Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

REPORTAJES

Variaciones de la temperatura corporal, ¿tendré fiebre?

variaciones
Actualizado 04/03/2016 22:31:56
Redacción

Por Virginia Jiménez Torres. Enfermera. Revista Ávila En Salud.

La temperatura del cuerpo es una función controlada y regulada en el hipotálamo, situado en el cerebro. Sigue un ciclo circadiano; inicia un descenso en el inicio del periodo de sueño, estableciéndose así el mínimo en la madrugada, entre las 2 y las 4, y un inicio en el aumento que corresponde con el despertar tomando su valor máximo entre las 16 y las 20 horas. La variación de la temperatura en sueño-vigilia es de un grado centígrado.

Se puede realizar la toma de la temperatura con diferentes termómetros, como son los de mercurio (en desuso en algunas regiones), los digitales, los timpánicos y los que recientemente están empezando a usarse que son los de infrarrojos, habiendo variaciones si se realiza la toma con uno u otro. Por otro lado, es necesario saber que dependiendo de la zona en la que se realiza la toma de temperatura puede existir una variación, la temperatura oral suele ser 0.5ºC mayor que la temperatura axilar, y la rectal 0.3-0.5ºC más que la oral.

Conocemos popularmente como fiebre o hiperpirexia al aumento de la temperatura de nuestro cuerpo por alguna enfermedad; es una de las partes importantes de las defensas del cuerpo. La fiebre no es una variante exclusiva con características comunes e iguales en todos los casos, de hecho se pueden diferenciar varios tipos de la misma.

Aumento de la temperatura corporal que no es considerada fiebre

Puede producirse aumento de la temperatura como en el caso de las mujeres en su ciclo menstrual, concretamente en la segunda parte, y también durante el primer trimestre del embarazo.

Al realizarse una actividad física, generalmente cardiovascular en la que tenemos un incremento importante en las pulsaciones que el individuo tiene en reposo. Igualmente el golpe de calor produce un aumento importante de la temperatura, llegando a superar los 42ºC, provocando así una toxicidad celular directa, llevando en casos severos a una acidosis metabólica y una deshidratación severa que afecta a nivel multiorgánico.

Algunos estados anímicos o ciertas emociones, como es el caso del estrés con el cual el cuerpo se prepara para ´luchar o huir` de algo que en principio parece una amenaza. Se produce un aumento en la frecuencia cardiaca y respiratoria y liberando ciertas hormonas como cortisol y adrenalina. El estrés también induce hipertermia cuyo papel principal es el de calentar los músculos para facilitar esa huida.

Febrícula

No es en sí misma una patología, sino un síntoma de que existe alguna enfermedad que puede delatar una deficiencia inmunológica o en la mayoría de los casos una infección. Lo pueden acompañar dolores de cabeza, sed, ligeros dolores musculares, manos y pies muy fríos, ojos vidriosos y piel caliente y discretamente enrojecida.

Se trata de una ligera elevación de la temperatura corporal, en parámetros que oscilan entre 37.1 y 37.9 ºC y por lo general no suele superar las 24 horas de duración.

Síndrome febril

Al conjunto de síntomas que la fiebre produce sobre la persona lo conocemos como síndrome febril,en el cual no solo se produce un aumento de la temperatura corporal, además de esto la persona refiere malestar general, anorexia o disminución de apetito, mialgias o cefaleas así como la orina más concentrada y cierta postración. Al examen físico de la persona que presenta esta sintomatología podemos apreciar una facie febril (observamos un brillo característico en los ojos y unas mejillas ligeramente sonrojadas), taquipnea o aceleración en la respiración y posible taquicardia (dependiendo de la elevación de esta variable)

No siempre está asociada la elevación de la temperatura con el síndrome febril, depende de la tolerancia de las personas a cada temperatura y de la causa subyacente. Hay personas que con lo que conocemos como febrícula o vulgarmente ´decimas` presenta un síndrome febril con todos los síntomas muy marcados y sin embargo gente que con 39ºC nota un ligero malestar.

Esto está estrechamente relacionado también con la temperatura basal o ´normal` de cada persona, porque aunque por lo general en un individuo sano la temperatura corporal suele variar entre los 36ºC y los 37ºC, en algunos individuos puede ser inferior por lo que pequeños ascensos de temperatura en su cuerpo pueden derivar en síndromes febriles que afecten a su desarrollo normal.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información