Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
El río Cuerpo de Hombre: tesoro natural

El río Cuerpo de Hombre: tesoro natural

SALAMANCA
Actualizado 03/05/2016 07:24

La importancia del agua que fluye desde 2300 metros de altura en la preservación del medio ambiente de la Sierra de Béjar

Grisel Rodríguez

El río Cuerpo de Hombre, que nace en acuíferos alimentados por la lluvia y la nieve en la Sierra de Béjar, ha estado tan relacionado con las localidades por las cuales transcurre que, de alguna manera, podría decirse que éstas surgieron y se desarrollaron a lo largo de muchos años obteniendo beneficios de las aguas que bajan hasta confluir con el río Alagón a más de cincuenta kilómetros de los manantiales. El Cuerpo de Hombre, en cambio, sólo pasa por cinco poblaciones: Candelario, Béjar, Montemayor del Río, Lagunilla y Valdelageve.

La primera imagen de ese río de montaña, cuyo caudal depende de cómo vengan las estaciones, fue el Mapa de el bexarano Río Cuerpo de hombre, desde el Molino de Juan Nieto asta (sic) la Puente de la Corredera, firmado por Ventura de Lirios en junio de 1720. Ya desde entonces, y desde mucho antes, estuvo en los itinerarios de los romanos a través de la península, y fueron ellos quienes lo bautizaron con un nombre raro que no es posible asociar con otra cosa que no sea un cadáver humano llevado por la corriente: Hominis Corpus. Y Cuerpo de Hombre se le ha quedado.

Las fábricas textiles y el río

Pero cuando Ventura de Lirios trazó su rústico mapa el río ya se enturbiaba, cada vez más, con el desarrollo en Béjar de una poderosa industria textil que creció sobre sus riberas. Siendo el río un elemento esencial para generar la energía que movía cuanto fuere necesario mover para confeccionar tejidos y expulsar sus desechos, importaba poco todo lo que no fuera producir los paños de Béjar. Y el Cuerpo de Hombre comenzó a perder sus valores hídricos naturales y adquirió otro que llegaría casi hasta el presente: el de energía hidráulica para mover maquinarias.

Aquella función industrial ya apenas existe, aunque entre las ruinosas fábricas perviven algunos molinos reciclados en pequeñas hidroeléctricas y las escasas fábricas textiles que aún funcionan. Por otra parte, la ciudad de Béjar ha crecido y con ella las impurezas que genera y, poco más arriba, el pueblo de Candelario vierte directamente en el Cuerpo de hombre sus aguas albañales.

La conservación del medio ambiente no ha sido una prioridad para los gobiernos de esas dos localidades. Por suerte, al menos, Béjar dispone desde hace algún tiempo de una depuradora de aguas y Candelario está en camino de solucionar el problema de los vertidos, autorizados por Medio Ambiente a cambio de un canon de 5000 euros.

Opción para la depuración de las aguas

"A fines del pasado año 2015 ?según palabras del propio Alcalde de Candelario para un medio de prensa local? el Ayuntamiento supo que desde el año 2007 existe un Plan Nacional de Calidad de las Aguas dentro del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente y un convenio con la Junta de Castilla y León para la conexión de las aguas de Candelario con la depuradora de Béjar, obra que ya estaba presupuestada. Esa situación se consideraba de máxima prioridad y tenía en cuenta que la estación depuradora de Béjar tiene capacidad para una población de 107000 habitantes".

¿Y en qué punto estamos?

La respuesta nos la da el propio Pedro Hernández, alcalde de Candelario: "La solicitud la hicimos en julio del 2015, cuando iniciamos la legislatura, siguiendo el mismo procedimiento que recoge el plan. Posteriormente nos respondieron que se iba a hacer. ¿Cuándo?, no lo sabemos, pensamos que el proceso llevará algún tiempo. No obstante, es importante aclarar que la responsabilidad de la ejecución de esas obras corresponde a la Confederación Hidrográfica de El Tajo y al Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. Ellos son los que adjudican, revisan, ejecutan y cumplen".

Ante el incumplimiento sistemático de disposiciones del Ministerio de Medio Ambiente se revela el hecho de que los gobiernos locales de Béjar y Candelario ?las dos localidades más contaminantes? no hayan actuado con más ímpetu para que el Cuerpo de hombre flote vivo hasta tributar al Alagón. No obstante, el río tiene sus defensores, encabezados por el Club Deportivo de Pescadores y Cazadores ´Peña de la Cruz` que, atenido a las leyes y a un amplio conocimiento del medio, viene dando a conocer todo lo que se debía hacer y no se hace para la conservación de una zona en la que el río es protagonista.

Un club deportivo con metas ecológicas

El Club Deportivo de Pescadores y Cazadores ´Peña de la Cruz` fundamenta su derecho a la defensa de ese recurso natural en el Artículo 45 de la Constitución Española que reconoce el derecho de todos los ciudadanos a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de las personas, así como el deber de conservarlo y de velar por la utilización racional de los recursos naturales; un principio que deben respetar tanto los ciudadanos como los poderes públicos con el fin de mejorar la calidad de vida.

La lista de demandas de esa asociación es extensa y documentada con lo dispuesto para la protección de los ecosistemas acuáticos, los caudales ecológicos, la conservación de los espacios incluidos en la Red Natura 2000, la defensa de especies protegidas, las irregularidades de las explotaciones hidroeléctricas y muchas más. También tienen un sustento en la declaración de la Sierra de Béjar como Reserva de la Biósfera y su pertenencia a la Red de Biósfera de Castilla y León.

Esos requerimientos al cumplimiento de lo oficialmente dispuesto en torno a la conservación ecológica del medio ambiente recibe una respuesta práctica: una vez al año el Club convoca a los ciudadanos de Béjar y comarca, y a otras asociaciones ecologistas, como el Voluntariado Ambiental de la Oficina Verde de la Universidad de Salamanca, a la limpieza del Cuerpo de hombre para poner a la luz los contaminantes de un río que bien merece los cuidados que requiere nuestra sobrevivencia como especie.

"La calidad de las aguas del Río ha mejorado mucho y están apareciendo especies que se habían extinguido" (Victoria Mateos Hernández, concejala de Medio Ambiente del ayuntamiento de Béjar)

"Podemos asegurar que en estos momentos no hay vertidos alarmantes en el río Cuerpo de Hombre. Los había antes de la limpieza que hiciera el Club de Pescadores y Cazadores Peña de la Cruz. Por nuestra parte, el ayuntamiento ha estado trabajando para que las empresas que hacían vertidos al río dejaran de hacerlo; de hecho algunas se han multado. Tenemos que añadir que en este aspecto las industrias y empresas bejaranas ahora están colaborando.

La valoración que hacemos, de la calidad de las aguas del río, es buena y lo corrobora el hecho de que están apareciendo nuevas especies que antes no existían en sus aguas. Tenemos abundante población de truchas e incluso estamos pensando en promocionar la pesca como un uso recreativo y alternativo del río. También pudieran desarrollarse otras ideas desde el punto de vista turístico. En ello tendremos que trabajar".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información