Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
En la búsqueda de una ciudad con futuro

En la búsqueda de una ciudad con futuro

SALAMANCA
Actualizado 03/05/2016 07:24

Desempleo, despoblación y envejecimiento en Béjar. Varios puntos de vistas de un tema de actualidad

Grisel Rodríguez

El desempleo sigue siendo una constante preocupación para muchos españoles. Las cifras de paro muestran altas y bajas ocasionales y aportan poca claridad a un problema que trasciende fronteras y azota a no pocos países de Europa. La escasez de trabajo se ha convertido en un mal desestabilizador de muchas familias españolas y en un serio dolor de cabeza para empresas y administraciones que se han visto obligadas a replantearse el ´qué hacer y cómo hacer` para buscar iniciativas y soluciones atenuantes a un problema que arrastra cola.

Béjar, la ciudad salmantina que tuvo su siglo de oro marcado por el desarrollo de una fuerte industria textil, cuyos ciclos de bonanzas la situaron en primera línea y le permitieron ser reconocida en el sector textil como la Manchester Castellana, propició trabajo y bonanza a sus pobladores y en general a muchas personas de las poblaciones cercanas. El pasado de la industria textil bejarana sigue estando latente en tertulias de bares y salones familiares. Las comparaciones entre el ayer y el hoy son inevitables.

El derrumbe de la industria textil

Para que se tenga una idea del notable deterioro provocado por el derrumbe de la industria textil bejarana basta remontarnos a la década de los sesenta; por entonces el sector textil, todavía en alza, daba trabajo directo a 3200 personas en aproximadamente 95 fábricas. Ya en el 2000, la diversificación de la industria textil nacional y la floreciente competencia exterior, determinaron, entre otros factores, el desplome de esta industria y la pérdida de muchos puestos de trabajo. El declive se hizo notar y sólo 35 empresas daban empleo directo a 752 trabajadores. En la actualidad quedan algunas, pero poco cuentan. Antaño la semilla germinó y dio muchos frutos. Ahora cuesta aceptar que ya no volverá lo que el viento se llevó.

La ciudad de Béjar habría perdido, en los últimos cuatro años, más de 600 habitantes

La despoblación, el envejecimiento y el desempleo constituyen los eslabones principales de la cadena causas y efectos que motiva la investigación para la elaboración de este artículo. Las fuentes consultadas, locales, regionales y nacionales, muestran datos poco halagüeños. La voluntad de enfrentar el problema está latente pero el horizonte, a futuro, sigue siendo desolador.

Se estima que la ciudad de Béjar habría perdido, en los últimos 4 años, más de 600 habitantes. En enero de 2014 Béjar contaba con 13951 habitantes de los 14408 que tenía en 2012 y finalizaba 2015 con13724. La principal causa del descenso demográfico señala como causante principal la emigración de población, fundamentalmente jóvenes que marchan hacia ciudades más prósperas en busca de oportunidades para encontrar empleo. La percepción que tienen sobre el problema algunos de nuestros entrevistados difiere según los sectores. No obstante, todos coinciden en que estamos ante un serio problema que pone en peligro el futuro de los pueblos y ciudades rurales y en general al país.

"El futuro de una ciudad se basa en la pirámide de población"

Javier Garrido Novoa lleva veinticinco años trabajando en el sector sanitario, actualmente técnico en el servicio de emergencias 112 en el Hospital Virgen del Castañar y representante de la Agrupación de Electores Tu Aportas Bejar. Lleva algún tiempo obsesionado con la pirámide de población de su ciudad natal.

"Alguien me dijo una vez que el presente y el futuro de una ciudad se basa en la pirámide de población y me afirmó: si quieres saber cómo va a evolucionar el futuro de tu ciudad, empieza a sumar y a restar y encontrarás la respuesta. Y eso hice. Un día saqué la pirámide de población de Béjar y vi que estaba totalmente invertida. ¿Por qué? Porque la mayoría de la población bejarana se asienta entre los 35 y 55 años, es decir, los que nacimos entre los años 60 y 70".

"Béjar podría perder en 20 años 10000 habitantes de los 13500 que tiene ahora"

Y continúa diciendo que "al echar cuentas de la gente que se puede ir muriendo en los próximos cinco años, más los que están naciendo, la diferencia entre nacimientos y defunciones es muy seria. En Béjar están muriendo 150 personas más al año de las que están naciendo. Si esa cifra la multiplicamos por veinte años tendremos un déficit poblacional de menos 3000 personas. Es decir, estaríamos hablando de que Béjar podría perder en 20 años unos 10000 habitantes aproximadamente de los 13500 que ahora tiene"

"Si contamos con que de cada 10 jóvenes se va de la ciudad el 10%, nos puede dar una cifra escalofriante porque entonces la ciudad en 20 años podría quedarse sólo con 8000 habitantes. Consecuencias: menos personas a cotizar, menos recaudación y menos ingresos para el ayuntamiento, pero sobre todo, menos jóvenes para sacar adelante esta ciudad", añade Javier Garrido.

"El desempleo es un problema grave pero puntual de los próximos cinco años. Creo que los índices bajarán"

Garrido también nos opina sobre la situación de empleo actual. "Creo que el desempleo ahora es un hecho real y muy grave para las personas que se han quedado en paro. Pero particularmente pienso que es un problema muy puntual de estos próximos cinco años y que los índices bajarán. La vorágine de subir y bajar los índices de empleo es muy estacional. Podremos tener un desempleo de un 20% en determinadas etapas pero son ciclos económicos muy variantes. Para mí lo más grave y alarmante son los datos demográficos. Tenemos que pensar en una ciudad de aquí a veinte años y no sólo en los tiempos electorales".

"Debemos proyectarnos hacia como queremos que sea esa ciudad de futuro"

"Yo apostaría por tres aspectos fundamentales: primero, el turismo vinculado principalmente al Parque Natural Sierra de Béjar y Candelario; el segundo, la Covatilla que es el motor económico actual de esta ciudad junto al Ayuntamiento; y el tercero, el rio Cuerpo de Hombre que puede traernos una fuente de riquezas importante si lo adecuamos y le damos un aprovechamiento integral y respetuoso. Debemos pensar en una ciudad de aquí a veinte años y proyectarnos hacia cómo queremos que sea esa ciudad en el futuro, y apostar por ello para que nuestros hijos se queden a trabajar y a vivir aquí", concluye Javier Garrido.

Cifras del paro en Béjar

Datos registrados según sexo, edad y sector de actividad económica, aportados por la Cámara de Comercio de Béjar

En Béjar hay actualmente 1700 personas en paro con una estructura bastante peculiar. Es llamativa la cifra entre hombres y mujeres de más de 45 años. El grupo masculino es de 377 parados y el femenino de 568. Otro grupo importante, son los menores de 25 años en edad laboral: 60 mujeres en paro y 76 hombres. El sector más castigado es el de servicios con 1064 desempleados, le sigue la industria con 300 y la construcción con 204.

Ángel Orgaz Valle / Concejal de Economía y Hacienda, Juventud, Turismo y Fomento del empleo en el Ayuntamiento de Béjar

"Este año el presupuesto del ayuntamiento, para fomentar el empleo en Béjar, es realista y social"

"La educación y la formación son dos elementos prioritarios para sacar adelante la ciudad y combatir la despoblación"

El presupuesto que tenemos este año es de once millones de euros, y de ellos siete están destinados a fomentar el empleo de manera directa o indirecta. Yo lo califico de un presupuesto realista y social, porque mientras haya un solo parado no podemos estar satisfechos ni conformes, pero debemos ser realistas y aunque el desempleo sigue siendo un problema, ha habido mejoras.

Sólo la gestión de la estación de esquí la Covatilla por el ayuntamiento ha creado 80 puestos de trabajo directos e indirectos, ya que muchos servicios y comercios de la ciudad se han visto beneficiados con la actividad de la nieve. Este año la Covatilla recibe un presupuesto de un millón de euros por el peso y la importancia que tiene en la creación de empleo.

También hablamos de cursos de formación para parados; formación en hostelería y restauración con el fin de lograr una mejor calidad de estos servicios de cara al turismo, además de las escuelas talleres de la Junta de Castilla y León que ya están funcionando. Consideramos que la educación y la formación son dos elementos prioritarios para sacar adelante la ciudad y combatir la despoblación.

Apoyo a los emprendedores

De esos siete millones también hemos destinado 50000 euros a la compra de locales y terrenos para las empresas que quieran invertir en Béjar. No tienen que ser grandes empresas, pueden ser pequeños emprendedores autónomos que quieran venir con su proyecto a esta ciudad y aporten empleo de manera estable.

El ayuntamiento facilita el terreno o local para que los emprendedores desarrollen su actividad empresarial en sus inicios. Tenemos un Vivero de Empresas en el Polígono Industrial con locales habilitados y bien acondicionados, con servicios de teléfono, internet y conserjería, por un precio simbólico que apenas alcanza los cien euros.

Es decir, por un lado están las bonificaciones destinadas a los nuevos emprendedores y por otro la educación y la oferta formativa. Si hay facilidades en estas dos direcciones los jóvenes tendrán más posibilidades de entrar en el mercado laboral con una buena formación para poder desarrollar su proyecto de empleo, y para ello tendrán todo el apoyo del Ayuntamiento.

Buenaventura Velasco Gutiérrez / Presidente de la Cámara de Comercio de Béjar

"El comercio en Béjar se deprime y está padeciendo la crisis de la población"

"También influye el problema de la sucesión generacional"

El comercio en esta ciudad está padeciendo la crisis de la población, como consecuencia del desempleo y la disminución del consumo. Una reducción notable del comercio y las grandes superficies influyen en este aspecto, porque aunque el comercio de proximidad tiene la ventaja de acercarse al cliente no puede competir con las grandes superficies. La zona comercial de la Calle Mayor es la más deprimida. Mucha gente ha abandonado la zona para irse a otro sitio, los locales se cierran y algunos de ellos están muy deteriorados. Por otro lado, los sistemas de propiedad de muchos locales están comprometiendo el posible desarrollo de esta importante calle peatonal.

También influye el problema de la sucesión generacional: el envejecimiento de algunos propietarios de negocios que no ven futuro inmediato y se mantienen esperando a que llegue la jubilación. Esto provoca que no trasladen sus conocimientos a los descendientes. El comerciante mayor es un maestro con solidez y experiencia que la gente joven no tiene; pero también los jóvenes pueden aportar al negocio novedosos conocimientos en nuevas tecnologías aplicadas al comercio que el antiguo comerciante no posee. Por tanto, si ambas partes se complementan, esos nuevos emprendedores podrían sustentar los negocios a futuro y no permitir que se pierdan.

"Habrá que esperar a que venga alguien de fuera y nos tire el ´muro de las lamentaciones` para poder empezar a ver por encima de él"

Estoy de acuerdo en que debemos derribar el muro de las lamentaciones. El decaimiento, la inercia, el repetir constantemente lo mal que estamos radica en nuestro propio personalismo. Pienso que cada uno de nosotros tendríamos que renunciar a nuestro propio ego y ser capaces de compartir las cosas buenas que tenemos, que no son pocas. A lo mejor habrá que dar paso a otra generación que venga, tal vez de afuera. No lo sé. Me asombro cuando veo en un pueblito pequeño una fábrica de un señor que un día vino y se instaló. Y nosotros no somos capaces de vender lo nuestro.

"Tenemos una Autovía estupenda y nos seguimos lamentando por el tren"

Aquí tenemos el polígono con baja ocupación industrial y podemos dar facilidades a gente para que se instale y no sé por qué esa pugna entre unos y otros nos lleva a tantas limitaciones, cuando han mejorado algunos parámetros fundamentales como las comunicaciones. Tenemos una Autovía estupenda, la A66, y nos seguimos lamentando por el tren. Y el tren vendrá o no pero la autovía está ahí y nos comunica al norte y al sur de España, con el puerto más importante en tráfico de mercancías y personas que es Algeciras, y en la zona norte con Gijón, Galicia... Quizás no somos capaces y entonces habrá que esperar a que venga alguien y nos tire ese muro de lamentaciones para ver si de una vez por todas podemos ver por encima de él.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información