Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
Cuando la victoria no es lo más importante

Cuando la victoria no es lo más importante

DEPORTES
Actualizado 03/07/2016 10:56
Israel Molina y Beatriz Gas

El Club Deportivo Salamanca Rugby despide una nueva temporada con un evento muy especial

Una discoteca y un deporte como el rugby no parecen ser dos polos de fácil unión, sin embargo, en Salamanca, y allá por los setenta, surgió una chispa que conectó ambos extremos. De un lado estaba la discoteca Sargento Pepper's y del otro una serie de inquietos estudiantes que se decidieron por este particular deporte, que pese a que no vive su momento más esplendoroso en la ciudad, aúna a dos clubes y una tradición que se remonta ya a más de cuarenta años. Ahí es nada.

La nobleza, el compañerismo o la integración son valores que no admiten debate en el rugby. A pesar de que estamos hablando de un deporte minoritario, tanto en España como aquí en Salamanca, Álvar Martín, director técnico del Club Salamanca Rugby, valora positivamente la trayectoria que el deporte está teniendo en los últimos tiempos. "Está despegando un poco. Aquí hubo una gran fiebre por el rugby anteriormente, pero eso se perdió y poco a poco estamos tratando de reflotarlo. Aunque no es fácil, claro", razona.

La Fiesta del Rugby

Acabada la temporada, más que valorar los resultados deportivos obtenidos es momento de aprovechar para intentar acercar el deporte a toda la ciudad y, por eso, Salamanca Rugby Club ha aprovechado las instalaciones de la Aldehuela para una jornada de puertas abiertas donde la gente se va acercando conforme avanza el día. "Es la primera vez que hacemos esto. Nos lo hemos costeado todo nosotros, pero merece la pena porque se hace todo con mucha ilusión y cariño", explica Álvar Martín y mientras continúa con su argumentación sonríe de satisfacción. "Lo hemos llamado La Fiesta del Rugby. Consiste en una yincana que mezcla las diferentes habilidades que tienen los jugadores de rugby. Es muy divertido".

«Entrenar nos toca hacerlo habitualmente en el campo del Puente Romano, que no tiene césped y donde tenemos que hacerlo todo sin contacto»

A pesar del ambiente festivo y del sol que luce en lo alto de la ciudad, el director deportivo del club echa la vista atrás, reflexiona y reconoce que tienen ciertas dificultades. "Es complicado entrenar este tipo de deportes. Este campo (Aldehuela) solamente lo podemos usar para jugar y entrenar nos toca hacerlo habitualmente en el campo del Puente Romano, que no tiene césped y donde tenemos que hacerlo todo sin contacto". En cualquier caso, pronto olvida los lamentos para evidenciar el positivismo que la jornada evoca, "estamos en auge, el juego de siete tiene mucho tirón, vamos a los juegos este año, hay cada vez más equipos femeninos. De hecho nosotros acabamos de inaugurar el nuestro y tenemos a una de las mejores árbitros del mundo".

Un ambiente envidiable

Lejos de ser un deporte rudo, como así puede parecer de entrada, el rugby se caracteriza por una serie de valores donde el respeto prima por encima de todo lo demás. Fermín de la Calle, experto y comentarista para Movistar+, lo explica de la siguiente forma: "En el campo nos pegamos fuerte, pero todo se queda ahí. Acabamos, nos damos la mano y nos vamos al tercer tiempo". El tercer tiempo es una de las tradiciones que hacen del rugby un deporte tan especial, puesto que ambos equipos, una vez finalizado el partido, se encuentran para compartir una comida o una bebida y confraternizar haciendo ver que, más allá del resultado deportivo, la amistad prima por encima del resto.

«A mí siempre me han dicho que las dos haches que forman las porterías representan el honor y la humildad»

Sobre estos valores también reflexiona Martín, que además de director deportivo sabe lo que es vestirse de corto: "A mí siempre me han dicho que las dos haches que forman las porterías representan el honor y la humildad y eso es lo más importante. En el campo se lucha y se sangra por cada metro, pero al árbitro solo le habla el capitán y lo hace con un tratamiento de señor". Además de todo esto, también hay tiempo para hablar sobre la importancia que se le da a la integración. "Tenemos en el equipo un chico con síndrome dedown. Venía del fútbol y del baloncesto, de estar en una esquina donde nadie le pasaba un balón y aquí es uno más, que es como debe ser. De eso también debemos sentirnos orgullosos", valora el director técnico del Club Deportivo Salamanca Rugby.

Más de 100 fichas en el equipo

A día de hoy el equipo compite en Primera Regional, la más baja que hay en Castilla y León, y en esa misma categoría cada temporada se producen dos apasionantes derbis, que dividen a la ciudad cual Real Madrid ? Atleti. "Es verdad que hay rivalidad, claro que la hay. Tiene que ser así entre equipos de la ciudad. Ha tenido sus momentos de tensión, pero es una rivalidad sana. Nosotros somos una escisión del equipo de la Universidad, porque allí el presupuesto que daban no nos permitía ascender aunque ganáramos la liga. Entonces decidimos hacer otro equipo y luchar por nuestros intereses", cuenta el director técnico del club.

A día de hoy, y pese a la complicada coyuntura que cualquier deporte minoritario tiene para abrirse camino en medio de ese frondoso bosque en el que el fútbol ocupa hectáreas y más hectáreas de información, el Club Deportivo Salamanca Rugby presume de sus más de 80 fichas de cantera con las que cuenta y sus más de 30 fichas del equipo senior, números que dignifican una de las últimas frases que nos regala Álvar Martín, "que la gente aprenda y que cada día seamos más".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información