Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
Diversidad para disfrutar en Semana Santa

Diversidad para disfrutar en Semana Santa

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 03/03/2016 23:40

La Comunidad cuenta con numerosas procesiones llenas de curiosidades que sorprenderán a propios y extraños

A pocos días para que dé comienzo la Semana Santa en Castilla y León, que en ocho de sus ciudades ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, proponemos un recorrido por sus procesiones. A las habituales y más sonadas, acompañadas siempre por magnificas tallas, se unen otras que, quizá, son menos conocidas, pero que están llenas de peculiaridades y curiosidades que pueden hacer las delicias de todos aquellos que visiten nuestra comunidad entre el 20 y el 27 de marzo.

De hábito la mortaja

Durante el Vía Crucis del Viernes Santo se lleva a cabo el Santo Entierro de Bercianos de Aliste (Zamora). Una procesión en la que los penitentes llevan puesta la mortaja con la que serán enterrados cuando mueran, tradición que se remonta a las epidemias de la peste en la Edad Media. Se celebra en la cima de una montaña y es costumbre que las mujeres de Bercianos de Aliste, antes de contraer matrimonio y durante el primer año de noviazgo, confeccionen la túnica blanca a sus futuros esposos pertenecientes a la cofradía. Esta prenda mortuoria formará parte del ajuar el día de contraer matrimonio. Los que no pertenecen a la cofradía suelen llevar la capa alistana parda portando un farol.

Esta procesión tiene una ´copia` en Zamora capital: ´la de las Capas Pardas`. Es una procesión muy tradicional de Zamora, y es muy diferente a las demás que se suelen ver en el resto de ciudades. Alrededor de 150 cofrades de la Hermandad de la Penitencia visten la típica capa parda alistana sobre traje oscuro y llevan un antiguo farol de hierro forjado. Sale sobre las doce de la noche del Miércoles Santo. El único paso que llevan es el ´Cristo del Amparo`, y entonan el Miserere popular de la tierra de Aliste, comarca a la que está dedicada esta procesión.

La plaza Mayor como gran escenario

Una de las procesiones mas madrugadoras de toda Castilla y León es el ´Sermón de las Siete Palabras`. Uno de los actos más singulares de Valladolid y que cuenta con fama internacional. Desde 1932, a petición del Arzobispo Remigio Gandásegui, cada mañana del Viernes Santo la Cofradía de las Siete Palabras organiza un ´ejercito` que desde las ocho y media de la mañana recorre las principales calles de la ciudad anunciando la celebración que da comienzo a las doce del mediodía.

En 1943, ante la afluencia de público para presenciar este acto, pasó a celebrarse en la plaza Mayor. Esta se transforma en un escenario del siglo XVI donde "a mediodía de hoy, Viernes de la Cruz, ante todas las autoridades locales, cofradías penitenciales y pueblo fiel se expondrán las Siete Palabras que Cristo Nuestro Señor dijo desde la Cruz".

Imágenes articuladas

La tarde del Viernes Santo encontramos en Salamanca la procesión de ´El Descendimiento` en el Humilladero del Campo de San Francisco, una tradición de más de 400 años de vida desde que comenzará allá por 1615 a imitación de la que se desarrollaba en esos momentos en otros lugares como Madrid, que a su vez lo había exportado de tradiciones en países de Sudamérica y Centroamérica.

El Acto del Descendimiento, organizado por la Cofradía de la Vera Cruz (1506 con orígenes en 1240), seha convertido en uno de los pilares fundamentales de la Semana Santa salmantina. Consiste en un Sermón seguido de un desenclavo de la Cruz de una figura articulada de Cristo, para introducirlo en el sepulcro vacío, después de haberlo expuesto a un besapiés.

De ronda por León

Este acto es uno de los más destacados de la Semana Santa de León. El Jueves Santo, a las doce de la noche, salen los hermanos de la cofradía de Jesús Nazareno que componen ´La Ronda` para recorrer las calles de la ciudad durante toda la noche, y anunciar la procesión de los Pasos que se celebra al día siguiente. Tocando la campana, el clarín y el tambor rompen el silencio nocturno para despertar a sus compañeros llamándolos con la frase "levantaos hermanitos de Jesús, que ya es hora".

A las siete y media de la mañana del Viernes Santo es cuando sale la procesión de ´Los Pasos`, en la que se portan 13 imágenes a hombros y tiene lugar uno de los momentos más populares de la Semana Santa leonesa: el encuentro de las figuras de San Juan y la Virgen en la plaza Mayor.

Romances de Lope de Vega

En Ávila encontramos la procesión de los ´Romances de Navaluenga`, conocida también como ´El Pique`. Una tradición que se remonta al siglo XVII y donde dos cuadrillas se retan en el canto de romances, escritos por Lope de Vega, en el día de Jueves Santo.

Los versos que conforman los romances son más de 300, y fueron publicados en 1614, en las Rimas Sacras (similar a un Vía Crucis). El reto consiste en quien, sin equivocarse, recita más rápido, más alto y mejor dichos romances.

La Pasión de Cristo toma vida

Son varios los municipios de Castilla y León que celebran durante la Semana Santa la representación de La Pasión de Cristo, un evento que permite revivir los momentos más destacados de la muerte y resurrección de Jesucristo. Un espectáculo que se desarrolla en la calle y en el cual los vecinos se convierten en los verdaderos protagonistas.

Alcoba de la Torre (Soria), Lerma y Covarrubias (Burgos) y Guardo (Palencia) son cuatro de los municipios de la comunidad que reviven la Pasión de Cristo en estas fechas. La primera de las celebraciones es conocida como ´la Jerusalén soriana`. La noche del Viernes Santo los vecinos de esta localidad celebran la popular ´Carrera` que consiste en la representación de los principales capítulos de la pasión y la muerte de Cristo en los alrededores del Castillo. Esta tradición, que tiene su origen en 1908, fue recuperada en 1997 por la Asociación Cultural del Castillo cuando recuperó el manuscrito.

Es un acto en el que se vuelcan todos los vecinos del pueblo. En torno a 120 de ellos se convierten en actores por un día. Desde niños de meses hasta personas de más de 80 años, incluso familias enteras, participan en esta representación. Tan solo las antorchas iluminan el inicio de la ´Carrera` cuando se escucha el poema "Guardad silencio...".

En las localidades de Lerma y Covarrubias se vive una Semana Santa especial donde los propios vecinos interpretan la pasión de Jesucristo. Estas dos localidades burgalesas concentran a cientos de espectadores que se sitúan por las calles de ambos municipios esperando el paso de la representación donde participan unas 250 personas en cada una de ellas. El acontecimiento termina con la representación de la muerte de Cristo, una escena impactante e imborrable en la memoria de los asistentes.

En el municipio palentino de Guardo también encontramos una de las representaciones vivientes de la pasión de Cristo más bonitas de Castilla y León. Los miembros de la Asociación Cultural del Barrio de Barruelo se concentran todos los Viernes Santo, desde hace 25 años, en la plaza frente a la Casona que se convierte en el palacio de Poncio Pilatos para la ocasión.

Gascones sobre una yegua ciega

La iglesia de San Justo, constituida en los arrabales sur de Segovia, esconocida por guardar en su interior la imagen de ´Cristo de los Gascones`. Se trata de una curiosa escultura románica realizada en madera policromada, con brazos articulados, y que según la tradición trajeron viajeros gascones sobre una yegua ciega que murió repentinamente a las puertas del templo. Una talla que sale en procesión la noche del Viernes Santo.

El origen de la leyenda conecta con el hecho histórico de la repoblación de Segovia, que comienza en el siglo XI, para alcanzar su auge en tiempos de Alfonso VIII (1158-1214), momento de prosperidad económica que se corresponde con la construcción de gran número de iglesias románicas.

Genarín, un protagonista singular

Aunque la Semana Santa está estipulada como una fiesta religiosa, en Castilla y León encontramos una de las procesiones paganas más famosas: ´El Entierro de Genarín`. La noche del Jueves Santo la Cofradía de Nuestro Padre Genarín y los vecinos de León se echan a las calles para conmemorar la muerte de Genaro Blanco, un popular borrachín, pellejero, mozo de estoque y muñidor que falleció en la madruga de 1929 arrollado por el primer camión de la basura con el contó la ciudad -apodado La Bonifacia-.

Desde 1930, fecha en la que cuatro amigos de Genaro decidieron celebrar el primer aniversario de la muerte de su colega, todos aquellos que se dan cita en León esa noche toman las calles del Barrio Húmedo y del casco antiguo de la ciudad orujo en mano y hasta que el cuerpo aguante.

"Y siguiendo tus costumbres, que nunca fueron un lujo, bebemos en tu memoria". Ese popular poema se repite justo antes de cada parada para beber o recitar versos irónicos, críticos, irreverentes, cual saetas de procesiones sevillanas, en lugares señalados de la vida callejera de este mitificado personaje.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información