Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
Puente: «El PP nos percibe como usurpadores de un poder que creen que les pertenece por derecho»

Puente: «El PP nos percibe como usurpadores de un poder que creen que les pertenece por derecho»

VALLADOLID
Actualizado 15/06/2016 12:29

«Bajar de 300.000 habitantes, y perder la categoría de gran ciudad, es el tema que más me preocupa en este momento»

Hace un año apostabas por un cambio sensato, doce meses después ¿ha sido así?

Quizá mi opinión carezca de objetividad, habría que preguntar a los ciudadanos, pero creo que la calle en general está satisfecha. No se ha hecho ninguna apuesta estrambótica y, en general, ha entrado aire fresco hasta el Consistorio.

Un año de entendimiento también con el otro partido que gobierna, Valladolid Toma la Palabra, ¿ha habido sintonía?

Ha sido como se esperaba, sencillo. Ya durante la oposición de los últimos cuatro años trabajamos de forma conjunta. Hemos tenido discrepancias, porque si no, no seríamos dos partidos diferentes, pero no ha sido un trabajo difícil el entendernos.

Enfrente tenéis al PP con el que no habéis negado que hay mala relación ¿A qué se debe?

Es un problema de diagnóstico. El mismo día de la toma de posesión se nos acusó de ´guerracivilistas`. Nos perciben como los usurpadores de un poder que creen que les pertenece por derecho. Claro, cuando se hace ese diagnóstico, la política que se realiza es a cara de perro y se va a por el gobierno desde el minuto uno. La calle no está enfadada ni satisfecha con nosotros, en algunos casos está contenta y en otros sorprendida, ni más ni menos. Es más, muchos votantes del PP me han transmitido su sorpresa positiva por cómo estamos trabajando.

¿Ha podido crispar aún más la decisión de llevar a de la Riva a los tribunales por la ´Comfort letter`?

No, esto ya venía de antes. La decisión de llevarlo al banquillo es en parte responsabilidad de ellos porque se permitieron cuestionar la legalidad de la toma de decisiones del equipo de gobierno, que lo que pretendía era resolver la deuda que ellos dejaron. Han estado todo el rato intentando socavar nuestro trabajo, que era resolver el problema que ellos causaron.

Una de las primeras medidas era contactar con las entidades financieras para ofrecer esa permuta de vivienda para personas con riesgo de desahucio. ¿Se pudo avanzar con los bancos?

Eso no ha ido bien. Al principio hubo muy buenas palabras y luego no se ha concretado gran cosa. No obstante, desde Urbanismo se sigue trabajando y es posible que consigamos algún objetivo, aunque mucho más modesto de lo que inicialmente nos habíamos propuesto.

La eliminación de la Tasa de Basuras fue una de las primeras medias, ¿ha afectado mucho al presupuesto?

Indudablemente contar con diez millones de euros de ingresos a mayores nos habrían dado muchas posibilidades de hacer cosas, pero nos parecía de justicia tanto acabar con una tasa que suponía una doble imposición sobre un mismo hecho como cumplir con un compromiso electoral que era claro y nítido.

Se ha conseguido recuperar la concentración motera de enero. ¿Crees que se podrán volver a recuperar las mismas cifras de Pingüinos?

Yo espero que sí. En enero del año que viene ya tendremos Pingüinos en Valladolid y ya no será la fiesta de la moto, ni será el Ayuntamiento quien lo organice. Creo que Turismoto va a volver a organizar Pingüinos, con independencia de alguno que sigue insistiendo en su estrategia de fastidiar, y la cita va ir recuperando poco a poco su esencia y el número de personas que atraían.

Habéis quitado la subvención a las corridas de toros y cerrado el Museo del Toro. Si se organizaran corridas desde la iniciativa privada, ¿contaría con la colaboración del Ayuntamiento en su difusión como un evento más?

Así ha sido. Este año en las jornadas taurinas, los carteles y los programas se han hecho desde el Ayuntamiento, es decir, no hay animadversión al tema taurino. Sí que tenemos claro que hay una sensibilidad creciente en contra del maltrato animal que tenemos que respetar, y eso pasa porque los recursos públicos, en este caso 160.000 euros para una tarde de toros, se administren con más prudencia.

Se ha conseguido salvar el Museo de San Joaquín y Santa Ana. ¿Qué queda pendiente con otros espacios como es el caso del Patio Herreriano?

El Patio Herreriano es un espacio que necesita el reenfoque y se está trabajando en ello. Estamos en un momento decisivo porque la colección está deshojando la margarita y no sabemos si va a seguir, ni cómo lo va a hacer, porque parece que hay propietarios que tienen el interés en vender parte de sus obras. En esas circunstancias estamos a la espera ya que este tema se va a despejar en el verano y probablemente a partir de ahí tomaremos decisiones de cómo enfocar el futuro.

«Muchos votantes del PP me paran sorprendidos para felicitarnos por nuestro trabajo»

Uno de los planteamientos de cambio era referente al transporte público, ¿se ha avanzado en este año?

Las fechas comprometidas eran en torno al verano para empezar a hablar de una redefinición de líneas, de frecuencias? Esperamos trabajar con estos plazos ya que se está haciendo un trabajo muy serio. Se hizo un estudio importante de movilidad en la ciudad. Vamos a ver qué resultados ofrece y con qué mimbres se pone en marcha una nueva forma de movernos en el transporte público.

Tenemos que cambiar la política de precios y probablemente el año que viene ya vayamos con una política más flexible y más adaptada a las realidades de los usuarios. También tenemos que renovar la flota. Este año hemos adquirido cinco autobuses híbridos y estamos planificando la compra de otros doce o trece nuevos autobuses ya que nuestra flota es una de las más antiguas de España.

En el programa electoral se apostaba por eliminar la Sociedad Mixta de Turismo, ¿qué habéis visto para decidir mantenerla y apoyarla?

El modelo quizá no sea el problema sino el uso que se ha hecho del modelo. Ofrece algunas ventajas importantes, como un ahorro fiscal, porque nos permite desgravar el IVA que gastamos y eso supone en torno a 300.000 euros al año. Se pueden hacer cosas en materia turística con esta cantidad importante. Además, hay elementos de agilidad en la gestión y la composición de la propia sociedad, con agentes ajenos al Ayuntamiento como puede ser Diputación, hosteleros, empresarios? Eso nos da una visión del instrumento que no es tan desfavorable como la que teníamos antes.

Hay cosas que hay que hacer, como intentar mejorar la transparencia y mejorar la aportación del resto de los socios. Si conseguimos resolver esas cosas, nos hemos dado un margen de tiempo de otro año para seguir valorando, puede ser un instrumento válido y puede que acabemos manteniéndolo.

¿Cómo valoras toda la gestión en lo referente al soterramiento?

Hemos tenido veinte años en los que no ha habido avances significativos. Yo creo que hubo una oportunidad del 2000 al 2008 de pisar el acelerador y de haber llevado a cabo la operación, en un momento en el que el mercado inmobiliario permitía sufragarla directamente con cargo a venta de suelo que es como se ideó. Esa oportunidad se perdió, tardó mucho en hacerse el Plan Rogers, y nos hemos encontrado con una crisis que está durando demasiado y que nos deja un margen muy pequeño para hacer el soterramiento tal y como estaba previsto.

«Hemos apostado menos por la cosmética y más por los servicios esenciales»

Ahora hay que redefinir la operación y elaborar un plan de viabilidad para que lo que se haga se ponga negro sobre blanco, con las cifras y el acuerdo de los socios con la firma de un nuevo convenio y en la refinanciación de la deuda existente. Con ese planteamiento el soterramiento es posible, aunque no a corto plazo.

Durante este año también se ha avanzado en la Ciudad de la Justicia y el tema Zambrana. ¿Cuáles han sido esos avances?

En la Ciudad de la Justicia la oportunidad de redefinir la ubicación nos la da la actitud del propio Ministerio de Justicia que no ha consignado en los presupuestos una cantidad ni suficiente ni mínima para afrontar el inicio del proceso. Este año había 300.000 euros consignados para una obra de 36 millones de euros. Eso nos hace pensar que no hay una intención real de desarrollar la Ciudad de la Justicia en el corto plazo y por tanto lo que nos permite es repensar la ubicación. Ahora hay que sujetar el tejido urbano que ya conocemos, hay que apostar por el comercio de proximidad y eso pasa por no llevarse los equipamientos públicos que generan movimiento al extrarradio de la ciudad.

¿En qué situación se encuentra el Plan General de Ordenación Urbana?

El Plan estaba ya para publicarse pero hay dos cuestiones que han surgido y hay que tenerlas en cuenta. Una de ellas es el impás que sufre el soterramiento y su necesidad de redefinición. El otro es el parque agroalimentario, cuya ubicación queremos variar porque estaba previsto ir a la zona de palomares pero nosotros vemos más razonable que vaya a la zona de talleres donde ya está planificada, y en parte construida, esa playa de vías que pueda servir para el transporte ferroviario directo por parte de ese polígono. Yo creo que en septiembre, como muy tarde, esas dos incógnitas estarán despejadas e iremos a aprobación inicial.

¿Qué podemos hacer para no perder la categoría de gran ciudad?

Esa es la cuestión más espinosa de todas. La pérdida de población ha sido muy grande en los últimos veinte años en los que hemos perdido más de 35.000 habitantes y hay que frenar esto. Se trata de hacerlo de todas las maneras posibles, con pequeñas y grandes medidas. El proyecto de industrialización de la ciudad es vital para sujetar población y volver a recuperarla. En eso estamos, pero es el tema que más me preocupa en este momento.

Respecto a las fiestas, ¿cómo ves la evolución?

Yo creo que este año, si se cierran las cosas que tenemos, las fiestas van a tener otro enfoque. Tampoco va a ser una pirueta de 360 grados, pero sí que se van a ver matices diferentes. Desde la música que se selecciona para los conciertos de la Plaza Mayor hasta otro tipo de iniciativas en la ciudad interesantes, diferentes, innovadoras?

«Eliminar la Tasa de Basuras era de justicia tanto por la doble imposición como por el compromiso electoral»

En este año, en nuestro medio, hemos tratado con muchos colectivos sociales que nos transmiten que se les ha atendido, otros que esperan hechos. ¿Ha habido más acercamiento?

Las puertas del Ayuntamiento se han abierto de par en par, al igual que las de este despacho. Me ha sorprendido que algunos representantes de colectivos me dijeran que nunca habían estado en este despacho. Aquí se ha gobernado de una forma sorda y ahora estamos en una actitud de escucha permanente. Los ciudadanos saben el trabajo que se hace a través de nuestra agenda que se publica de manera diaria. Eso sí, solo está disponible la del equipo de gobierno, la de la oposición no la veréis.

Hablando de transparencia, hace un año asegurabas que la oposición podría ver en ´tiempo y forma` todos los expedientes. ¿Se ha cumplido?

Absolutamente. La Comisión de Seguimiento y Control de Contratación, que no existía en tiempos del PP, ahora está y la presiden ellos mismos. La Comisión del Soterramiento la creamos porque tampoco estaba configurada. Transparencia hay, otra cosa es que el PP ni con eso esté contento. Antes yo pedía un informe y tardaba seis meses en llegarme, cosa que ahora no les ocurre.

Un aspecto importante para esta ciudad es el de la Seguridad ¿Sigue habiendo buena sintonía con Policía y Bomberos?

Sin duda. Hay un diálogo permanente e intentamos mejorar los medios de los que disponen comprando nuevos coches y motos para mejorar un parque que estaba muy anticuado, también intentaremos redefinir la ubicación de la plantilla. Y con Bomberos ya hemos aprobado la reforma del parque de Delicias y el otro está en proceso. Nos hemos propuesto que los servicios básicos de Valladolid tengan calidad. Hemos apostado menos por la cosmética y más por los servicios esenciales.

Para quienes piensen que todo sigue igual y no ha cambiado nada, ¿qué les dirías?

No sé si habrá alguien que todavía lo crea, pero ahora el Alcalde va solo por la calle y le paran constantemente para plantearle cosas. El estilo y las formas son muy diferentes. Pero sí, la ciudad está cambiando, Valladolid está ahora de moda y es referente en muchas cosas, por el talante con el que se gobierna, se consensua y se trata a quienes vienen. Eventos como la Copa del Rey de Rugby han servido para dar un paso adelante con imaginación, por ejemplo. Estamos en una buena posición ahora para despegar. Eso sí, lo haremos siempre que haya apoyo mayoritario de los vallisoletanos. Es primordial.

Desde que has entrado en la alcaldía, ¿qué cosas has hecho que no creías poder hacer y viceversa?

Hay cosas que hemos querido y hemos podido hacer. La final de Copa del Rey de Rugby es un ejemplo de ello. Es una decisión que tomo yo, la pongo en marcha y la he visto materializarse. Otras cosas que te hubiera gustado hacer y te topas con obstáculos burocráticos y legales. En líneas generales, lo que nos proponemos lo podemos hacer. Tardaremos más o menos pero tenemos la ilusión, la fuerza y las ganas para poder hacerlo. El equipo de Gobierno está trabajando a destajo, tiene un compromiso espectacular con la ciudad, se les ve felices en su trabajo y eso al final redunda en buenos resultados.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información