Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
La repoblación: un reto también en Valladolid

La repoblación: un reto también en Valladolid

VALLADOLID
Actualizado 07/03/2016 21:30

La permanencia de jóvenes, el mundo rural y la dinamización económica son los objetivos a los que ahora se enfrenta la comunidad para atajar un problema que preocupa desde hace décadas

1983 es el año en el que se publicó el Estatuto de Autonomía de Castilla y León. Entre sus premisas fundamentales, y dentro de los principios que rigen las políticas públicas, destaca uno: La lucha contra la despoblación, donde se pide que se tomen las medidas de carácter institucional, económico, industrial y social que sean necesarias para fijar, integrar, incrementar y atraer población. Hoy, después de tres décadas -33 años para ser más exactos-, la falta de habitantes en la región sigue de plena vigencia.

Según el último dato del Instituto Nacional de Estadística, correspondiente al primer semestre de 2015, la comunidad tiene una cifra de población de 2.465.901 personas, lo que supone haber perdido casi 20.000 habitantes respecto a la cifra de doce meses antes.

EL DETALLE

  • Según la última cifra de población dada por el INE, Castilla y León ha perdido 19.434 habitantes en doce meses. El mismo Instituto marca en su proyección para nuestra comunidad una pérdida de casi 80.000 habitantes entre 2015 y 2020
  • VALLADOLID: En esos datos del INE se cifra en 1.689 los habitantes perdidos en la provincia respecto a un año antes, y un descenso previsible de más de 11.000 hasta 2020
  • Las posturas políticas

    Ante la acción, reacción. Gobierno autonómico y oposición han centrado sus discursos en ofrecer alternativas a un problema que come a la comunidad. Por una parte, la Junta propuso a finales del año pasado la creación de un Consejo de Políticas Demográficas para este 2016 en el que, según el gobierno regional, "intervendrán todas las instituciones y agentes sociales relacionados con las políticas de población, integración de inmigrantes y emigración". De hecho, el ejecutivo autonómico, liderado por el Partido Popular, ha considerado, dentro de los ámbitos de actuación prioritarios, medidas específicas de apoyo a jóvenes, familias e inmigrantes, además de tomar "medidas positivas" que beneficien al medio rural.

    El otro vértice, el de la oposición, ve el tema con muchas lagunas aún: "Es un buen primer paso que se reconozca de una vez que la despoblación es un problema. Pero el principal escollo es la falta de servicios sociales, tanto a nivel de educación como de sanidad", subraya Alfonso Sánchez, Coordinador Provincial de Izquierda Unida en Valladolid.

    Valladolid, ciudad con más muertes que nacimientos

    Y es que la capital vallisoletana es una de las que más sufre la sangría demográfica. Solo en los últimos 3 años ha perdido en total 7.070 vallisoletanos, a lo que se une la cifra, cada vez más alarmante, que desde 2014 se ha convertido en una tendencia: hay más muertes que nacimientos en la ciudad y la cifra de nacidos es la más baja desde hace 12 años.

    Este saldo negativo preocupa a las familias y, más en detalle, a los jóvenes de la localidad: "Faltan políticas de natalidad, pero lo que nos preocupa es que, por ejemplo, no se hagan fábricas para vender materia prima. No hay cultura emprendedora fuerte y hay poca mentalidad para prepararles a ellos", señala Jorge Molina, presidente del Consejo Provincial de la Juventud de Valladolid. Además Molina echa en falta que existan figuras como el Agente de Desarrollo Local, "olvidadas" por la Junta, que se dedicaban a dinamizar desde el propio territorio.

    Otro enfoque es el de los partidos que recientemente han entrado en las administraciones, quienes consideran todo un reto el luchar contra esta fuga demográfica. Mario Rodríguez, de Ciudadanos Castilla y León, es claro en ese aspecto: "Hay empresas que quieren asentarse aquí pero encuentran que se fomenta poco el bilingüismo y deciden no montarla". Rodríguez cree, además, que no hay que dejar de lado al pequeño empresario que en Castilla y León representa a un 80% del sector con empresas que tienen menos de diez empleados.

    Una región ¿bien comunicada?

    Sí, existe la Alta Velocidad cada vez más implantada en diferentes tramos, que acercan así núcleos urbanos con la capital española; pero no llueve a gusto de todos. Al menos según opinan desde los partidos de la oposición en la comunidad, la sustitución del AVE ha dejado atrás otras líneas que comunicaban con diferentes municipios y por las que ahora pasa de largo. A ello se une una red de carreteras que aún espera desarrollar tramos, como la deseada autovía entre Valladolid y Soria, que tampoco está comunicada por tren.

    Y hablando de retos, uno de los organismos que tiene como prioridad pelear contra la marcha de la gente de la comunidad es la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP). La despoblación no solo se ve como problema atemporal sino, además, sin localización: "No sólo en Castilla y León sino en toda Europa aunque se ha producido un aumento de la esperanza de vida la natalidad ha disminuido por los cambios en los modos de vida", señala el presidente de la entidad Alfonso Polanco.

    Considera además que la línea de actuación pasa por reivindicar la supervivencia de los pueblos y ayuntamientos del mundo rural: "El progreso experimentado en los últimos años se ha debido gracias a los pequeños ayuntamientos que, con muchos o pocos recursos económicos, han ayudado a mantener los servicios públicos, y por ende a retener a sus habitantes".

    Y son en estos pequeños municipios -1300 con menos de 250 habitantes y 600 con menos de 100 en la comunidad- donde focalizan los esfuerzos, y se ponen también como reto mejorar el techo de gasto o defender la autonomía local: "Apostamos por una mejora en la financiación de los municipios que con menos de un 10% de presupuesto soporta el 25% de lo que cuestan los servicios sociales".

    ¿El futuro?

    Con todo por decidir. Polanco cree que la educación impartida en la comunidad está formando a grandes personas que tienen que salir fuera para encontrar una oportunidad, pero apuesta por educar con unas perspectivas realistas al lugar donde viven: "A veces formamos líderes con un muy buen nivel y sus expectativas son mucho mayores a lo que la región les puede dar. Aún así muchos volverán porque hay potencial" señala.

    Y pone como ejemplo el "valor añadido" que se está generando en el sector agroalimentario de la comunidad, si bien aun "hay mucho por hacer" y por crear más empresas que produzcan y lo transformen aquí, y no fuera, "hay que intentar que quien quiera quedarse lo pueda hacer en el sitio donde nació o desea vivir".

    En definitiva, el asunto de la despoblación seguirá vigente con un objetivo claro y mirando al futuro buscando un único fin: el de conseguir la llegada ?más los que se queden- de habitantes a la comunidad. El reto: la repoblación.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información