Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
Valladolid, a un paso de bajar los 300.000 habitantes

Valladolid, a un paso de bajar los 300.000 habitantes

VALLADOLID
Actualizado 06/07/2016 14:44
Diego Villacorta

La ciudad se encuentra a 4000 habitantes de bajar de esta cifra, perder la categoría de ´Gran ciudad` y registrar el menor número de vallisoletanos empadronados desde que comenzó la democracia

EL DETALLE

En 2015, el metro cuadrado de vivienda se situaba en Valladolid en 1.151 euros, uno de los encarecimientos más importantes de toda España.


Aviso: Este reportaje va a contener cifras, porcentajes y datos. Pero no los de un tedioso análisis o balance típico de comienzo de año, ni tan siquiera un sondeo de aquellos que varían según qué o quién pregunte sino, más bien, una radiografía de cómo se encuentra la demografía en Valladolid capital. Hablamos de aquí. Un examen, el de la población, en el que si se pusieran calificaciones, la capital obtendría un evidente ´necesita mejorar`.

A la espera de los datos que de manera semestral aporta el Instituto Nacional de Estadística, en este 2016 la ciudad cuenta con 304.566 personas empadronadas en el censo poblacional local, cada vez más cerca de esa barrera de los 300.000 habitantes que supone no solo una cifra psicológica sino, también, perder la categoría de ´Gran ciudad` y alcanzar un registro que no se conoce en la capital desde principios de la democracia, en concreto desde el año 1976 cuando en Valladolid había censadas 297.255 personas.

En 1995 se registró el mayor número de empadronamientos en Valladolid capital

Desde ese momento los empadronamientos subieron como la espuma debido, muy probablemente, al impulso a la actividad industrial que trajo consigo a muchos trabajadores hasta las factorías de esta ciudad. Ello, unido a un aumento de la natalidad, dio pie a que las cifras fuesen ascendiendo hasta alcanzar un punto máximo de habitantes -desde que existen datos de empadronamiento- en el año 1995, acercándose a los 335.000. Sin embargo, tras ese pico máximo, la tendencia fue a la baja y sin frenos.

Según los datos del Padrón de Población, en el 2015 Valladolid ha perdido 2486 habitantes, pérdida que se distribuye por todos los distritos, siendo los más perjudicados el de Huerta del Rey, Girón, Parquesol y La Victoria -452 personas menos respecto al año pasado- así como Rondilla y Barrio España -438 habitantes menos-.

La vivienda, otro talón de Aquiles

Mucha culpa de esta marcha la tiene, sin duda, la propia crisis económica, pero hay otros motivos que pueden ser causa de esta consecuencia, entre ellos, la vivienda. Una vivienda que, pese a haber descendido casi 500 euros el metro cuadrado en los últimos ocho años en Valladolid, sigue siendo más cara que en los municipios colindantes a la hora de rascarse el bolsillo.

Y la gente se va, no solo por los citados motivos económicos, sino también a consecuencia de la falta de oferta en el núcleo duro de la ciudad, sea al nivel que sea: "la vivienda es algo más económica en los municipios periféricos y ofrece una mayor tranquilidad, eso hace que muchos jóvenes opten por comprarse una casa fuera de Valladolid capital. Hay más vida allí" apunta Jorge Merino, presidente del Consejo Provincial de la Juventud (CPJV).

Arroyo es ya la cuarta población más importante

A esto se suma un tejido industrial debilitado, acuciado por cierres de empresas como Lauki y Dulciora que deja el pulmón principal del sector en Fasa dentro de la capital. Empresas que se deslocalizan y otras que apuestan por municipios grandes, en desarrollo, para centrar sus negocios.

Uno de los que más han notado este lanzamiento ha sido Arroyo de la Encomienda, que ha pasado en casi dos décadas de 2000 a 18.500 personas empadronadas. Vallisoletanos que han visto oportunidades, principalmente laborales, tras la construcción del complejo Rio Shopping hace cuatro años, unido a una vida diaria más pausada en edificios residenciales a buen precio. Como detalle, de ser una pequeña localidad, Arroyo se ha transformado en el tercer municipio con más población de toda la provincia tras Laguna de Duero y Medina del Campo, aparte de la capital.

¿Falta compenetración entre Administraciones?

La escapada a estos entornos donde la gente ya no duerme sino que, en su mayoría, realizan ya todas sus actividades rutinarias, hace plantearse cómo atajar y cambiar la dirección de esa curva descendente en la población de la capital. En ese sentido, Merino considera necesario un mayor contacto entre ayuntamientos y Diputación: "Se echa de menos que haya una conexión entre el ámbito rural y la ciudad, se han intentado acuerdos entre corporaciones como Diputación y Ayuntamiento de Valladolid en asuntos como el transporte o las mancomunidades, pero han quedado ahí. No se pueden demonizar los núcleos urbanos, se necesita una convivencia óptima entre ambos".

Núcleo urbano, el de la capital, que ya ha encendido las alarmas en el Consistorio e intenta frenar, como puede, y a través de políticas de empleo -pese a no ser competencia directa- o ayudas a la vivienda, la sangría de población que emigra buscando mejores oportunidades. Donde sea.

El peligro de perder la etiqueta de ´Gran Ciudad`

La consecuencia directa está clara pero, ojo, la pérdida poblacional acarrea consigo un dilema que podría darse y al que quizá se preste menos atención. Valladolid es la única ciudad de Castilla y León que posee la etiqueta de ´Gran Ciudad`, un distintivo que le permite acogerse a una ley creada durante el gobierno de Aznar y que da, entre otros beneficios, la plena libertad a un alcalde para elegir -o cesar- a su gobierno municipal y su Junta de Gobierno, además de regular la existencia de Juntas de Distrito o dar luz verde a figuras tales como el Consejo Social, un servicio jurídico propio, un órgano de gestión tributaria o incluso un órgano de Intervención General de carácter municipal.

Charo Chávez.

Se tiene que apoyar un modelo de ciudad multicéntrica porque la política a favor del centro ha beneficiado el que se creen rivalidades construyendo centros comerciales en la periferia. Además, los precios deben ser más razonables a la nueva situación y debe crearse un modelo de negocio que no entre en competencia con lo que se puede encontrar en esas grandes superficies.


Pilar Vicente.

Se necesitan planes de empleo de futuro, queremos un parque agroalimentario que tenga base en el I+D+i, algo que no se contempla ahora en el gobierno local. Las becas de colaboración pueden ser una oportunidad para que los jóvenes no se vayan ni de la capital, ni de la provincia.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información