Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
IU y PSOE hacen balance del primer año de mandato municipal

IU y PSOE hacen balance del primer año de mandato municipal

ZAMORA
Actualizado 06/06/2016 16:46

El alcalde afirma que el equipo de gobierno es "respetado por los ciudadanos de Zamora" y que se ha realizado un trabajo interno que repercutirá en la vida cotidiana de los ciudadanos a partir de este año

"Entendemos que el gobierno municipal que formamos IU y PSOE es respetado por todos los ciudadanos de Zamora". Así inicio el balance del primer año de mandato, que se cumplirá el próximo día 13 de junio, Francisco Guarido, alcalde de Zamora, en una rueda de prensa celebrada a primera hora de la mañana, en el Sala de Comisiones del Ayuntamiento, en la que estuvo acompañado por todos los integrantes del equipo de gobierno, excepción de Miguel Ángel Viñas, 2º teniente de Alcaldía. Añadió, además, que "hemos hecho un intenso trabajo que repercutirá en la vida cotidiana de los zamoranos a partir ya de este año". No obstante, a pesar de que "hemos contado con el lastre del pasado, como el tema del Edificio Municipal, más el de la ORA y Aparcamientos Subterráneos, que habrá que indemnizar en las próximas fechas, con una cantidad por determinar, y las sentencias, contrarias al Ayuntamiento, como la falta de revisión de precios de los contratos de servicios durante muchos años".

Confesó que este primera años se ha pasado "volando", porque, desde el primer momento, "no hemos dejado de trabajar ni un solo día, pues el compromiso con nuestra sociedad así nos lo ha exigido".

Adelantó que en este balance del primer año de mandato no vamos a presentar "grandes éxitos, es verdad, pero tampoco lo haremos de grandes proyectos para desviar la atención de los que realmente son necesarios en esta ciudad. Ha sido un trabajo diario, constante y en la sombra para poner al día la maquinaria en una dirección de izquierdas y, simplemente, para poner a rodar los engranajes de proyectos empantanados y contratos caducados".

Aprovechó el regidor que Zamora es una capital de provincia agraria para definir este primer año de mandato diciendo que "hemos estado preparando la tierra para poder sembrar y recoger los frutos más adelante. Y esta preparación del terreno, en la medida de lo posible, se ha hecho con la cooperación de todos, con el trabajo diario de políticas de izquierdas desde el primer día: bajadas de sueldos de los políticos, igualdad en el trato con los ciudadanos y empresas, acometer proyectos necesarios más que proyectos grandiosos".

Después pasó a describir la situación con la que se encontró la Casa de las Panaderas: "En mayo de 2015, el Ayuntamiento se encontraba parado, al menos, cuatro años. Todos los contratos caducados, ofertas de empleo de años anterior sin ejecutar, todas las adjudicaciones a través de contratos menores y con procedimientos sin publicidad. En cuatro años no se solicitaron fondos europeos, inversiones inexistentes en la ciudad. De esa situación partiamos".

Transcurrido un año, las cosas han cambiado: "Ya están licitadas las piscinas públicas, el pliego de la ORA, y en la próxima comisión irán varias ordenanzas que prepararán el terreno en este sentido; se han solicitado fondos europeos por más de diez millones de euros para los próximos cuatro años, a pesar de las muchas dificultades que tuvimos porque nos encontramos sin documentación, sin nada preparado, y se ha logrado un superávit de más de 12 millones que utilizaremos para pagar deuda, una mitad, y otra parte en inversiones sostenibles".

Sin pausa, habló de los principios de este gobierno: "La transparencia, como se refleja en la página web, con contratos, coche oficial; austeridad, con rebaja de sueldos de liberados y su número; laicismo con respeto, como recordarán con lo sucedido en Semana Santa y Virgen de la Concha, con respeto a todas las creencias; se ha devuelto la confianza política del gobierno de este Ayuntamiento, que puede haberse equivocado, y que ha puesto la maquinaria administrativa a funcionar, aunque de forma muy lenta. Pero la gente sabe que es un gobierno honrado".

Valoró Francisco Guarido la resolución de temas pendientes del mandato anterior: "Como la fase final del pago de indemnizaciones del frustrado edificio municipal, con 608.500 colofón. La sentencia de la ORA con indemnización por los aparcamientos hipotecará en parte el futuro presupuesto. Cargar con un PGOU surrealista, y lo hemos hecho con más dignidad y entereza que la vociferante oposición del PP, que die que ellos no son responsables de la gestión de los últimos 20 años. Nos ha tocado proceder a la liquidación de dicha Sociedad, tapando el agujero que quedó y que se tapó con 300.000 euros para liquidar las últimas facturas. Han sobrado 20.000".

Reconoció, pero valoró, que "es un gobierno en minoría, pero con criterio propio y apoyo ciudadano suficiente como para que no nos marquen la acción del gobierno desde la oposición desde la oposición". Al respecto citó: la austeridad en los sueldos de los políticos, con un ahorro de 450.000 euros en los últimos cuatro años; fin de los contratos a dedo, con un nuevo sistema de contratación de empresas; transparencia, participación ciudadanía en la elaboración del Presupuesto de 2016; PGOU, con modificaciones por la vía de los hechos: dos millones de metros cuadrados suprimidos del Zamora@Duero; 1.300.000 de la zona del Canal de San Frontis; bonificaciones del IBI, ahora consolidada por la Ley del Catastro; ajustes en el Padrón de Basuras"; edificio municipal, recuperación de parcelas, petición de fondos europeos, paralizados desde hace cuatro años; licitar contratos caducados, recuperación de la inversión sostenible, necesaria y racional; recuperar el valor del trabajo y del personal; mejorar las políticas sociales; coordinación y diálogo con otras administraciones; bajada de impuestos y tasas; reducción de la deuda con los bancos a la mitad, de 13 a seis millones; actualización de ordenanzas; cultura participativa; turismo, con Mupi de la Estación y dotación de material turístico, hasta ahora inexistente; regularización del uso de la Ciudad Deportiva e inversiones en arreglo de las pistas deportivas, y adaptación de las normas y ordenanzas a las leyes vigentes".

Finalmente, insistió en que se trata de un gobierno "en minoría", pero con "diálogo permanente con otros grupos, aunque siempre pueda parecerles insuficiente; y con todos los zamoranos a los que atendemos en la medida de lo posible".

El regidor pidió "disculpas por los fallos, que también los tendremos, y, esperamos que, a partir del primer año, se pueda notar en la ciudad y entre los zamoranos el trabajo del equipo de gobierno y de todos los concejales de todos los grupos, así como los empleados públicos del Ayuntamiento y de los servicios".

Y cerró su plática con los proyectos iniciados y que espera que concluyan en este 2016: "Edificio de la Policía Municipal, asfaltado de calles, Oferta de Empleo Público, Muralla, pistas deportivas, como las del Tránsito y otras; Centro Cívico, si la Junta lo permite; Mercado de Abastos, Museo de Baltasar Lobo".

Tras la intervención de Francisco Guarido, tomó la palabras Antidio Fagúndez, primer teniente de alcalde, para afirmar que el PSOE, "asumió, desde el primer minuto, que ese deseo de cambio de los zamoranos, y los socialistas entendimos que debíamos facilitar, en primer lugar, la investidura como alcalde de Francisco Guarido, y, en segundo término, comprometernos con el equipo de gobierno de progreso". Reconoció, no obstante, que esa decisión fue "controvertida" y "nos generó serios problemas"; pero, pasado un año, "hemos de decir que la decisión que adoptó el PSOE fue la adecuada".

Y confesó también que, desde el principio, "hemos tenido desacuerdos, como consecuencia de que somos dos partidos políticos diferentes y que tenemos dos modos de gobernar. Hemos trabajado siempre con lealtad institucional y con respeto a las diferencias. Creo que no hay que tener miedo a los desacuerdos, siempre que se trabaje con pasión por conseguir el consenso a favor de Zamora y de los zamoranos".

Añadió que, como equipo de gobierno, "hemos trabajado intensamente y conseguido acuerdos con los grupos políticos de la oposición, a excepción del PP, que nunca ha mostrado verdadero interés por el mismo. La división interna del PP que ha llevado a las instituciones ha conllevado que el mandato pasado en el Ayuntamiento resultase perdido para la ciudad. Y heredamos un Ayuntamiento absolutamente desguazado. La división continúa en el PP, y se ha pasado a la Diputación y a la Junta de Castilla y León, con graves consecuencias para todos los zamoranos. Por lo contrario, nosotros hemos trabajado para lograr acuerdos con el resto de las instituciones. En un solo año hemos llegado acuerdos como para la mejora de las instalaciones deportivas, mejoras de servicios de protección civil, bomberos, seguridad ciudadana y del mundo de la cultura".

Y , finalmente, resaltó, como antes había hecho el alcalde, principios fundamentales en la forma de gobernar de IU-PSOE: "La transparencia, la puesta en marcha de dos servicios como el Parque de Bomberos y la nueva comisaría de la Policía Local en el antiguo Banco de España. Vamos a solicitar al Estado la carencia del pago de alquiler hasta que finalice la obra y podamos hacer uso del servicio y, posteriormente, intentar negociar con el Estado un acuerdo similar al que tiene la ciudad de Salamanca. También hemos cumplido con nuestro programa electoral, bajando los tributos y eliminando la tasa de basuras de garajes y trasteros, y hemos bajado el IBI y modernizado la institución".

Resaltó, por último, "el gran trabajo que han hecho todos los concejales del equipo de gobierno, el de todos los funcionarios y trabajadores de esta casa, porque sin ellos no hubiera sido posible conseguir todo lo que hemos hecho en este primer año de mandato".

Y, como finiquito, la autocrítica: "No hemos sido capaces de conseguir que el Ayuntamiento funcione de un modo ágil y eficaz, aunque recogimos una administración oxidada y le faltaban piezas al engranaje. El objetivo de primer orden es que esta maquinaria funcione perfectamente engrasada de aquí al final del mandato".

Y un último deseo: "Este es el Ayuntamiento de todos los zamoranos y nos esforzamos cada día por conseguirlo, y creo que lo estamos logrando".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información