Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Canal de YouTube
Ávlared Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
Compartir:

CASTILLA Y LEóN

De Castilla y León al cielo

aeropuro_1
Actualizado 12/01/2018 12:14:44
Marta Marciel

La región mantiene activos cuatro aeropuertos, y mientras que Burgos y León ganaron en pasajeros en 2017, Valladolid y Salamanca bajaron su afluencia, aunque Villanubla lidera la Comunidad en número general.

Volar desde Castilla y León a algún punto de España o incluso del mundo era algo impensable hace unos años. Sin embargo, hoy en día existen cuatro aeropuertos activos en la Comunidad, en Valladolid, Burgos, León y Salamanca. Los destinos continúan siendo nacionales, desde que Villanubla perdió esa conexión internacional que permitía que desde Valladolid se saliera fuera de España. En 2017, el aeropuerto burgalés ganó un 26,7% de viajeros y el leonés consiguií un 21,6% más, mientras Valladolid y Salamanca perdieron pasajeros.

Números bajos para Salamanca y Valladolid

En concreto, de este número de pasajeros, 227.269 pasaron por el aeropuerto vallisoletano, registrando un número más bajo que en el año anterior. Sin embargo, desde los puntos leonés y burgalés se vieron incrementados tímidamente los viajeros en dicho período al contrario que en la capital del Pisuerga, en datos recogidos por AENA. En León, los pasajeros que cogieron un avión llegaron a 44.389 con una subida de un 23,8%, seguido de Salamanca, con 15.027 y únicamente 5.933 viajeros para Burgos.

En cuestión de operaciones de la red de AENA, el primer lugar de los aeropuertos castellanoleoneses es el de Salamanca, que acumula hasta noviembre de 2017 9.629 vuelos, con una subida de un 7,8%, al que sigue el de la capital del Pisuerga, con 4.847 con una subida del 14,1%. En cuanto al aeropuerto burgalés, el registro hasta el mes de noviembre es de 2.316 operaciones, que revelan un 39,8%.

Trayectos en temporada de primavera y verano

Las operaciones de vuelos no se verán recuperadas en los próximos meses debido a la eliminación de las rutas en verano, ya que la temporada de otoño-invierno durará hasta marzo de 2018. Las tres aerolíneas que trabajan con estos trayectos son Ryanair, Vueling y Air Nostrum, y únicamente ofrecerán desde Valladolid y León conexiones a Barcelona y Sevilla, dejando sin apenas trayectos a Burgos y Salamanca. Sin embargo, este verano sí se ha podido viajar a destinos como Lanzarote, Tenerife y Gran Canaria, así como Málaga, Menorca, Mallorca o Ibiza desde Castilla y León.

Precisamente la ruta a Sevilla es uno de los puntos que prometen más flujo de viajeros desde Valladolid de la mano de la compañía irlandesa Ryanair, que conecta el Pisuerga con el Guadalquivir desde el 29 de octubre. En el caso de la aerolínea Air Nostrum, ésta no volará hasta primavera en Valladolid, por lo que se reducen los viajes a Barcelona desde Villanubla. Habrá hasta cinco conexiones cada semana, que salen a las 13.30 horas cada lunes, miércoles y domingo, llegando una hora y veinte minutos después a la ciudad condal. Los viernes, los aviones saldrán a las 18.05 horas y los sábados será a las 12.00 horas cuando alcen el vuelo. El regreso de estos vuelos desde Barcelona despegará lunes, miércoles y domingos a las 11.35 horas, siendo los viernes a las 16.10 y los sábados a las 10.05. Todos los vuelos tienen una duración de una hora y veinte minutos tanto en una como en otra dirección, independientemente de la hora de salida prevista cada uno de los días.

Pérdida de viajeros en Villanubla a pesar del liderazgo

En cuanto al aeropuerto de León, la compañía Air Nostrum garantiza hasta el mes de junio de 2018 durante cada lunes, miércoles, jueves y domingo, la ruta al aeropuerto barcelonés de El Prat. En el caso de Burgos, ninguna aerolínea ha confirmado que se instalará en su aeropuerto para operar de manera regular. Únicamente serán los vuelos ‘charter’ los que tendrán lugar en el aeropuerto burgalés y las rutas que estén programadas por agencias de viajes. En el caso del aeropuerto salmantino se encuentra en la misma situación.

A pesar de la falta de confirmaciones por parte de compañías aéreas en Burgos y Salamanca, las cifras que han dañado más las estadísticas de Castilla y León son las de Valladolid. Las cifras del aeropuerto de Villanubla son las que más han acusado el descenso de pasajeros en la región a pesar de liderar la Comunidad, aunque se han visto los datos compensados con la recuperación de viajes en León o con destino la capital leonesa, así como en Burgos. Sin embargo, los datos son de los peores de la historia de los cuatro aeropuertos en la región, por lo que se espera una remontada en los siguientes meses.

En definitiva, con datos al cierre del año, los aeropuertos de Valladolid y Salamanca han perdido viajeros frente a los de León y Burgos que sí que han subido en el flujo de pasajeros en sus vuelos. No se alcanza la cifra de 300.000 viajeros que se alcanzó en 2013, cuando terminaron los vuelos internacionales desde la capital vallisoletana, incurriendo en una bajada considerable de los viajeros que salían desde la ciudad a destinos como Londres. En aquellas fechas, solamente en Villanubla se superaba el medio millón de viajeros, y todavía no había vuelos desde Villafría en Burgos. En cuestiones generales, los aeropuertos vallisoletano y salmantino han bajado frente a la subida de 26,7% en el punto burgalés y un 21,6% en León. De este modo, los aeropuertos castellanoleoneses cierran 2017 con un volumen similar al de 2016.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información