Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
La importancia del agua

La importancia del agua

SALAMANCA
Actualizado 04/05/2016 07:31

El Ayuntamiento sustituirá este año cinco kilómetros de tuberías a lo largo de 27 calles de once barrios de la ciudad dentro de un proyecto de renovación de la red

Diego Matos

El setenta por ciento del peso del cuerpo humano es agua. El 95% del cerebro, el 90% de los pulmones y el 82% de la sangre, están compuestos por agua. El agua elimina toxinas, regula la temperatura, transporta nutrientes... El agua es salud. El agua se pierde a lo largo del día y se renueva mediante la ingesta de líquidos. Se utiliza para cocinar, en muchos circuitos mecánicos (como en los coches) y es esencial en hogares (para duchas o baños, calefacción...)

Una buena red de agua es sinónimo de un buen plan urbano y de prosperidad de las ciudades

Todas las civilizaciones pensaban como gestionar, transportar y utilizar el agua. Los egipcios, por ejemplo, veneraban el río Nilo casi al mismo nivel que a sus dioses. Mientras que los romanos disfrutaban de sus placenteras termas. La agricultura y la ganadería tienen una relación directa con el agua también. El agua es riqueza, es progreso, es civilización. Una buena red de agua es sinónimo de un buen plan urbano y de prosperidad de las ciudades. Desde la antigüedad hasta ahora.

Renovarse o morir

En Salamanca, el Ayuntamiento ha puesto en marcha una serie de obras dentro de un plan general por el que durante el año 2016 renovará las tuberías de 27 calles de once de los barrios de la ciudad. En algunos casos afectando a la calzada y en otros sólo modificando las aceras y el carril bici, dependiendo de cada zona y de la localización de las tuberías.

Esta renovación de la red de abastecimiento de agua es de suma importancia para el desarrollo global de la ciudad y se desarrolla por fases. Las primeras obras ocurrieron en la avenida Villamayor (barrio de San Bernardo), en febrero. Después, el 14 de marzo se sustituyeron tuberías en la calle Amapolas (Garrido) y el 28 de marzo comenzaron las obras en el barrio de la Prosperidad, por el tramo de la avenida de La Aldehuela. El 11 de abril las obras llegaron a la zona de Van Dyck, empezando en Las Salesas y Los Hidalgos. También se han efectuado obras en las calles Segovia y Juan Miguel, en Pizarrales, mejorando, además de la red de aguas, su alumbrado y accesibilidad. En este caso, "se atiende una demanda histórica de los vecinos del barrio y se da continuidad a las intervenciones urbanísticas que ha llevado el Ayuntamiento en esa zona de la ciudad", especifican desde el cabildo. Esto sólo es el principio.

El presupuesto de licitación es de 1.046.833,92 euros, que se añaden a los 414.477,93 euros invertidos ya

El alcalde estuvo en abril en las obras de Las Salesas, con parte de su equipo de gobierno y algunos técnicos municipales. Durante su visita anunció que "la Comisión de Medio Ambiente dictaminaría el proyecto para seguir actuando en las vías". En esas 27 calles, durante el 2016 se sustituirán cinco kilómetros de tuberías. Y el presupuesto de licitación es de 1.046.833,92 euros, que se añaden a los 414.477,93 euros invertidos ya en las obras que comenzaron en las siete primeras calles. El plazo de ejecución es de cinco meses.

Las calles de Domingo de Soto (Delicias) y Gran Capitán (barrio Vidal) se encuentran en obras por el mismo motivo. A estas vías se sumarán dentro del proyecto completo las calles de Banzo, Callejón de Pinto, Asadería, Pinto, La Parra y Bodegones, así como las plazas de San Cristóbal y del Santo, en San Cristóbal Las Claras; Tostado, San Vicente Ferrer, Doyagüe, Silencio y Cuesta de Carvajal, en Universidad; Gran Vía, desde la plaza de San Julián a la del Empresario, en el Centro; Cuesta de Sancti Spiritus, Pasaje de Sancti Spiritus y calle La Reja, en Sancti Spiritus; y Diego Pisador y las avenidas Juan de Austria e Hilario Goyenechea, en el barrio de San José.

Tuberías con más de treinta años

Estos cambios en la red de abastecimiento son, en todos los casos, cambiar tuberías que superan ya los treinta años de antigüedad. Desde el consistorio municipal se pretenden prevenir daños mayores por averías y se han detectado gracias a los técnicos municipales y a las necesidades y demandas de los vecinos.

"Las otras se acometerán minimizando, en la medida de lo posible, las molestias a los ciudadanos de la zona afectada, y manteniendo el servicio de abastecimiento, salvo casos puntuales", matizaba el alcalde.

Para reducir los efectos de las obras en la ciudad, todas estas nuevas tuberías se están instalando en el mismo trazado de las ya existentes. También se renuevan las acometidas de las casas y se colocan hidrantes contraincendios y bocas de riego. Mejoran así los servicios y la seguridad de cada zona. Se renovarán tuberías de 125, 150, 200 y 400 mm

Un nuevo sistema inteligente, de sensores en las tuberías, que regula la presión de manera automática

Para 2017, con estos cambios que ahora se inician, se espera que Salamanca cuente con un nuevo sistema inteligente, de sensores en las tuberías, que regule la presión de manera automática consiguiendo así que el riesgo de reventones en la red disminuya hasta un 40%. "Los técnicos municipales están trabajando ya en este proyecto con el objetivo de iniciar, antes de que finalice este año, las labores necesarias para su puesta en marcha", explica Alfonso Fernández Mañueco. Salamanca tendrá una potente y moderna red de abastecimiento, que irá mejorando. Porque el agua es salud, es historia, es progreso y es vida.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información