Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
Un toque leonés en El Rocío

Un toque leonés en El Rocío

LEóN
Actualizado 05/05/2016 07:28

El leonés Andrés Garmilla, de Sorriba del Esla, recorre España rumbo al Rocío en su carro tirado por mulas;

Silvia Alonso

Muchos son los kilómetros, casi 1000, que separan la localidad alavesa de Llodio de la aldea rociera de Almonte, pero ni la distancia, ni el duro camino, le quitan la ilusión al leonés Andrés Garmilla de recorrerlos junto a tres amigos alaveses en una carreta tirada por mulas. Hace ya unas semanas que iniciaron esta aventura, que tiene como fin llegar a tiempo para encontrarse con la Virgen del Rocío en su día grande, el 8 de mayo. No lo hacen solos, y es que cuentan con la ayuda de Txaro y Txula, las dos mulas que fueron compradas hace un año en Grajal de Campos y que, según nos cuenta Andrés, "cuidarlas y que estén cómodas es la prioridad del viaje".

Estos cuatro jubilados de entre 61 y 70 años, cofrades de San Roque y amigos desde niños, han estudiado a fondo el recorrido. Más de seis años han pasado desde que se embarcaron en esta aventura, pero han tenido que esperar a que uno de ellos se jubilara para llevarla a cabo. En un principio la idea era realizar el Camino de Santiago, también tirados por mulas, pero como buenos vascos este trayecto se les quedaba corto y decidieron ampliar el recorrido para llegar de Euskadi al Rocío de la mano de Txaro y Txula.

Productos leoneses

El viaje está milimétricamente planificado. 45 días hasta llegar a su destino, 176 pueblos en una treintena de etapas de unos veinte kilómetros por día para no cansar a las mulas. "No contamos con un plan B. Solo tenemos un plan A que es llegar, despacio, pero llegar" afirma Andrés Garmilla.

Para dormir, ellos se dividen cada noche entre dos tiendas de campaña y el propio carro. "No está siendo fácil, hemos tenido mala suerte con el tiempo y por las noches pasamos bastante frío. Hay mucha humedad" comenta Garmilla. Para este esfuerzo, además de un buen descanso, es necesario un buen menú, y no podría estar formado por otros productos que no fueran leoneses. Para desayunar, pan con miel de Cistierna, al mediodía legumbres de la tierra y para despedir el día, queso y chorizo de la Montaña Oriental Leonesa. Eso sí, antes de reponer fuerzas, estos cuatro jubilados dan de comer a las mulas, pilar principal de esta romería.

Polémica

Un viaje que no ha quedado exento de polémica. Casi 40000 personas han firmado en la plataforma Change.org para pedir que se ponga fin a la aventura de esta cuadrilla al considerar que se maltrata a los animales.

La asociación Acción para el Respeto Animal recoge firmas para que se anule este viaje

La asociación Acción para el Respeto Animal ha iniciado una campaña de recogida de firmas para que se anule este viaje. Señalan que una vez que se termine esta ´diversión` los cuatro miembros de este peregrinaje tienen pensado vender las mulas, algo que desde la asociación consideran un acto de "explotación de animales".

Un estudio del Partido animalista Pacma recoge que entre 2007 y 2014 han muerto más de cien caballos en la romería del Rocío. Algo que recuerda la asociación Acción para el Respeto Animal como argumento en su denuncia contra los cuatro romeros.

La asociación animalista pide a la Guardia Civil que "detenga esta innecesaria explotación de los animales solo por el ocio de cuatro jubilados que no han tenido en cuenta el sufrimiento de las mulas". En la carta enviada a la plataforma Change.org, la asociación cuestiona el bienestar de las mulas durante el viaje, "sólo serán utilizados como objetos, meros instrumentos para satisfacer el capricho de cuatro personas que irán sentadas en la carreta", defienden.

Un veterinario de la Diputación de Álava examinó a las mulas antes de partir y dio el visto bueno

Debido a la polémica generada, un veterinario de la Diputación de Álava examinó a las mulas antes de partir y dio el visto bueno al viaje. El especialista aseguró incluso la "envidia" que sentía de los cuatro amigos por no poder ser él uno de los que iniciara esta romería. Ellos prefieren no entrar en las acusaciones que llegan desde la asociación, "no queremos saber nada", aseguran.

Buena acogida

A pesar de la polémica que ha causado esta romería, Andrés asegura sentirse emocionado por el recibimiento que les dan en todos los pueblos por los que pasan. "Hasta los propios alcaldes nos reciben en los ayuntamientos", comenta asombrado. Además de esta buena acogida cuentan también con el apoyo de sus familias, sobre todo de sus mujeres. Aunque en un principio no parecían demasiado entusiasmados con la idea ahora comparten la ilusión de sus maridos. "En un principio no estaba muy contenta, pero luego me ayudó a preparar el viaje y la maleta, así que será que quiere tenerme lejos", se ríe Andrés.

Este leonés, afincado en Euskadi desde hace más de cincuenta años, se imagina la llegada con "mucha felicidad de encontrarse con la Virgen y pasar por su manto", pero para que llegue ese momento aun queda mucho por recorrer. No están solos, ya en Andalucía, la Hermandad de Lucena (Córdoba) les acogerá y acompañará lo que reste de camino hasta llegar por fin a la localidad onubense de Almonte. Mientras tanto, siguen recorriendo España con la salve rociera de fondo, aunque Andrés nos confiesa que aún no la saben "pero estamos tranquilos, aún nos quedan unos cuántos kilómetros para aprenderla".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información