Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Segoviaudaz.es SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

CASTILLA Y LEóN

La navegación fluvial, reclamo turístico de Castilla y León

navegacion_fluvial_cuenca del duero
Actualizado 16/07/2017 14:52:34
Redacción

Un total de 1.123 embarcaciones tiene permiso para navegar en los ríos y embalses de la cuenca del Duero

La tradición de navegación fluvial no pasa de moda, y en Castilla y León son muchas las zonas donde más se realiza esta actividad. Entre ellas están el Parque Natural de las Hoces del Duratón, en Segovia; el Parque Natural de los Arribes del Duero y el embalse de Santa Teresa, ambos en la provincia de Salamanca; el embalse de Cuerda del Pozo, en Soria, y el de Riaño, en León.

Un total de 1.123 embarcaciones cuenta con permiso para navegar por los ríos y embalses comprendidos en la cuenca del Duero, de las cuales 1.114 son de recreo, 850 de particulares y 264 de alquiler, y nueve desarrollan actividades de carácter empresarial.

En el embalse soriano de Cuerda del Pozo, se localiza el club náutico Muedra, cuyo propietario, Rodrigo Hernández de Miguel, ha incidido en que durante la época estival el número de embarcaciones que navega por el embalse se incrementa hasta las 160, un 20% más que en invierno.

La mayoría de estos visitantes estivales procede de Madrid y del País Vasco, ha indicado Hernández, quien ha destacado el incremento de turistas procedentes de otras comunidades en contraste con la "baja afluencia" de castellanoleoneses a este paraje natural situado a los pies de la conocida Laguna Negra.

En esta zona, el ocio es la actividad que más se desarrolla a excepción de alguna que otra regata deportiva, ha agregado el propietario de del club náutico, quien también ha subrayado la presencia de cinco campamentos que se dedican a la explotación de los 78 kilómetros de perímetro del pantano durante los meses de verano.

Respecto a las actividades que se realizan en el embalse de Cuerda del Pozo, el grueso de la ocupación, en torno al 60 por ciento, corresponde a embarcaciones a motor, mientras que la demanda de kayak y piragüismo supone alrededor de un 25 ciento. Sólo un 15% pertenece a la navegación con barcos de vela.

Sin embargo, no todas las embarcaciones pueden navegar por cualquier punto de la cuenca, pues el reglamento prohíbe la navegación de algunos vehículos, tales como motos náuticas, en 40 de los 50 embalses que aglutina la CHD, incluido el de Cuerda del Pozo. Una restricción que Hernández ha atribuido a una errónea asociación de estos vehículos con el "vandalismo".

Los únicos embalses de la cuenca del Duero que permiten la navegación de estos vehículos, además de aquellos a vela, remo y motor eléctrico o de combustión, son los de Aguilar de Campoo, en Palencia; Almendra y Santa Teresa, ambos en Salamanca; Barrios de Luna y Riaño, en León; Cernadilla, Ricobayo y Valparaíso, en Zamora, y Los Ángeles de San Rafael, en Segovia, informa Europa Press.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información