Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
Cervantes, de paso por Béjar, camino a la inmortalidad

Cervantes, de paso por Béjar, camino a la inmortalidad

SALAMANCA
Actualizado 04/04/2016 10:26

En su periplo, por conseguir un presupuesto para llevar a cabo su obra, estuvo en contacto con el duque de Béjar

Grisel Rodríguez

Por estas fechas, a pocos días de los cuatro siglos de la muerte de Miguel de Cervantes, será muy difícil expresar algo que no haya sido escrito antes. No obstante, ese deber de reconocimiento no es sólo al hombre que, tal vez sin pretenderlo, creó la novela como género literario. Con ser El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha la primera de todas, constituye la más relevante, publicada y conocida de cuantas han sido escritas en los últimos cuatrocientos años; pero El Quijote no es sólo literatura sino, además, un patrón del espíritu humano.

Son innecesarios los recordatorios y las referencias a los contenidos de esa obra maestra que, tras los cuatrocientos diez años de su primera edición, ha contado con tiempo e interés suficientes para que se hayan valorado las interpretaciones y las ideas que de ella se desprenden. Sin embargo, en la práctica, su simbología ha modelado los ´quijotes` que de allá a acá han sido muchos. Porque lo quijotesco sigue vivo y sigue identificándose con algo loco e ilusorio, con sueños y utopías.

Localidad ´cervantina`

El Quijote es España, y el simple hecho de aparecer como escenario de las peripecias de Alonso Quijano ha marcado a todas las localidades que lo fueron con la distinción de ´cervantinas` y a una en particular, Béjar, por la simple razón de figurar en la dedicatoria y alabanzas al duque que Cervantes hiciera en busca de apoyo, y que aún hoy no se sabe a ciencia cierta si lo obtuvo.

Los bejaranos, con todo derecho, consideran a Béjar una de las ciudades cervantinas, aunque ésta no se encuentre en el rastro de las peripecias de Alonso Quijano; pero es la primera población que se menciona en El Quijote y eso le otorga el derecho. En la dedicatoria se expresa claramente una intención: "... he determinado de sacar a luz El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha, al abrigo del clarísimo nombre de Vuestra Excelencia, a quien, con el acatamiento que debo a tanta grandeza, suplico le reciba agradablemente en su protección".

¿Qué pasó con el duque?

En un artículo de la historiadora Carmen Cascón se cuestiona: "¿Qué pasó entre don Miguel y el duque de Béjar? ¿Quizás Cervantes se confió demasiado a un noble que no dio su consentimiento final? ¿O Alonso faltó a su palabra? Las sombras del tiempo ocultan la respuesta, así como no nos despejan la duda de si Cervantes anduvo por las calles de Béjar. Ciertos autores lo niegan, pues no hay prueba documental que lo avale, aunque bien pudo ser que se acercara a la villa serrana para mostrar el borrador de su obra al duque".

Enefecto, nadie lo sabe; pero no por eso los bejaranos dejan de sentir su cercanía a Cervantes y lo han expresado con el teatro Cervantes, el paseo del mismo nombre, el monumento a Cervantes del escultor y tallista Francisco González Macías y también con la preeminente presencia del Palacio Ducal, donde tal vez Cervantes fuera recibido o tal vez no.

No obstante, en cualquier caso, con no ser Béjar una de las localidades de los escenarios quijotescos, sí lo es en el aspecto menos glorioso de la caballería andante: en los esfuerzos del autor por conseguir un presupuesto para concederle la inmortalidad a un puñado de papeles. Como dijo el también novelista Milán Kundera, "Cervantes envió a Don Quijote a hacer pedazos los velos hechos con remedios de mitos, máscaras, estereotipos, prejuicios e interpretaciones previas; velos que ocultan el mundo que habitamos y que intentamos comprender".

"Representa la suprema y máxima expresión del pensamiento humano"

Estudió lenguas románicas en Salamanca y fue profesora de literatura durante muchos años. No se considera una investigadora, a pesar de sus profundos estudios sobre Cervantes, pero tuvo el privilegio de poner a varias generaciones de jóvenes en contacto con El Quijote.

Conversar con ella es un derroche de conocimientos sobre Cervantes y su obra. Sin embargo, es modesta en su expresión y prefiere citar a Dostoievski para responder a una simple pregunta: ¿Qué significa El Quijote para usted?

"En todo el mundo no hay obra de ficción más profunda y fuerte que ésa. Hasta ahora representa la suprema y máxima expresión del pensamiento humano, la más amarga ironía que pueda formular el hombre y, si se acabase el mundo y alguien preguntase a los hombres: veamos, ¿qué habéis sacado en limpio de vuestra vida y qué conclusión definitiva habéis deducido de ella?, podrían los hombres mostrar en silencio el Quijote y decir luego: Ésta es mi conclusión sobre la vida y... ¿podríais condenarme por ella?".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información