Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
Objetivo: Escapar

Objetivo: Escapar

SALAMANCA
Actualizado 04/07/2016 09:07
Diego Matos

Un grupo de amigos. 60 minutos. Una habitación cerrada, repleta de objetos, repleta de pistas. Una historia que completar. Un nuevo tipo de juego, de ocio alternativo, que ha llegado a Salamanca para quedarse

El escapismo está de moda en la ciudad. Con una sala cerrada repleta de objetos, que la mayoría son pistas (aunque algunas sean falsas). Una trama más o menos compleja y la posibilidad de que diferentes grupos de cuatro a seis personas (amigos, familiares, compañeros de trabajo, vecinos...) se enfrenten al reto de intentar salir de la habitación en menos de una hora, siguiendo esas pistas, y el misterio general, luchando con ingenio, con maña, mediante la observación y la deducción. No todos lo consiguen. Aunque todos se divierten por igual.

Las actividades de este tipo son complicadas, requieren destrezas físicas e intelectuales, encontrar y utilizar diferentes objetos y ser meticulosos, aunque las hay de diferentes niveles. Son una experiencia a medio camino entre el juego de rol y el trabajo en equipo. Se llaman escape room y han llegado a Salamanca para quedarse.

«En Salamanca funcionan por la cantidad de jóvenes universitarios, que ven en las escape room una alternativa de ocio diferente»

"Salamanca tiene un flujo continuo de gente de todas partes de dentro y fuera de la península buscando ese ambiente cultural y dinámico que caracteriza a la ciudad. Las escape room se adaptan perfectamente a eso combinando diversión, ingenio, estrategia, sana competitividad y cachondeo entre amiguetes", expone Carmen García, una de las que ya han probado la experiencia.

Julián Cuadrado, un joven economista salmantino que no ha dudado en intentar salir de una escape room, lo confirma, centrándose en la rentabilidad de este tipo de proyectos: "Este tipo de negocios están surgiendo porque necesitan poca inversión inicial y pueden reportar beneficios muy rápidamente. En Salamanca funcionan por la cantidad de jóvenes universitarios, que ven en las escape room una alternativa de ocio diferente. En mi experiencia lo pasé muy bien, una manera distinta de pasar una tarde de domingo".

Jugando entre amigos a escapar

Esta propuesta de ocio alternativo, para todas las edades, procede de las grandes capitales del mundo, la primera de ellas surgió en 2006 en Silicon Valley y fue creada por un grupo de programadores informáticos, inspirándose en los misterios de Agatha Christie. Luego se hicieron muy populares en Estados Unidos, Japón, Taiwán, Canadá, Israel y China, antes de llegar a las principales ciudades europeas en los últimos años. En el 2015 había más de 2.800 escape room en todo el mundo.

Además, ya lleva un tiempo triunfando en las grandes ciudades españolas, como Madrid o Barcelona, y empezó en Salamanca en el Barrio del Oeste, el lugar más artístico y bohemio de la ciudad. Fue allí donde abrió la primera de estas empresas, Trilobite Divergente, y después llegó The Key con su Boom Room, dos propuestas diferentes y complementarias, porque lo que ocurre con este formato de juego es que el que prueba quiere repetir y la misma habitación ya no sirve. Pero la experiencia es lo que queda al final.

«Es una experiencia espectacular que agudiza todos tus sentidos y habilidades»

"La experiencia fue estupenda. Jugamos un grupo de amigas contra un grupo de amigos, en competición. Fue mejor aún porque nos picamos y nos lo tomamos más o menos en serio. Sobre todo estuvo bien porque no es una situación en la que nos pongamos normalmente, mucho menos con amigos, así que está bien juntarse de vez en cuando para darle un poco al coco y socializar haciendo planes diferentes a los de siempre de ver una película, dar una vuelta o ir a tomar algo... Esto es algo distinto que te saca de la rutina y al final te lo acabas pasando bien", detalla Cristina Gómez después de conseguir salir de la habitación dentro del tiempo, algo que el equipo contrincante no pudo, lo que les dio a ellas la victoria.

Aunque ganar es lo de menos, lo importante es divertirse en grupo. "Es una experiencia espectacular que agudiza todos tus sentidos y habilidades. Nada mejor que retar a tus amigos, echarte unas risas y comentar la jugada después. Yo ya soy fan", complementa García.

Una alternativa que se va multiplicando

En la ciudad han seguido surgiendo alternativas de este tipo y, además de las dos mencionadas, se encuentran Enigmaster Escape Room, con su juego El Robo de Kaleum; Escape College, con sus dos escenarios: Vaticano y Guerra Fría, y Teatromántica, con La Herencia Montenegro, en el municipio de Tordillos.

"Esto está funcionando tan bien y está teniendo tanto éxito porque es algo chulo y cuando algo es chulo siempre se quiere repetir. También es importante el boca a boca. Esto es algo que se hace por grupos y luego esa gente comparte la experiencia por ahí y llega a otras muchas personas y así constantemente", termina Gómez.

Diferentes opciones de esta tendencia de ocio social, diferentes historias misteriosas, sin saber por dónde empezar, con candados a los que les faltan las llaves, claves numéricas en paredes o en libros, objetos escondidos, notas y pistas... pero con un objetivo común: escapar.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información