Ávila Noticias Noticias de Burgos El Espejo de León Carrión Aquí en Salamanca Noticias Segovia SoriaNoticias Pisuerga Noticias El día de Zamora
El Periodico de Castila y León - Diario digital de Castilla y León
La Semana Santa de Palencia, entre la "borriquilla" y el Rompimiento del Velo

La Semana Santa de Palencia, entre la "borriquilla" y el Rompimiento del Velo

ESPECIALES
Actualizado 16/03/2018 09:47
Juan Giles

Durante diez días la capital palentina vivirá por y para una fiesta marcada en el calendario de muchos cofrades

Sin lugar a dudas Palencia es una de las ciudades, no sólo de Castilla y León sino de toda España, dónde con más devoción y pasión se van a vivir estos días de Semana Santa. Siguiendo el tono solemne que caracteriza a la mayoría de las procesiones de la Comunidad, la capital palentina llenará de tambores, cofrades y pasos sus calles más céntricas. Serán diez días en los que la mayoría de los palentinos vivirán por y para la Semana Santa.

Al igual que en otros sitios como Ávila, la primera procesión llegará el Viernes de Dolores, día en el que la Procesión de la Sentencia partirá desde la catedral para conmemorar el momento en el que Poncio Pilato condenaba a Jesucristo. Un día más tarde, sábado 24 de marzo, será el turno de la Procesión de Piedad y Reconciliación, en la que la iglesia de San Francisco acogerá el acto de reconciliación.

El Domingo de Ramos, tras la tradicional misa, se rememorará la entrada de Jesús en Jerusalén, con la tradicional “borriquilla”, sin duda uno de los momentos más emblemáticos de la Semana Santa palentina. Por la tarde, el turno será para la Procesión del Santo Dolor que tendrá salida y llegada en la Plaza San Pablo, aunque con ascensión incluida al Cristo del Otero.

La Procesión de Las Cinco Llagas, del Lunes Santo y la del Prendimiento, del Martes Santo, servirán para mantener viva la pasión antes de la llegada de los días claves de la fiesta. En la noche del martes al miércoles tendrá lugar la tradicional “Llamada de Hermanos”, que servirá de preámbulo para la celebración de La Procesión del Santo Vía Crucis, que acaba en la Plaza Mayor de la ciudad. Mención especial para este día merece la Procesión de Luz y Tinieblas, que sirve de homenaje para los cofrades difuntos.

La presencia de pasos e imágenes por la ciudad se incrementa notablemente el Jueves Santo, día que arranca con la Procesión de la Quinta Angustia. Tras ella, vendrá de nuevo la “Llamada de Hermanos” y la Procesión del Indulto. Todo ellos, sin que se haya pasado del mediodía. La tarde está reservada para la celebración de la Procesión del Huerto, que recorrerá las calles de la ciudad, desde la iglesia de la Veracruz.

La madrugada del Viernes Santo tendrá lugar la Procesión del Silencio y Penitencia, una marcha en la que se mezcla el respeto del público presente con la luminosidad de las velas que alumbran el camino. A lo largo de la mañana se sucederán las muestras religiosas, primero con la Procesión de los Paso y posteriormente con El Sermón de las Siete Palabras. Todo ello, para acabar la jornada con una de las marchas más importantes de todo el programa, sino la que más, la Procesión del Entierro.

La Procesión del Dolor o la de La Soledad de la Virgen servirán, el Sábado Santo, como preámbulo al gran día, al Domingo de Resurrección en el que la Procesión del Rompimiento del Velo acaparará el protagonismo.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información