Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
El arte de Henry Moore toma las calles

El arte de Henry Moore toma las calles

CULTURA
Actualizado 07/06/2016 07:06
Diego Matos

Llegan dentro del proyecto 'Arte en la calle' para reincidir en la idea de arte para todos los públicos, fuera de los museos, galerías y salas de exposiciones

Pasear por el casco antiguo siempre es una experiencia artística de primer orden, pero ahora, hasta el 12 de junio, la experiencia se completa con la presencia de las obras del artista británico Henry Moore. Y es que vuelve el arte a las calles de Salamanca con una exposición de uno de los grandes maestros de la escultura moderna.

Moore (1898-1986) alcanzó la fama tras la Segunda Guerra Mundial por sus bronces descomunales que exponía en espacios exteriores de todo el mundo. Sus esculturas estuvieron en Escocia, a orillas del Mar Rojo, en Castleford, Inglaterra, y hasta en Nueva York, en la sede de la ONU. Ahora llegan aquí dentro del proyecto 'Arte en la calle' para reincidir en la idea de arte para todos los públicos, fuera de los museos, galerías y salas de exposiciones. De arte con mayúsculas. "Convirtiendo la ciudad en un museo a cielo abierto", explican.

Este artista ya había sido expuesto en otras ciudades españolas cinco años antes de su muerte, en 1981, en Madrid y Barcelona, como una gran retrospectiva de su obra. Para esta nueva muestra se cuenta también con la colaboración del Ayuntamiento y de la Henry Moore Fundation, organización encargada de velar por el patrimonio artístico del autor. "Esta exposición es un reclamo cultural de primer orden. Salamanca es un museo en la calle y con estas obras lo que hacemos es ratificar esa condición", señalaba Alfonso Fernández Mañueco.

Bronces de gran tamaño

Las seis obras que se exponen en la Plaza de Anaya desde el día 5 de abril fueron creadas por el escultor en el momento clave de su carrera, entre los años 1960 y 1982, y son una muestra representativa de los motivos principales de su obra. "Está la fascinación por la figura reclinada y los temas sobre madre e hijo; la exploración de la relación entre la figura humana y el paisaje, tanto urbano como rural; la tensión entre lo natural y lo abstracto; y la transformación de los objetos naturales en formas escultóricas", detalla el comisario de la obra, Sebastiano Barassi, jefe de las colecciones de la fundación. Todas ellas con elementos figurativos y antropomórficos mediante los que aspira a alcanzar la expresión de lo sublimen.

Aunque Moore realizó sus esculturas para tener un diálogo con la naturaleza (a menudo se basada en piedras o conchas, que incluía en sus maquetas previas), al final encontró en ellas una integración con el espacio urbano, por afinidad o por contraste, consiguiendo un gran impacto en aquellos que las descubren por primera vez. Las obras de este artista se suman a las de otros grandes maestros que se expusieron en las calles de Salamanca, como Manolo Valdés, en el 2008, o Auguste Rodin, en el 2002.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información