Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

SUCESOS

Denunciados en León dos mecanismos para timar a personas mayores

Denunciados en León dos mecanismos para timar a personas mayores
Actualizado 11/08/2017 12:24:14
Redacción

Se han producido 15 hechos de este tipo a lo largo del año a través del ‘tocomocho’ y la ‘estampita’

La Policía Nacional ha alertado este viernes, 11 de agosto, el peligro que las personas mayores corren al ser víctimas de sendos estafadores, tras enumerarse en las últimas semanas varios timos sufridos por estos ciudadanos en la vía pública. El total reportado en las últimas semanas por los botines se sitúa entre los 800 y 2.000 euros, ya que la edad de las víctimas supone una ventaja para los secuestradores.

Pese a las frecuentes charlas que se imparten en los centros de la tercera edad, dentro del Plan Mayor Seguridad que vela por la seguridad de nuestros mayores como objetivo primordial, aconsejando pautas de conducta para la prevención de los delitos que, con mayor frecuencia, son víctimas las personas de este colectivo.

La labor de concienciación para prevenir estos hechos se ha hecho extensiva a los empleados de las entidades bancarias a quienes se han impartido charlas para que adopten medidas ante peticiones significadas de reintegros realizadas por mayores y que ante cualquier indicio de que puedan estar siendo víctimas de alguna estafa lo pongan en conocimiento de la Policía Nacional.

Dos mecanismos muy preparados

Los timos más corrientes son los denominados del 'tocomocho' y 'la estampita'. Con respecto al primero, el término deriva de la expresión 'tocó mucho'. En esta modalidad intervienen normalmente dos estafadores. El primero se hace pasar por 'tonto' o alega alguna minusvalía y se acerca a la víctima. Manifiesta que tiene varios billetes premiados (normalmente de la ONCE) y pide ayuda a la víctima alegando no saber cómo cobrar el premio, bien porque es extranjero irregular y no tiene cuentas bancarias, bien porque no tiene cartillas abiertas en el banco...

Rápidamente se acerca el compinche del estafador, al que policialmente se conoce como el 'gancho', quien hace ver a la víctima la suerte que se les presenta y lo ventajoso que puede resultar engañar al 'tonto'.

El 'gancho' se ofrece a ayudar y convence a la víctima para compartir los beneficios, normalmente comprando los falsos billetes premiados. Es el primero que consigue una cantidad de dinero en metálico y se ofrecen a acompañar a la víctima a casa o al banco para adquirir otro tanto. Conseguido el objetivo, piden a la víctima que compre un bocadillo o una botella de agua para tomar una medicina que el 'tonto' dice necesitar, momento que aprovechan para escapar.

En el caso de 'la estampita', el 'tonto' lo que muestra a la víctima es un billete de alto valor. Le dice que tiene muchas estampitas como esa, todas repetidas. De forma similar, se acerca el 'gancho' y operan de igual forma tratando de adquirir el fajo de billetes que parece tener el tonto y que en realidad son recortes de periódicos.

En León este año los estafadores, por estos dos históricos modos de defraudar, han logrado más de 100.000 euros en quince hechos denunciados.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información