Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

REPORTAJES

Evitemos el golpe de calor

golpe de calor
golpe de calor
Actualizado 04/07/2016 09:57:09
Redacción

Nuestro cuerpo está preparado para contrarrestar las elevadas temperaturas dilatando los vasos sanguíneos de la piel o mediante el sudor

Mercedes S. Peralta Gámez. Revista Ávila en Salud

Nuestro cuerpo está preparado para contrarrestar las elevadas temperaturas dilatando los vasos sanguíneos de la piel para ´enfriar` la sangre o mediante el sudor, que evapora el agua del cuerpo para refrescar la piel. Pero ante temperaturas extremas, la ingesta escasa de líquidos o consumo de algunos medicamentos, estos mecanismos no son suficientes. Es entonces cuando podemos sufrir un golpe de calor o una insolación.

Cuando se sufre un golpe de calor nos podemos sentir débiles y mareados, tener dolor de cabeza, taquicardia y calambres. Estos síntomas pueden aparecer estando expuestos al calor o después de haberlo estado. Si empezamos a sentir alguno de estos síntomas deberemos ir a algún lugar fresco, beber líquidos (nunca alcohol) y

mantener reposo. Si el golpe de calor no cede deberemos acudir a nuestro médico.

Si no se trata puede evolucionar a una insolación

Síntomas de insolación

Cuando un golpe de calor no se trata puede evolucionar a una insolación. Éste es un cuadro más grave y la persona que lo padece presenta confusión o pérdida de conocimiento, piel caliente pero no sudorosa, vómitos, falta de aire e incluso convulsiones. Ante estos síntomas debemos avisar a los servicios de urgencias, mientras, ayudaremos retirándole la ropa innecesaria o mojándole la piel con agua tibia. En caso de que se tomen medicaciones para la tensión, el corazón, laxantes, diuréticos...

Cuando se ha sufrido un golpe de calor o una insolación se es más propenso a sufrir un nuevo episodio por lo que tendremos que tener especial cuidado. Para prevenir estas situaciones es útil llevar ropa suelta y clara, usar protección solar, protegerse en sombrillas, beber abundante agua y no realizar ejercicio durante las horas más calurosas. Tendremos que tener también especial cuidado con niños y ancianos.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información