Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
El mundo del títere pierde a Rod Burnett, un histórico de Titirimundi

El mundo del títere pierde a Rod Burnett, un histórico de Titirimundi

SEGOVIA
Actualizado 03/05/2017 11:59

El británico, Rod Burnett, uno de los artistas que ha participado en todas las ediciones del festival de títeres, Titirimundi, ha fallecido a primera hora de la mañana de este 2 de mayo, según ha comunicado la organización del certamen que asegura que esta muerte “ha generado un vacío imposible de llenar” en el corazón de Titirimundi, que también incluía en el programa de este año las actuaciones del “maetro por excelencia del Punch”.

La organización del Festival ha emitido una nota en la que apunta que Rod Burnett era reconocido como el más genuino representante del teatro tradicional de títeres de guante del Reino Unido. Insustituible, nadie ha habido como él que representase el espíritu del Punch & Judy, nadie que lo haya entendido mejor y que haya sabido transmitírselo al público con tanta verdad en este mundo, falto de sentido común, de amor y de humor.

Él y sus personajes, grandes enemigos de las mentes pacanas que tanto miedo han suscitado en determinados ambientes y que llevan 30 años representándose en Segovia sin que nadie se soliviante, estaban siempre en Titirimundi por el bien de la Humanidad, para deleitar y grabar en la memoria de los espectadores su popular repertorio, tan necesario para exorcizar los prejuicios y disfrutar desde los ojos de la inocencia. Para que la parodia, la sátira, la burla, píldoras saludables y necesarias contra la hipocresía y el cinismo social, no faltaran.

Durante estas tres décadas ha formado parte del grupo artístico imprescindible, clásico, de Titirimundi, y durante este tiempo se ha ganado el cariño de todo el público, por su brillantez como artista, su compromiso con la tradición y su indiscutible afabilidad. No sólo deja un vacío en la profesión, sino también en el corazón de Titirimundi, sin su presencia, tan alta en todos los sentidos y sin embargo tan discreta, su mirada siempre atenta, su cariño, su disponibilidad. “Un vacío de verdad, de los que son imposibles de llenar, tanto teatral como humano. Todos le vamos a echar de menos”, añade el director de Titirimundi, Julio Michel.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información