Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
La buena salud de las Pistas del Helmántico

La buena salud de las Pistas del Helmántico

DEPORTES
Actualizado 04/07/2016 09:28
Israel Molina y Beatriz Gas

Este pasado mes de junio se celebró el XIX Memorial 'Carlos Gil Pérez' con el recuerdo de los tiempos en los que Edwards o Sotomayor asombraron al mundo

El escritor y guionista Alan Moore dijo un día que "todo lo bueno en la vida nace de un salto al vacío". El británico Jonathan Edwards o el cubano Javier Sotomayor debieron pensar que llevaba razón, y no lo dudaron en aquellas legendarias tardes de los 90 en las que ambos regalaron algunas de las mayores exhibiciones que los aficionados salmantinos recuerdan. En esta historia hay que detenerse en el lugar de origen, las pistas municipales del Helmántico. Santi Moreno, quien todavía posee la mejor marca al aire libre en triple salto, lo resume de manera sencilla. "Es una pista talismán para los saltos desde siempre. Tanto en el triple como en la altura se han hecho grandes resultados. No solo los récords del mundo, yo mismo tuve la suerte de hacer aquí la mínima que me permitió disputar mis únicos Juegos, los de Barcelona en el 92", reflexiona visiblemente emocionado el ex-atleta español, quien a día de hoy sigue dedicando su vida al atletismo y entrena a unos diez atletas españoles.

Aquellas tardes de los noventa

Pese a haber sido un triplista consagrado, Santi Moreno tira de nostalgia al pensar en aquellas reuniones de tanto prestigio; sin embargo, no tiene un recuerdo nítido sobre la proeza que Edwards realizó en Salamanca. "No recuerdo si estaba en la pista, pero fue un gran momento para el atletismo y para Salamanca. Eran tiempos muy buenos porque el meeting tenía un gran presupuesto y venían verdaderas estrellas mundiales. Ahora eso se ha perdido". Además, el propio saltador español, explica lo extraordinario que era competir con gente de tanta calidad como el británico. "Te impacta mucho más porque es tu prueba y lo valoras de verdad. Lo veías saltar un metro más de lo que saltábamos los españoles. Era impresionante. De todas formas, el que sí recuerdo bien es el récord que hace ese mismo año (1995) en el Campeonato del Mundo de Göteborg".

Y si 1995 fue el año de Jonathan Edwards, 1993 fue el de Javier Sotomayor. El atleta cubano ya había superado en 1988 la mejor marca mundial, pero lo que hizo cinco años más tarde en las pistas del Helmántico todavía tiene su eco. Su salto sobre 2,45 metros dejó boquiabierto al mundo entero ya que establecía una plusmarca mundial que hoy, 23 años después, todavía sigue vigente. El paso del tiempo ha provocado que, debido a los recortes y a la reducción del presupuesto, los mejores atletas del mundo busquen refugio en otras ciudades, sin embargo, Salamanca sigue manteniendo su meeting anual.

«Es un ciudad propicia para los saltos y la velocidad»

Este año se conmemoró el XIX Memorial 'Carlos Gil Pérez', que contó con la participación de grandes nombres del atletismo español como es el caso del castellonense Pablo Torrijos, quien posee el récord de España en triple salto. Respecto a esas buenas marcas, que siempre se hacen en las pruebas de saltos en la ciudad, el propio Santi Moreno lo explica así: "Es un ciudad propicia para los saltos y para la velocidad, pero ya no solo Salamanca, sino toda Castilla y León. La altitud ayuda mucho, aunque luego todo depende del viento", comentaba el ex-plusmarquista español de triple salto.

Mínima olímpica para Itoya

A pesar de que la competición de triple salto y de altura no regalaron en 2016 una hazaña que compartir años más tarde, Salamanca volvió a disfrutar de su atletismo y vio como la española Juliet Itoya cumplía el sueño de toda una vida. La saltadora española de longitud ganaba la prueba con una marca de 6.79 con la que lograba la mínima Olímpica. "Es el sueño de toda mi vida, llevo 14 años trabajando muy duro. No sé ni cómo estoy, ni cómo me siento. Esto es muy especial", rezaba la española pocos minutos después de abandonar el foso entre felicitaciones y abrazos de los aficionados y de sus propias rivales.

Una pista que sigue considerada como una de las mejores

Además de la alegría de Juliet Itoya, también certificó en Salamanca su mínima Olímpica Yidiel Contreras en los 110 metros vallas. De esta forma, el XIX Memorial 'Carlos Gil Pérez' volvió a poner de manifiesto la buena salud de una pista que sigue considerada como una de las mejores para los saltos, la velocidad y los lanzamientos. Aunque sus nombres no son los de antaño, todo el mundo no puede ser Javier Sotomayor o Jonathan Edwards. Salamanca también tiene que vivir de lo que da la tierra, de gente como Juan Ambrosio González o Julio López, los que son probablemente los dos mejores triplistas de la ciudad.

Así pues, con la añoranza de que cualquier tiempo pasado fue mejor, los nombres de Jonathan Edwards y de Javier Sotomayor, dos de los mayores talentos que el atletismo nos ha legado, siguen ligados a las entrañas de una Salamanca que vibraba cada verano en las pistas del Helmántico, a apenas unos centímetros de donde la Unión Deportiva cumplía los sueños de miles de aficionados charros. Por desgracia para el deporte de la ciudad, los noventa acabaron, la edad de oro terminó, las grandes estrellas empezaron a buscar otras reuniones de mayor prestigio y el fútbol inundó de lágrimas cada fin de semana. Con todo eso en la retina, hay que felicitarse por la buena salud de la que siguen gozando las pistas del Helmántico.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información