Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
"Hay que trabajar duro para que se cumpla la ley de accesibilidad"

"Hay que trabajar duro para que se cumpla la ley de accesibilidad"

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 15/02/2018 11:12
Juan Giles

Julio Herrero_ Director General Aspaym Castilla y León

Acaba de terminar el año del 25 aniversario de ASPAYM, ¿Qué ha supuesto esta celebración para la Asociación?

Hemos tenido un año lleno de actividades que han enmarcado la celebración de nuestro primer cuarto de siglo y hemos tenido la suerte de estar acompañados por todas aquellas personas y entidades que nos han ayudado a llegar hasta donde estamos ahora.

Durante estos 25 años hemos conseguido posicionarnos como entidad que ayuda a las personas con discapacidad en Castilla y León y hemos crecido hasta alcanzar más de 2.000 socios y más de 200 trabajadores en cinco delegaciones de la comunidad. Cumplir años en estas condiciones supone también un impulso para seguir trabajando con la misma fuerza e ilusión durante muchos años más.

Para los que aún no lo conocen o han oído hablar poco de ella ¿Qué aporta Aspaym a la Comunidad?

ASPAYM es una asociación que lleva 25 años trabajando en Castilla y León por mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y que cuenta con diferentes programas para hacerlo desde todos los ámbitos posibles: la rehabilitación e investigación, la asistencia residencia, la inserción laboral, el asesoramiento sobre accesibilidad, productos de apoyo, juventud…

Pero además ASPAYM está abierta a todas aquellas personas que lo necesiten, tengan o no una discapacidad física. Por ejemplo, nuestros centros de fisioterapia pueden ser utilizados por cualquier persona, aunque no cuente con un grado de discapacidad, algo especialmente importante para trabajar la prevención (una de las nuevas líneas de trabajo de la entidad). Además, contamos con diferentes iniciativas como nuestro programa de voluntariado, ASPAYM Juventud o FISIOMER, un nuevo proyecto que lleva la fisioterapia al medio rural.

¿De qué es de lo que más orgulloso está de todo este tiempo?

Durante estos 25 años hemos conseguido posicionarnos en la comunidad como una entidad referente en temas de discapacidad y abarcamos un amplio abanico de programas y servicios que hace sentirme muy contento y orgulloso de nuestro trabajo.

Pero lo que me hace especialmente estar orgulloso de ASPAYM es la implicación de todas las personas que forman parte de nuestra asociación (socios, empleados, pacientes, residentes…) y ese sentimiento de familia y unidad que nos empuja a seguir trabajando para llegar a más gente y crecer cada día un poquito más.

¿Y algo de lo que se arrepienta o que le hubiera gustado hacer y no pudo?

Por supuesto tenemos mucho que mejorar y en lo que seguir trabajando, pero pienso que no sirve de nada mirar al pasado y pensar en lo que pudo ser y no fue, y hay que mirar al futuro y seguir trabajando con la fuerza e ilusión del primer día.

¿Qué balance hace de los primeros años de Ictia?

El balance de Ictia desde su nacimiento en 2013 es muy positivo. Una de sus características fundamentales, y por la que hemos trabajado durante estos años, es la rehabilitación integral del paciente a través de tratamientos de neuropsicología, terapia ocupacional, logopedia, fisioterapia o prevención. Creo que estos servicios y la lucha por conseguir una rehabilitación lo más completa posible han ayudado a posicionar el centro como referente dentro de la comunidad.

¿Que aportan a la Asociación proyectos como El Bosque de los Sueños, Javacoya o Mondas y Lirondas?

Como os he comentado antes, ASPAYM pretende ser una entidad que esté abierta a la gente lo máximo posible, a personas con y sin discapacidad, con el fin de buscar la mayor inclusión posible.

Estos proyectos nos ayudan a conseguir ese objetivo. Por ejemplo, el Bosque de los Sueños es una muestra clara de esa lucha por la inclusión, con la celebración durante el verano del Campamento ASPAYM en el que podemos ver a niños, con y sin discapacidad, disfrutando juntos.

Javacoya, la empresa que tenemos de desarrollo web y social media, lleva casi 5 años promoviendo la accesibilidad web y la importancia que ésta tiene para que los mensajes puedan llegar a todas las personas, independientemente de su situación. Sin embargo, en este campo queda mucho por hacer y muchas instituciones, organismos y empresas por concienciar, pero nosotros seguimos trabajamos y creyendo en ello.

A nivel económico, ¿Ha echado en falta el apoyo de las instituciones en este tiempo?

El apoyo de las instituciones es muy necesario y un mayor apoyo siempre va a ser bien recibido, obviamente. Pero desde ASPAYM hasta el momento sí nos hemos sentido apoyados por las instituciones, durante 2017 hemos firmado diferentes convenios de colaboración y donaciones de entidades que nos ayudan a seguir trabajando en nuestros programas.

¿A día de hoy se puede decir que Castilla y León es una comunidad “accesible”? ¿Qué habría que mejorar?

Todavía queda muchísimo trabajo por hacer en temas de accesibilidad, en Castilla y León y en el resto de comunidades. El pasado 4 de diciembre de 2017 se cumplió la fecha límite que establece la Ley por la que todos los servicios y edificios públicos debían ser accesibles, pero estamos lejos de alcanzar ese objetivo. Este 2018 trabajaremos muy fuerte como asociación para que la ley se cumpla.

Para mejorar deberíamos tener una mayor implicación desde las instituciones públicas así como una mayor concienciación general de la sociedad de la importancia de la accesibilidad. Desde ASPAYM trabajamos en este aspecto desde nuestro Centro de Asesoramiento sobre Accesibilidad y Productos de Apoyo (CASA), que orienta y asesora a todo el que lo necesite.

Por último, ¿Qué retos tiene ASPAYM para 2018?

Hemos comenzado en 2018 con la vista puesta en nuevos retos y proyectos que nos generan muchísima ilusión.

En este año 25 + 1 como nosotros lo denominamos, queremos ampliar nuestros servicios al mundo rural, para que las personas que viven alejadas de los núcleos urbanos puedan beneficiarse de nuestros tres ejes principales: Prevención-Rehabilitación, Formación-Empleo y Accesibilidad-Diseño Universal. En este sentido, hemos puesto en marcha FISIOMER, un proyecto para llevar la fisioterapia en el mundo rural y que actualmente ya cuenta con sedes operativas en Sahagún y Paredes de Nava y muy pronto abrirá una nueva en Villadiego.

Además, entre nuestros objetivos para 2018, también queremos trabajar por mejorar la prevención y tratar de evitar, en el mayor grado posible, situaciones de dependencia. Por último, como ya os he comentado anteriormente, la accesibilidad también es una prioridad para este nuevo año.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información