Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
La receta electrónica es ya una realidad en Burgos

La receta electrónica es ya una realidad en Burgos

BURGOS
Actualizado 17/06/2016 17:21

El nuevo sistema, implantado por la Junta de Castilla y León previamente en Aranda de Duero, Miranda de Ebro y resto de la provincia, permitirá a los usuarios disponer con mayor facilidad, accesibilidad y seguridad de los medicamentos y productos sanitarios que su médico les prescriba

La receta electrónica, denominada RECYL, es un servicio puesto en marcha por el Servicio de Salud de Castilla y León, junto con las oficinas de farmacia, que surge como consecuencia de la evolución de las tecnologías de la información y la comunicación y su progresiva incorporación al Sistema Nacional de Salud, con la voluntad de facilitar a los usuarios la disposición, accesibilidad y seguridad de los medicamentos y productos sanitarios que su médico les prescriba.

Ventajas de la receta electrónica

Las ventajas del nuevo sistema serán tanto para pacientes como para profesionales sanitarios. Los pacientes apreciarán una comodidad y facilidad de acceso a su medicación, una información continuada sobre el tratamiento en la llamada hoja de medicación, documento que recoge toda el tratamiento que el paciente está tomando, y una aplicación del límite de aportación mensual de los pensionistas. Con esta medida, el personal sanitario percibirá una mejora en la calidad asistencial optimizando sus tareas relacionadas con la medicación, optimizando el proceso de dispensación mediante el acceso directo al tratamiento completo del paciente. Y, de igual manera, una mejora en la coordinación entre los profesionales sanitarios, además de una mejora sustancial en la seguridad asociada a los procesos de prescripción y dispensación.

El procedimiento establecido para iniciar el pilotaje de la receta electrónica es el siguiente: el paciente acude al médico con la tarjeta sanitaria, éste accede a la historia clínica formalizada, realiza el diagnóstico y establece el tratamiento que queda registrado en el Sistema de Receta Electrónica. Finalmente, emite la hoja de medicación que entrega al paciente. A continuación, el paciente acude a la oficina de farmacia con su tarjeta sanitaria. El farmacéutico la pasa por el lector y accede al tratamiento, procediendo a dispensar los medicamentos prescritos para un período mínimo de 28 días.

Si se diera el caso de que fuera un tratamiento crónico, el paciente acudirá de nuevo directamente a la farmacia, 28 días más tarde o cuando los envases dispensados estuvieran próximos a su finalización.

Paulatinamente, los pacientes se irán incorporando al sistema, a la vez que las recetas de papel irán desapareciendo y únicamente bastará con presentar la tarjeta sanitaria. Como excepción se mantendrá la impresión para los casos en los que fuera necesario.

Otro aspecto en el que la Junta de Castilla y León está trabajando es en la obtención de la retirada de las recetas electrónicas en cualquier farmacia del territorio nacional, con independencia de la comunidad autónoma en la que se haya realizado la preinscripción.

La receta electrónica en Burgos

Este procedimiento, previamente implantado en la provincia de Burgos, comenzó su andadura en el Centro de Salud de Treviño el 1 de diciembre de 2015. Posterior a esta fecha y paulatinamente se han ido instalando en los 22 centros de salud rurales durante el primer semestre de 2016. En Aranda de Duero se implantó el 27 de mayo y a Miranda de Ebro llegó el 2 de junio.

En Burgos capital ha comenzado su implantación más tarde. El pasado 10 de junio se instaló en los centros de salud Cristóbal Acosta e Ignacio López Sáiz y hoy, 17 de junio, en los centros de salud de San Agustín y José Luis Santamaría. Así continuará hasta tener los 11 Centros de Salud con este sistema.

No obstante, las oficinas de Farmacia de Castilla y León están preparadas para poder dispensar recetas electrónicas desde la semana del 6 de junio. Al llegar a Burgos este método, cualquier paciente puede retirar su medicación aportando la tarjeta sanitaria en cualquier Oficina de Farmacia de Castilla y León.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información