Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
Ideologías, mascaras del poder

Ideologías, mascaras del poder

OPINIóN
Actualizado 03/06/2016 07:36

Artículo de opinión de Alfredo Rodríguez

Las ideologías nunca partieron de las bases, del pueblo, sino de una minoría intelectual que teorizaba sobre lo político, lo social y lo económico. Sin formación, sin conocimientos, los ciudadanos tenían difícil entender y comprender las teorías políticas, sociales y económicas formuladas por filósofos y pensadores. Por eso, una minoría dirigente organizada utilizaba el discurso, la retórica y el mitin para hacer llegar esas ideas a los individuos. Pero eso era antes de que en nuestras vidas aparecieran los grandes medios de comunicación de masas e Internet. Hoy, en pleno siglo de la era digital, de la aldea global, donde han desaparecido los límites de espacio y tiempo, la minoría intelectual y dirigente de cada grupo ideológico, utiliza sus terminales mediáticas para adoctrinar y a un ejército de militantes digitales para ganar la batalla.

«Todas las ideologías, aunque sean antagónicas, son diferentes máscaras de una misma cara llamada sistema, cuya base siempre es económica»

En el siglo XXI, todos quieren camuflar o disfrazar su ideología, forma parte de la modernidad, de los nuevos tiempos, pero si algo no cambia nunca es la ideología, lleve la máscara que lleve. Por eso conviene recordar que todas las ideologías, aunque sean antagónicas, son diferentes máscaras de una misma cara llamada sistema, cuya base siempre es económica. Y en la lucha ideológica que siempre subyace en cualquier país por conquistar el poder, una ideología solo se impone a su antagonista cuando ésta ha fracasado.

«La gente somos la coartada, el instrumento que unos y otros necesitan para legitimarse en el poder»

Pero el problema para la ciudadanía no ideologizada ?que es la mayoría social de un país- es que no todas las ideologías son iguales, algo que la historia nos ha enseñado, pero cuando confluyen situaciones de crisis económica, social y política, como la que vivimos hoy, una parte de la sociedad ve comprometida su dignidad por la necesidad, lo que hace perder la perspectiva histórica. En el fondo de toda batalla ideológica entre partidos antagónicos, lo único que se plantea es echar a los otros del poder para ocuparlo ellos. Que eso, y no otra cosa, el poder, es lo que se dirime siempre. El pueblo, la gente (que solo es para algunos la parte del pueblo que les sigue), siempre somos la coartada, el instrumento que unos y otros necesitan para legitimarse en el poder.

No hemos aprendido nada de la historia

Todos saben -me refiero a los líderes políticos- que los ciudadanos de hoy somos los mismos que ayer nos dejamos engañar por la clase política, por los bancos, por la burbuja inmobiliaria, por el capitalismo de amiguetes, los mismos que nos dejaremos engañar por el anticapitalismo de colegas. Nosotros, los ciudadanos, siempre seremos el pueblo, un pueblo que nunca, jamás, se convierte en gobierno, de la misma forma que nunca, jamás, un gobierno se convierte en pueblo. La historia, madre de la vida, si algo nos ha enseñado, es que nada hemos aprendido de la historia, por eso conviene recordar que las ideologías son diferentes máscaras de una misma cara: EL PODER.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información