Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
El Sornabique: el humanismo pequeñito

El Sornabique: el humanismo pequeñito

SALAMANCA
Actualizado 03/06/2016 15:34
Grisel Rodríguez

Una ONG que trabaja en Perú por la justicia cooperativa

El Sornabique es un nombre singular para una ONG que se identifica con una expresión popular de Berrocal, Huebra, que significa colleja: un golpecito en la cabeza para que la persona espabile. Probablemente el sentido de esa expresión pueda traducirse en que la ayuda a los demás es algo que requiere el respeto a la dignidad.

Esta ONG es bien singular y fue creada por el poeta Luis Felipe Comendador con un solo miembro, él mismo, y un grupo de colaboradores en el país al que está destinado su trabajo: Perú. No obstante, en 1992 ya se había iniciado en la tarea de colaboración con los más desfavorecidos al organizar una asociación cultural con fines sociales, que posteriormente se integró al Movimiento por la Paz y la Libertad (MPLD) de Castilla y León hasta que en el año 2008 aparece, completamente independiente, El Sornabique (SBQ) que lleva detrás sus apellidos: El humanismo pequeñito.

Dos proyectos fundamentales: crear empleo y llevar agua gratuitamente a las familias

SBQ es ciertamente un humanismo a escala, porque no pretende abarcar lo imposible sino centrarse en un grupo humano necesitado de ayuda. Al principio su actividad se concentró en Gambia y Senegal, pero los problemas de comunicación impidieron continuar. Entonces, se hizo presente y, de cierta forma, un protector de una población marginal: los Cerros de Trujillo en Perú. Allí El Sornabique es una palabra bien conocida por sus 20.000 habitantes y para que así haya sido cuenta con 57 voluntarios que realizan una visible y efectiva labor a cargo de dos proyectos fundamentales: crear empleo y llevar agua gratuitamente a las familias.

La filosofía de SBQ no es la caridad

La filosofía de SBQ no es la caridad, sino la creación de condiciones para una vida más llevadera. ¿Cómo lo hace? Entregando a las familias en extrema pobreza lo que allí se denomina carrito pollero, un puesto de venta ambulante de comida con todo lo necesario para ganarse la vida, con el compromiso de escolarizar a sus hijos. Por otra parte, la ONG ha instalado cuatro enormes depósitos de agua que son llenados regularmente y del que se sirven gratuitamente todos aquellos que no tengan otros medios para obtener agua potable en una población que no tiene ese servicio y, además, pone a disposición de las familias mini depuradoras que producen unos diez litros en un minuto. Más de quinientas personas diariamente son beneficiadas. La ONG, al tanto de las tragedias humanas en los Cerros de Trujillo, interviene en otros problemas, como el de una familia que no podía comprar un ataúd para enterrar a uno de sus hijos.

Quiere eliminar la palabra caridad del diccionario porque humilla a quien la recibe y engola al que la da

Los fondos empleados para esta asistencia, que no limosna, no provienen de subvenciones institucionales; SBQ no las acepta. Y los medios para conseguirlos son las donaciones que la ONG recibe de muchas personas y la labor contante de su único miembro ,llevando libros y objetos a los mercadillos a precios mínimos. Sólo eso, lo que es un principio de El Sornabique: trabajar por la justicia cooperativa y eliminar la palabra caridad del diccionario porque humilla a quien la recibe y engola al que la da.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información