Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
A falta de terminar el informe de CSN, Torralbo asegura que no hay impedimento técnico para reabrir Garoña

A falta de terminar el informe de CSN, Torralbo asegura que no hay impedimento técnico para reabrir Garoña

BURGOS
Actualizado 20/12/2016 13:46

Nuclenor -empresa responsable de la central de Garoña- defiende que, tras dos años de evaluación exhaustiva, "no ha aparecido impedimento" para reabrir. También Endesa y el presidente del Foro de Industria Nuclear en España coinciden en criticar las tasas medioambientales y la limitación de la vida útil de las nucleares.

En la jornada de 'Seminario Permanente de Tecnologías Energéticas: Centrales nucleares españolas a debate' celebrado en el Instituto de la Ingeniería Española, José Ramón Torralbo -presidente de la 'Sociedad Nuclear Española' (SNE) y también de 'Nuclenor'-, ha declarado que "van dos años de evaluación exhaustiva" de la central nuclear de Garoña en Burgos, "sin que haya aparecido impedimento técnico para que la planta pueda seguir operando, con alguna modificación".

Si bien, ha manifestado previamente que la evaluación para que la planta vuelva a ponerse en funcionamiento "no ha terminado" todavía, "por lo que no se debe interferir en la decisión del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN)". En ese sentido, Torralbo ha manifestado que en este proceso "hay incertidumbres que afectan a la decisión final".

Como principal impedimento, figura la propia decisión del Gobierno. "La vuelta a la operación dependerá de la política energética futura", porque "si se propusiera limitar a 40 años la vida útil, no cabría más que hablar". En opinión del directivo, "superado eso", sería necesario "conocer por cuánto tiempo se concede, con qué contenido y condiciones". Como ejemplo, ha expuesto las "más de 115 centrales con permiso para operar hasta los 60 años", lo cual a su juicio es garantía de que "la metodología de la seguridad de las centrales es rigurosa".

NUCLENOR Y ENDESA PONEN EN DUDA LA CADUCIDAD DE 40 AÑOS: Se escudan en rentabilizar la inversión

"El permiso se solicitó para alcanzar los 60 años". Por ello afirma que "no será el momento de evaluar la viabilidad económica de las inversiones" hasta que no se conozca la decisión final. Aunque hasta ahora han superado "los 300 millones de euros, para mantener la central en condiciones de reversibilidad" y "habrá que seguir invirtiendo bastante más, pero hay que esperar", ha insistido. Concretamente, Garoña "ha sustituido el cableado del circuito primario por segunda vez, pero que hay otros componentes como la vasija o los edificios de las centrales que no son fácilmente sustituibles". En el caso de la central burgalesa, asegura que "la vasija tiene una vida útil prevista de 80 a 90 años", aunque sigue pendiente de "la supervisión del CSN".

Asimismo, el director de energía nuclear de Endesa, Juan María Moreno, considera "imprescindible" la nuclear, por lo que pide "hacer los números" antes de determinadas afirmaciones. En ese sentido, ha coincidido en defender alargar la vida útil de nucleares y ha presumido que "Garoña ha funcionado ya más de 40 años, en concreto, hasta 2012, más de 42". Califica de "mito que carece de justificación" la "frontera" de 40 años puesto que "en las centrales han invertido cantidades ingentes de dinero para la mejora de sus instalaciones". En definitiva, "no ve impedimento legal" que obligue a España a cerrar sus centrales a los 40 años, "ya que son revisadas periódicamente, cada 10 años". Opina que "si no cumplen, no siguen" por lo que "no hay razón para imponer limites temporales". A su juicio, pese a que los impuestos han subido un 20% los costes de producción, "el modelo energético de cada país no debe desechar ninguna tecnología" por lo que ha tildado de "razones ideológicas".

CRITICAN LAS TASAS MEDIOAMBIENTALES Y LOS IMPUESTOS: Al mismo tiempo, presumen de su influencia económica

A ese respecto, el presidente del Foro de la Industria Nuclear Española, Antonio Cornadó, ha calificado de "error" el "hacer ideología con la tecnología". En su opinión tiene "consecuencias negativas para el modelo energético nacional y para la economía", ya que "el sector genera una importante aportación al PIB y a los impuestos". Ha situado la cifra en 2.781 millones: "equivalente al 30% de la industria textil y del calzado".

Respecto a las tasas medioambientales "que se están poniendo de moda y parece que van a ir a más", ha declarado "que de cada 100 euros de negocio, 25 van al pago de impuestos", por lo que "aportan 781 millones". En esta línea, Moreno, representante de Endesa, ha calificado de "barbaridad" estos impuestos y ha precisado que Endesa pagó 513 millones de euros en 2015, "lo que supone el 50% de los costes operativos" que, además "no son ingresos para el Estado, sino que se dirigen únicamente a reducir el déficit de tarifa".

Finalmente, Cornadó ha "advertido" que, en caso de que "alguna decisión interrumpa la producción de energía nuclear en España", habría que adoptar "con urgencia" un plan "improvisado" de transición energética, lo cual considera que "elevaría el riesgo irreversible de incumplir los objetivos españoles de cambio climático". Augura que esto "supondría un sobrecoste" en "un plan acelerado de energías renovables" y "aumentaría el precio del almacenar y minimizar los residuos nucleares". Aún más, ha asegurado que "España no está preparada para abordar el desmantelamiento masivo de todas sus centrales nucleares", lo cual considera "un plan tecnológicamente muy difícil y muy caro".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información