Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

REPORTAJES

¿Lactancia materna y trabajo son posibles?

lactancia
Actualizado 03/03/2016 23:39:00
Redacción

Por Mª Del Carmen Sánchez Vázquez. Enfermera. Revista Ávila en Salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad y, a partir de entonces, introducir progresivamente otros alimentos, manteniendo la lactancia hasta los dos años o más. Pero el reto aparece cuando la madre se incorpora a la actividad laboral. ¿Se puede compaginar lactancia y trabajo? Parece imposible, pero no lo es. En muy pocas ocasiones puede resultar inviable compaginar lactancia y trabajo y en ese caso siempre se puede solicitar un permiso por riesgo de lactancia.

Derechos laborales

Entre los derechos laborales, según la legislación vigente en España, durante los nueve primeros meses del bebe la madre puede reducir su jornada en media hora (entrar media hora después o salir media hora antes) o disponer de una hora dentro de la jornada habitual, con la posibilidad de dividirla en dos fracciones de media hora. Una buena idea es que un familiar o alguien de confianza acerque al niño al trabajo de su madre para que esta pueda darle de mamar en ese tiempo.

Se puede recurrir también a solicitar una reducción de jornada a la que se tiene derecho por cuidado directo de un hijo/a menor de ocho años, entre un tercio y un octavo de la jornada laboral, con la consiguiente reducción proporcional del salario. También existe la posibilidad de que la madre pida una excedencia, de duración no superior a tres años, con la garantía de reserva del puesto de trabajo durante el primer año, sin necesidad de fijar con antelación la duración del permiso. Simplemente, se debe avisar con 2 semanas de antelación cuando se desee volver a trabajar.

Lactancia diferida

También se puede recurrir a la lactancia diferida; sacarse la leche para que en su ausencia su hijo pueda continuar con la leche materna hasta que llegue el momento de introducir otros alimentos. Lo más importante es que la extracción no genere ningún tipo de angustia o estrés, lo puede hacer en casa o en el trabajo, llevando una bolsa isotérmica y un par de placas de hielo.

Se puede hacer con la mano, aunque necesitara aprender la técnica, o con ayuda de un sacaleches. Estimular bien las mamas antes de empezar con masaje circular y aplicar calor facilita el proceso. Es indiferente extraerse la leche antes o después de la toma del niño, ya que la estimulación del pezón producirá una nueva subida de la leche.

¿Cómo conservo la leche?

La leche se puede mantener de seis a ocho horas a temperatura ambiente, si se prevé que se va a consumir y si no hace mucho calor, y dos días en el frigorífico bien cerrada. También podemos congelarla hasta seis meses. Nunca se debe descongelar o calentar en el microondas.

Recomendaciones generales: Lavarse las manos antes de extraer y manipular la leche; usar recipientes estériles o bien lavados (agua caliente y jabón) y aclarados para almacenar la leche, procurar mantener la cadena de frío el máximo tiempo posible, usar la leche fresca (no congelada) siempre que sea posible, congelar la leche que no se vaya a usar antes de dos días, guardar la leche materna en pequeñas cantidades (50 - 100 cc) para poder descongelar solo la que el niño vaya a tomar inmediatamente, etiquetar los recipientes de leche congelada, descongelar siempre la leche más antigua y una vez descongelada removerla bien y la que sobre de la toma no guardarla para la siguiente.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información