cabo la verificación de la diversificación de cultivos y el cálculo de sus correspondientes porcentajes, que será de mayo a julio, así como la información referente a la superficie de interés ecológico (SIE) que las explotaciones con más de 15 ha de tierras de labor necesitarán disponer: al menos un 5% de tierras de barbecho o superficies dedicadas a cultivos fijadores de nitrógeno. Muy importante recordar que los cultivos fijadores de nitrógeno no pueden ir seguidos de barbecho, si éstos pretenden computarse como SIE, u otro fijador de nitrógeno salvo los forrajes plurianuales.

En los pagos esperados del año 2015 se espera una reducción de entre el 6 y el 8 % para poder hacer frente a las ayudas acopladas, así como financiar la reserva nacional.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información