Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Segoviaudaz.es SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

SORIA

Investigan en Soria a dos personas tras una pelea entre sus perros

Efectivos del Seprona
Actualizado 11/07/2017 18:16:17
Redacción

Uno de los investigados hirió al perro del otro con un cuchillo

Dos hombres, de 28 y 60 años, están siendo investigados en la localidad de Covaleda, provincia de Soria, después de que tras una pelea entre sus perros uno de ellos hiriera al can con un cuchillo para separarlos y el otro fuera dueño de una raza de perro potencialmente peligrosa sin permiso y también sin seguro.

Todo sucedió el pasado 26 de junio, cuando uno de los investigados paseaba a su perro, de raza potencialmente peligrosa, por el casco urbano de Covaleda y éste se abalanzó sobre otro perro que se encontraba entre los barrotes de la puerta de acceso a una vivienda y le mordió la cabeza.El propietario del segundo perro al ver que el animal no soltaba la cabeza del suyo le dio varios golpes con la mano, como no conseguía nada finalmente le pinchó con un cuchillo para que se separaran.

La patrulla del Puesto de la Guardia Civil de Vinuesa se personó en el lugar para comprobar los hechos, identificar a los perros implicados y a sus propietarios. En vista de que los hechos pudieran ser constitutivos de un supuesto delito de maltrato animal, se hizo cargo de la investigación el Seprona, que continuó con las diligencias penales que han sido remitidas al Decanato del partido judicial de Soria y copia a la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Soria.

El propietario del perro de raza peligrosa no presentó la licencia para la tenencia de animales peligrosos ni el seguro obligatorio. Además, llevaba suelto y sin bozal al animal por lo que se le ha denunciado también ante el Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, por varias infracciones a las normativas de protección de animales de compañía y de animales potencialmente peligrosos.

Las penas de este tipo de delitos varían entre tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de los mismos.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información