Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

OPINIóN

El Pisuerga, el Carrión y el Puente de la Unión

Puente_de_la_Union_-__Dueyas
Puente de la Unión del Carrión y el Pisuerga. Dueñas (Palencia)
Actualizado 01/04/2016 12:46:35
Redacción

Artículo de opinión de Jackobu

Hacemos hoy homenaje al Carrión, al río, no al periódico, que también lo merece, sobradamente, y lo tendrá, ni a la Ciudad de los condes, aunque aprovechamos que por Carrión no pasa el Pisuerga pero si el homónimo, que tanto monta en importancia al discurrir ambos afluentes y previamente confluentes por dichas latitudes, para desagraviar a la Ilustre Ciudad, Villa y de nuevo Ciudad Condal (no confundir) por la ignominia trapera que "El Cantar del Mío Cid" atribuía a sus infamados infantes, a quienes ubicaba por via marital, y tal, como consortes de las hijas del Campeador, que ya por no ser ni siquiera eran Doña Sol y Doña Elvira sino Doña Cristina y Doña María, acusando injustamente, más por ignorancia que por maldad, de felonía, cobardía y hasta de violencia de género (aunque entonces no parecía esto tan grave) a unos paisanos nuestros que ni siquiera pasaban por allí, con el agravante de dejar colgado el oprobio para los portadores de un gentilicio en realidad más cercano al gentilhombre y de natural nobleza y gallardía, pero esa es otra historia que abandonamos para no dispersarnos que luego los de tractores nos acusan, y con razón, de perdernos por los de Úbeda, o sea por los cerros y/u oteros.

Conocido es el refrán, castellano obviamente, como deben ser los refranes de Ley, que atribuye al Duero la fama pese a que el agua (otra cosa bien distinta es el vino) quien mayormente la aporta es el Pisuerga ("Pisuegra" le llama una amiga quizás para desacreditarlo, pues su madre política - que en paz descansa ya, la buena de Carmina - era de Palencia), y ello contando con que tal raudal, el que aprovechando que es gerundio, pasa por Valladolid, se ha surtido previamente de las aguas del Carrión y del Esgueva, de quien hace el último acopio ya en plena ciudad, sin mayores calamidades merced a la gran obra del insigne Arquitecto e historiador Agapito y Revilla, que no eran dos sino solo uno, además de grande y libre, como Ramón y Cajal, de nombre Juan, profeta en su tierra pucelana sin dejar de triunfar en la plaza vecina de Palencia, que en ambas dejó su sello como excelente arquitecto municipal.

El caso es que hasta el bello Paraje de Pesqueruela, que en nada hemos de asociar con Pesquera, excepto por el propio Duero y la provincia que las aloja a ambas, llegan, cada uno por su lado, el "Pisoraca" desde el norte y el Durius desde el Este, y para llegar a la conclusión no tuvo el refrán más trabajo que echar un vistazo al mapa, que nos muestra - además de que era el que viene de Cervera, de Herrera y de Cabezón el que se llevaba mis decenas y de cenas de bolas en el "amen corner" del hoyo 10 y en los anteriores y ulteriores del Golf Entepinos - que al llegar a tan pintoresco lugar entre Simancas y Geria, el caudal del que lleva el agua dobla en grosor al del que lleva la fama.

Con independencia de que según nos hemos podido instruir navegando, no por el Carrión sino por internet, parece ser que el propio Pisoraca, después de regar la capital de los Turmogos (Herrera) pasaba por lo que hoy ocupa la capital de Pallantia, allá por el Pleisticeno inferior medio, o sea entre hace 2,59 millones y 12.016 años (los 2.016 de después de C y los 10.000 de antes de C) cuando el Pleistoceno mudó al Holoceno. Es una tesis, pero lo cierto ahora, en este pleno Holoceno que esperamos dure muchos años, que digo años? siglos, y que el temido cambio climático respete el actual estatus, es que Carrión y Pisuerga discurren paralelos vertebrando la provincia de Palencia de norte a sur antes de fundirse en uno solo a escasos metros del Monasterio trapense en honor a San Isidro, en esa histórica Dueñas que tanto sabe de uniones e himeneos, que por entonces tenía 534 vecinos y 2.490 almas.

En la desembocadura se ubicaba en tiempos, tal como recoge Francisco de Paula Mellado en su obra "España geográfica, histórica, estadística y pintoresca", el llamado Puente de la Unión, y a un servidor, que es uno de esos sementales que llora hasta en las bodas, le emocionan las cosas naturales como "la unión", aunque sea de dos ríos.

Tenía - el puente - que fue concebido por el ingeniero Andrés de Mendizábal, autor del primer proyecto del Puente Colgante de Valladolid, 72 m (de largo). Se construyó en 1845, y en las publicaciones de la Revista de Obras Públicas se destacaba la introducción de un sistema especial de pozos de amarre que permitía la inspección de los puntos de anclaje de los cables en los estribos, Para cruzar sobre el río el paso poseía una sección transversal de 5,60 m. repartidos en un carril central de 4 m. y dos andenes laterales de 0,80 m cada uno. El tablero era de madera y el arriostrado longitudinal se conseguía mediante una barandilla de madera de roble en forma de cruz de San Andrés, que aumentaba la rigidez de la sección transversal solidarizándose a las vigas mediante barras de hierro.

Presa de un incendio en el año 1883 que acabó con el entablado de madera, finalmente, el elevado coste asociado a su mantenimiento provocó que en 1924 se comenzara a construir un nuevo puente de vigas de hormigón armado en su emplazamiento, aprovechando la mayor parte de la obra de fábrica inicial. De entre los puentes colgantes construidos en España, fue conocido como el más longevo hasta entonces: una vida total de cerca de ochenta años.

Víctima de la piqueta, Descanse en Paz.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información