Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

SALAMANCA

Salamanca cuenta con un laboratorio para investigar brotes epidemiológicos como el virus Zika

laboratorio_universidad_salamanca
Actualizado 16/10/2017 12:51:43
Redacción

En el Edificio I+D+i de la Universidad de Salamanca

El Edificio I+D+i de la Universidad de Salamanca alberga ya un laboratorio de alta contención biológica de nivel 3 (NCB3), que es "tremendamente seguro" y que tiene unas medidas de seguridad que permiten investigar brotes epidemiológicos como la gripe aviar, la fiebre amarilla, la fiebre hemorrágica Crimea-Congo o el virus Zika.

Estas instalaciones, en los sótanos del edificio, son fruto de un proyecto en el que la USAL lleva trabajando años y que, a partir de ahora, permitirá realizar experimentos, hasta ahora inalcanzables para la comunidad investigadora de la institución por carecer de unas dependencias de tal nivel de contención. E, incluso, permitirán la actividad simultanea dentro de hasta tres grupos diferentes.

Actualmente, hay unas 45 unidades de este tipo registradas en el país, pero esta es la primera de Castilla y León que está abierta tanto a la comunidad científica interna como a interesados de fuera en hacer frente a estos "patógenos muy peligrosos para la población", han explicado el vicerrector de Investigación y Transferencia de la USAL, Juan Manuel Corchado, la directora de Nucleus, Julia Almeida, el subdirector de Nucleus, Andrés García, y el director del laboratorio, Javier García.

Precisamente, Javier García ha apuntado que el miedo de la sociedad a albergar unas instalaciones de este tipo se debe a "desconocimiento", pues son "tremendamente seguras" y, para ello, disponen de sistemas duplicados, e incluso triplicados, para que todo trascurra con normalidad aunque haya algún tipo de fallo.

Por ejemplo, el laboratorio salmantino, de 170 metros cuadrados, cuenta con un sistema que evita la salida de aire o que se abran dos puertas al mismo tiempo, pues para acceder por una tiene que estar el resto cerrado, y no se podrá continuar hasta que la inicial esté absolutamente clausurada, ha indicado el responsable de la instalación.

En cuanto al tratamiento del ébola, Javier García ha indicado que no es posible actuar con ello en este laboratorio, pues es necesario uno de nivel 4, que precisa otras licencias y propuestas técnicas con las que no cuentan actualmente ninguna de las dependencias abiertas en el país.

La intervención total para este NCB3 es de 550.000 euros con cargo al Programa Innocampus de Excelencia Internacional del Ministerio de Ciencia e Investigación, cofinanciado con fondos Feder. Del total, 300.000 euros han sido para obra civil y el resto para instalaciones.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información