Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
26 meses de cárcel para el exjefe de Medicina Interna del HUBU

26 meses de cárcel para el exjefe de Medicina Interna del HUBU

BURGOS
Actualizado 02/02/2017 20:10

El fiscal solicita dos años y dos meses de cárcel y ocho años de inhabilitación para el exjefe de Medicina Interna del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), Juan Antonio Huidobro, por un presunto delito de homicidio por imprudencia grave y otro de lesiones.

Los hechos se produjeron en el complejo hospitalario burgalés entre 2014 y 1015 y por ellos el Ministerio Público reclama además sendas indemnizaciones, según la información publicada por Diario de Burgos y recogida por Europa Press.

En concreto, el Ministerio Público solicita una indemnización de 108.000 euros para la familia de una mujer que falleció por una supuesta mala praxis de sedación y de 15.000 euros por daño moral causado en el caso de un anciano que aunque sobrevivió en su estancia en el hospital, murió tras recibir el alta.

En el caso de la mujer, los hechos se remontan a septiembre de 2014, cuando ésta -de 77 años-, ingresó en el Hospital Universitario de Burgos con vómitos y fue diagnosticada en Urgencias de pancreatitis y una infección urinaria, por lo que fue derivada a Medicina Interna. En este área del complejo hospitalario, Juan Antonio Hudiobro habló con sus hijos y les explicó la opción de sedarla ante la complejidad del cuadro clínico que presentaba, pese a lo cual los hijos manifestaron su deseo de que fuese tratada. Pese a ello, al día siguiente, se empezó a suministrar a la mujer diferentes cantidades de midazolam y cloruro mórfico y fallecía dos días después de acudir al hospital, sin que nadie preguntara sobre la sedación paliativa.

El otro caso descrito, hace referencia a un hombre de 95 años que ingresó en el HUBU por una infección de orina y fiebre y se le diagnosticó una neumonía basal derecha, por lo que fue trasladado a Medicina Interna. A los tres días, el ahora exjefe de esta unidad del hospital le aplicó una sedación paliativa tras hablar con un sobrino del enfermo, al que no se le pidió consentimiento ni se le preguntó nada al respecto de esta opción.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información