Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
Ávila, ciudad de paso para la pobreza

Ávila, ciudad de paso para la pobreza

ÁVILA
Actualizado 06/06/2016 07:34
José Garzón

Debido al incremento de desahucios, paro y carestía en la ciudad, las personas más desfavorecidas se marchan a lugares donde encontrar mayores oportunidades y mejores ofertas de trabajo

A lo largo de los años de crisis, el número de desfavorecidos ha aumentado en gran medida, haciendo usual que en las calles de las grandes ciudades se puedan encontrar a esas personas que ya sea por desahucios, embargos o bien por otras desgracias y dificultades de la vida, han quedado apartados de la sociedad. Así, muchos refugios improvisados, hechos en su mayoría de cartón y mantas, se apoderan de soportales, aceras o sucursales bancarias, cobijos en los que intentar soportar las inclemencias de la noche. Sin embargo Ávila, a pesar de que el número de mendigos ha aumentado al igual que en el resto de la geografía española, ha quedado como una ciudad de paso para estos desfavorecidos, quienes buscan oportunidades en otras urbes más grandes y con más trabajo.

La directora del albergue de transeúntes de Ávila, administrado por Cáritas con el apoyo del Ayuntamiento, guarda el registro de todas las personas que han pasado por el hospicio, algunos venidos desde puntos lejanos de la geografía como Granada u Oviedo y otros de pueblos de la propia provincia. Asegura que la gran mayoría de ellos solo pasan una o dos noches en el centro y después se marchan a otros lugares, por lo que muy pocos se quedan definitivamente en la ciudad.

Mayor presencia con motivo del Centenario

Aunque el número de transeúntes se ha mantenido estable en los últimos años, la celebración del quinientos centenario del nacimiento de Santa Teresa en 2015 atrajo a un mayor número de ellos, quienes buscaban trabajo en los restaurantes y bares necesitados de manos para lidiar con la demanda. Sin embargo, a pesar de las mayores solicitudes, pocos lograron este deseado empleo, lo cual les empujó a marcharse de nuevo a otras ciudades.

Se pueden quedar a dormir indefinidamente quienes sigan los talleres del ´Plan Transeúntes`

A lo largo del año pasado, en el albergue se ofrecieron 4300 comidas y 3900 cenas frente a las 2200 pernoctaciones. Esto se debe a que mientras la alimentación se ofrece a todos aquellos que lo piden, en las habitaciones solo se permite dormir durante dos o tres noches. Sin embargo, todos aquellos que quieran unirse al 'plan transeúntes' pueden quedarse a dormir en el establecimiento indefinidamente, pero para ello tienen que pasar un periodo de pruebas de quince días y seguir los talleres que se les ofrecen durante la jornada, los cuales buscan reinsertarles en el mundo laboral y la sociedad. En la actualidad el albergue cuenta con ocho personas en este régimen.

Según la directora del albergue, las personas que se unen al ´plan transeúntes' se tratan principalmente de hombres surgidos de unas circunstancias sociales y económicas desfavorecidas, las cuales llevan a muchos a caer en problemas de drogadicción, alcohol o delincuencia. Por tanto, lo que se persigue no es solamente proporcionar a estas personas una salida a su adversa situación, sino reinsertarles en la sociedad enseñándoles oficios y tareas que puedan serles útiles en el futuro. Aunque el índice de personas que logra esta reintegración es escasa, para la directora, con que solo unos pocos lo logren, ya supone una recompensa.

Pocos casos de gente viviendo en la calle en Ávila

El perfil de estos necesitados suele ser el de hombre varón, pues en el albergue solo han acogido a dos o tres mujeres. Sin embargo, las edades, procedencias y razas de sus inquilinos suelen ser muy variadas, ya que a las personas que se les ofrece asilo van desde inmigrantes de otros países hasta jóvenes de dieciocho años.

Desde Cruz Roja afirman que han encontrado muy pocos casos de gente que viva en las calles de Ávila, pero alertan del gran número de llamadas y personas atendidas en los bancos de alimentos, por cortes de luz y agua en sus viviendas, así como por órdenes de desahucio. En los servicios sociales del Ayuntamiento explican además que estos casos suelen ser analizados individualmente, por ejemplo con la llegada de familias sin hogar, y que dependiendo de la persona se les ofrece una solución ajustada a su circunstancia.

Aunque el rostro de la crisis en las clases más pobres y desfavorecidas no se haya hecho tan visible en la vida de Ávila, ello no se debe a su inexistencia, sino a la falta de recursos y oportunidades de la ciudad. Esto lleva a las personas sin medios de subsistencia a marcharse de la provincia esperando encontrar un futuro en otras ciudades. Además, de esta forma se vela el problema de toda esa gente que, a pesar de conservar su casa o vivir con familiares, ha perdido sus recursos, y quienes se vuelven invisibles ante la sociedad.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información