Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
"Queremos caminos, no autopistas"

"Queremos caminos, no autopistas"

SEGOVIA
Actualizado 04/07/2016 09:21
Elena Finat

El resultado de las obras, aún por acabar, preocupa a residentes y simpatizantes

Más de trescientos vecinos y visitantes del Parque Natural Sierra Norte de Guadarrama discrepan con la manera en que se han realizado hasta ahora los nuevos caminos ligados a la concentración parcelaria. Por este motivo, presentaron un escrito colectivo denunciando la situación en mayo. Como consecuencia consiguieron el apoyo de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, dedicada al estudio histórico de Segovia y su provincia. Ésta vino a sumarse a Ecologistas en Acción de Segovia y un número remarcable de otras asociaciones culturales, juveniles y de montaña locales. Entre las poblaciones afectadas, Torre Val de San Pedro y Santiuste de Pedraza.

«Nos preguntamos por qué las obras no se han llevado a cabo con el correspondiente Estudio de Impacto Ambiental que era imprescindible»

A raíz de la creciente presión, la plataforma ciudadana ha recibido respuesta del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería a principios de junio. "Si bien dice quedar a nuestra disposición 'para aclarar el alcance, los detalles y las razones de las actuaciones', considero que no da respuesta a nuestras preguntas" dice Ignacio Gros, vecino y uno de los promotores de la SOS Parque Natural Sierra Norte de Guadarrama. "Queremos saber por qué las obras no se han llevado a cabo con el correspondiente Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que, dada su localización, era imprescindible".

Parque Natural Sierra de Guadarrama

La zona afectada tiene una gran calidad ambiental. Además de estar integrada en la 'Red Natura 2000', constituye 'Área Crítica del Aguila Imperial Ibérica' y se encuentra en el Parque Natural Sierra de Guadarrama. Por esta razón, los vecinos piden "que se lleven a cabo trabajos para la recuperación del entorno dañado". A la situación de 2014 hay que sumar el deterioro causado por el paso del tiempo. "Habrá que estudiar la erosión, los cauces afectados, el impacto que puedan haber causado el ancho excesivo y los trazados. Hay todavía muchos árboles arrancados y otros restos no recogidos", cuentan desde la plataforma.

También denuncian que la dimensión de los caminos requiere más mantenimiento. "Si los antiguos, que eran menos y más pequeños, se encontraban en mal estado -por falta de uso en unos casos, y de mantenimiento en otros- ¿qué va a pasar con los nuevos?" señalan en su manifiesto. Consideran que algunos tienen una pendiente excesiva o son inundables. Aparte, no respetan el trazado original de los que estaban en uso. De este modo, las nuevas vías están ya deterioradas por el lento avance de los trabajos, y las de antes, cortadas por las nuevas.

Así, encabeza sus peticiones "que las obras restantes se lleven a cabo de otra manera, estudiando su impacto ambiental y minimizando la huella en el ecosistema y el paisaje". También, ven necesario realizar una evaluación previa del impacto de las actuaciones que están por hacer, incluyendo las acequias de riego y otros cauces.

Estudio de Impacto Ambiental

Entre la documentación que aporta la plataforma, un par de instancias de Ecologistas en Acción (EEA) de 2014 cuestionan la legalidad de la decisión de prescindir de un Estudio de Impacto Ambiental (EIA). Lo achacan a un error administrativo, al tratarse de una área perteneciente a los 'Espacios Naturales Protegidos'. "La concentración parcelaria no se ha sometido a EIA por una decisión errónea de la Dirección General de Estructuras Agrarias y de la Dirección General de Medio Ambiente", aseguraba el presidente de la asociación en Segovia, Juan de la Fuente de la Riega. "Pues, de acuerdo con la normativa vigente [?], la evaluación ambiental resultaba preceptiva".

Hacen alusión a la Ley 8/1994, de 24 de junio. Ésta contempla las concentraciones parcelarias como actividad sometida a EIA ordinario "cuando entrañen riesgo de grave transformación ecológica negativa". Los ecologistas consideran que la destrucción parcial de los hábitats de especies en peligro de extinción -como el Águila Imperial-, pueden desencadenar esta transformación, puesto que dicha alteración puede conllevar el riesgo de modificación del paisaje, así como procesos erosivos incontrolables. "Se ha producido una decisión [?] carente de motivación, pues en la Memoria de Concentración del proyecto modificado no se justifican las razones del no sometimiento" insisten.

«Los caminos [?] pueden prestar servicio a los escasos vehículos de agricultores y ganaderos [?], sin necesidad de ensancharlos hasta los diez metros»

Además, se da constancia de que los trabajos se están desarrollando con escaso respeto por su impacto ecológico. "Los caminos [?] pueden prestar servicio a los escasos vehículos de agricultores y ganaderos [?], sin necesidad de ensancharlos hasta los diez metros, derribando árboles y destruyendo el suelo y su vegetación", denunciaba Claudio Sartorius, abogado de EEA de Segovia.

En otro documento, responde el Jefe de Estructuras Agrarias en aquella época. "Las obras en la zona no se han iniciado", asegura José Ramón García Sobrino. "Los caminos [?] no llegan a la anchura que ustedes mencionan, y en su ejecución se tienen en cuenta la posible incidencia ecológica". Asimismo, Sartorius recibe una invitación a las oficinas para conocer el proyecto, viendo los planos con más detalle. Allí se le explica que la reclamación es incorrecta, pues las obras iniciadas señaladas eran derivadas de una subvención de la Diputación y no del plan de concentración parcelaria. Sin embargo, no obtiene respuesta sobre por qué no se ha realizado un EIA previo ni acerca de la propuesta de revisión de trazados, anchuras y forma de ejecución de los nuevos caminos.

El Servicio Territorial se defiende

El Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de la Junta en Segovia recuerda que las obras de la concentración parcelaria sirven para racionalizar, consolidar y registrar la propiedad de las explotaciones agrarias. Además, garantizan y facilitan el tránsito de maquinaria agrícola, el transporte de las materias primas y los productos agrarios y contribuyen al desarrollo rural de la comarca.

Desde la administración afirman que estas intervenciones «redundarán en evitar el éxodo rural»

Afirman, desde la administración, que estas intervenciones "redundarán en evitar el éxodo rural". Y puntualizan que "de las 307 firmas recogidas en contra de las obras de Infraestructura de las Concentraciones Parcelarias que se están realizando en la zona, 33 corresponden a propietarios de Torre Val de San Pedro y 38 a propietarios de Santiuste de Pedraza, de un total de 753 y 889, respectivamente".

Desde el organismo justifican la anchura actual esgrimiendo que la maquinaria así lo requiere en pos de que "la construcción resulte firme y duradera [?] también en época de lluvias, en la que los caminos tradicionales [?] resultan intransitables". Añaden que "la ocupación de los diez metros a que hacen mención [?], no determina que esa vaya a ser su anchura definitiva." El ancho final previsto es de aproximadamente seis metros y detallan que "las cunetas quedaran muy disimuladas con la vegetación que, en poco tiempo, minimizará el impacto".

«Tras el proceso de una concentración parcelaria, hay fincas que pasarán a constituir lugares de refugio para la fauna»

Finalmente, agregan que "tras el proceso de una concentración parcelaria, hay fincas de Restauración del Medio Natural que pasarán a constituir lugares de refugio para la fauna y reservorios de biodiversidad". Y aseguran estar tomando "todas las medidas posibles encaminadas a la minimización de los impactos" y que se procederá a la retirada de los residuos y restos de materiales de obra "una vez finalizadas las mismas".

No obstante, no hacen mención al Estudio de Impacto Ambiental ni tampoco al resto de las preguntas de la plataforma, la cual en ningún momento se muestra en contra de los caminos sino recelosa en cuanto a la ejecución de las obras. En esta línea, la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce señalaba en su escrito de adhesión a la plataforma: "los planes de concentración parcelaria [?] deberían tomar en consideración la posibilidad de una economía basada en la naturaleza y el paisaje bien tratados y conservados".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información