Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

CASTILLA Y LEóN

A Castilla y León le espera un noviembre lluvioso

lluvia_castilla_y_leon_noviembre
Luis Antonio Gómez Iglesias y Pablo Álvarez.
Actualizado 20/09/2017 13:23:25
Redacción

No se recordaba un verano tan seco en la Comunidad desde 1971

Las lluvias volverán a Castilla y León durante el mes de noviembre, en el que se prevé que aumente la media de precipitaciones de la Comunidad, de 51 litros de agua por metro cuadrado, en cinco litros, según las previsiones para este otoño hechas públicas este miércoles por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Asimismo, en octubre aumentarán las temperaturas en 0,25 o 0,5 grados centígrados, con hasta un grado en algunas zonas del sur, y presentará escasas precipitaciones.

Así lo ha indicado el delegado territorial de la Aemet, Juan Pablo Álvarez, quien además ha señalado que diciembre, a pesar de que será un mes más cálido de lo normal, registrará igualmente precipitaciones en toda la Comunidad, especialmente en las partes atlánticas y sur de la misma.

Los valores registrados de temperaturas medias en la temporada estival han sido de carácter "muy superior" a lo normal en la mayor parte de Castilla y León, por lo que la Aemet ha apuntado que no se registraba una sequía tan "intensa" desde 1971.

En junio, la temperatura media se situó 3,5 grados por encima de su promedio habitual y se calificó este mes como "extremadamente cálido", especialmente en Valladolid y Zamora, cuyas medias mensuales superaron los valores históricos. Asimismo, en el resto de observatorios de la comunidad se superó alguno de los valores medios del mes, excepto en los de Burgos y Soria.

Además, junio registró el valor más alto de temperatura media de mínimas y de temperatura media, debido a que se superó el valor de 2003 y el promedio de máximas fue únicamente una décima superior en 2004. Así, se superaron los 40 grados en el Tiétar, la franja oeste de Salamanca, el centro y sur de la comunidad y las temperaturas mínimas alcanzaron los -2 grados en las zonas de la cordillera cantábrica a principios de mes.

Por su parte, julio registró temperaturas más bajas y se ha definido como un mes "cálido" en general y únicamente en algunas zonas del este y del suroeste de la comunidad llegó al carácter "normal", mientras que en áreas de la mitad norte de León y Palencia fue "muy cálido", con una temperatura media que estuvo 1 grado por encima de su valor habitual.

El mes comenzó con cifras inferiores a lo normal, por lo que durante los primeros días las mínimas se mantuvieron estables y las máximas sufrieron un "importante" descenso, aunque aumentaron durante la segunda decena y alcanzaron los registros más altos, con un promedio de máximas de 31 grados centígrados.

El mes de agosto fue "cálido" en la mayor parte de Castilla y León, únicamente en el norte y algunas zonas de la meseta del centro y del suroeste se mantuvieron con carácter "normal" y se registró una temperatura 1 grado superior a su promedio, similar al mes de julio, con el que comparte también las "frecuentes" oscilaciones.

En la mayor parte de este periodo ha registrado temperaturas que se sitúan por encima de lo normal y destaca el episodio de temperaturas máximas entre los días 7 y 24 de junio. Asimismo, la media de todos los meses ha sido similar y se ha situado entre los 21,7 y los 21,9 grados.

Pocas lluvias

Durante este verano se ha registrado un promedio de 18 días de precipitación y largos periodos en los que fueron escasas o muy localizadas, algunas de ellas se dieron de manera intensa y, ocasionalmente, acompañadas de granizo.

En junio se registró una cifra de tormentas que alcanzó el doble de su promedio, por lo que el mes se calificó de "húmedo" en el este de la comunidad, "muy húmedo" en la provincia de Soria y "extremadamente húmedo" en algunas zonas específicas, especialmente en el norte.

En las provincias de Salamanca, Ávila, Valladolid, Oeste de Segovia, así como en el Suroeste de León y zona limítrofe de Zamora la valoración del mes es "seco" o "muy seco", debido a que no se superaron los 15 litros por metro cuadrado, una cifra que dejó un déficit en la región del diez por ciento.

Asimismo, el mes de julio fue "seco" o "muy seco" en el tercio norte y en el extremo oeste de Salamanca y en el cuadrante sureste fue "húmedo" o "muy húmedo" y "extremadamente húmedo" en algunas zonas de Ávila, Segovia y Soria. En la mayor parte de la comunidad no se alcanzaron los 15 litros por metro cuadrado, sin embargo, en el sureste la cifra alcanzó los 50 litros.

El número de días de precipitación media no llega a tres, pero el valor acumulado mensual fue el mayor para el mes de julio en algunas estaciones del sureste de la comunidad y el balance general dejó una precipitación en torno al 70 por ciento superior a la media.

En agosto, las precipitaciones se concentraron entre los días 26 y 30 y en las zonas del este y del sur, así como en la meseta del este de Zamora, el mes fue "húmedo" o "muy húmedo". En el centro de la provincia de Valladolid, el oeste y meseta de León u zonas de las Arribes del Duero, el mes fue "seco" o "muy seco".

El balance general recoge que las precipitaciones fueron un 35 por ciento superior a la media, con unos valores que se encuentran entre los 14 y los 39 litros por metro cuadrado.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información